3er principio de Reiki - Sólo por hoy se agradecido

Según muchos maestros y sabios expresar la gratitud es lo más difícil  de hacer y pronunciar palabras de gratitud nos cuesta mucho pronunciar, si lo pensamos es cierto, damos por sentado que es lo que la otra persona debe hacer por eso no agradecemos, cuando somos capaces de hacerlo enriquecemos nuestra alma y nos llenamos de una sensación de bienestar compartida sin igual.

Es difícil agradecer todo lo que nos brinda nuestra vida en su totalidad, creemos que no tenemos nada que agradecer y es todo lo contrario, la vida es un regalo que cómo en el párrafo anterior comentábamos hay cosas que damos por obvias y que no debemos agradecer porque es algo que es casi obligatorio que nos den. Las cosas más obvias y sencillas son las que menos valoramos. Cuando nos damos cuenta del este valor o de su agradecimiento es cuando las perdemos.  La vida, la familia, los amigos, lo que tenemos, lo que nos dan, lo que damos, no reparamos en ello hasta que lo dejamos de tener. Todo merece agradecimiento continuo.

El valor o significado de las cosas no está en las cosas en sí, sino en la actitud que mostramos en relación a ellas.

Por ejemplo en los tiempos que corren quejarse por trabajar es una gran equivocación lo correcto sería estar agradecido cada día. Quejarnos de nuestra familia cuando otros no tienen ese bien tan preciado, quejarnos de las labores de edad cuando otros ni tienen hogar. Quejarnos de la vida cuando otros no disfrutan de ella cuando depende de cada uno sobreponernos a todo. Quejarnos de la lluvia con lo que limpia el ambiente y nutre nuestros campos. En vez de quejarnos deberíamos estar agradecidos, por que cuando nos faltan estas cosas es cuando las valoramos.

Un principio de la ley de la atracción es el agradecimiento, estar en permanente estado de gratitud y sentirse agradecido no sólo por lo que recibimos, sino por lo que somos y conocemos, comenzamos a atraer magnéticamente la abundancia y no nos faltará de nada. En este estado recuperamos lo que debería ser nuestra actitud natural.  Es el inicio para convertir nuestra vida en una constante cosecha de abundancia y felicidad.

No confundir el deseo con la gratitud, pedir demuestra una deficiencia o una carencia, si nos obsesionamos con lo que nos falta continuaremos con ella, atraeremos dicha falta y no saldremos de ella.

Agradecer por anticipado sobre nuestras creencias es reconocer la existencia de nuestros deseos, de tal forma la oración correcta debería ser de gratitud nunca de súplica.  Deberíamos agradecer lo que nos ha pasado, lo que nos pasa y lo que vendrá, entendiendo que todo es un regalo altruista hacia nosotros, esto nos hará libres y felices.

Con el Reiki dejas de pedir, comienzas a agradecer y compruebas que todo empieza a cambiar observando cambios positivos en nuestra vida.

Otra cosa que olvidamos y no somos capaces de entender es esa ayuda gratuita que nos hacen nuestros enemigos o críticos, muchas veces nos hacen ser conscientes de defectos y verdades ocultas haciéndonos conscientes de lo que necesitamos corregir o mejorar, deberíamos agradecerles esta ayuda tan útil para nosotros, aprender de esas cualidades, críticas y defectos negativos para aprender de ellos y  tratar de no te producirlos con nuestros semejantes. Perdonar y agradecer nos enriquece, nos limpia y crea en nosotros una sensación de paz, ¿acaso no nos sentimos mejor cuando agradecemos algo o cuando perdonamos? Todos hemos experimentado esto.

¿Por qué no hacerlo más a menudo si nos sentimos tan bien? Pongamos manos a la obra y seamos agradecidos.

Gracias por leer estos artículos y por estar ahí.

Daniel Sancho Sanz

Artículo publicado por Daniel Sancho Sanz el 25 Septiembre 2011. Última modificación el 8 Enero 2014.