El arte del Chequeo Emocional

¿Qué pasa cuando una persona llega a una consulta y no habla con sinceridad o no pone sobre la mesa toda la información relevante, o cuando no se tienen en cuenta las “intenciones” en los relatos y nos “hecha cortinas de humo“ desviando nuestro interés?

Parte de mi trabajo como terapeuta emocional consiste en eso, en ir poco a poco, desligando que, información es relevante, y cual es “carnaza“ para que yo caiga, y no preste atención, en lo que realmente es el conflicto emocional en el que céntrame.

Con toda esta información comienzo a trabajar en todas las ventajas y desventajas que tengo siempre como opción.

Pero una gran parte de la información original, que me llega de una forma oral, normalmente esta, distorsionada o no era cierta. Muy pocas personas, son capaces de desnudarse emocionalmente en una primera sesión, por eso siempre hay que dejar trabajar desde el principio, a la intuición, mirar más atrás de los ojos físicos de esa persona, su lenguaje de expresión corporal y sobre todo entender, que está escondiendo su máscara emocional. Al final como es de suponer aparece como siempre  que mis supuestos están armados sobre los comentarios y experiencias de otros autores, y tengo que centrarme una vez más en mis propias experiencias, si quiero realmente entender que le ocurre a esa persona.

Cada sesión es una lección. Muchas comenzamos a trabajar sobre información que no hemos chequeado y seguimos adelante convencidos de que estamos utilizando la mejor técnica o la mejor terapia. Si en esa comunicación energética no hemos sido capaces de descodificar ”las malas o buenas“ intenciones del clientes que tenemos delante es muy posible que toda la información que nos llega al final este desvirtuada.

Por eso, saber chequear es toda una destreza, que solo se desarrolla, con el tiempo, la intuición, la sensibilidad.

Es una forma sencilla, pero por mucho que busque en libros, internet, cursos, talleres, es sobre todo un don con que se nace, y se desarrolla.

Ya que este chequeo puede ser algo muy eficiente como lo contrario, muy ineficaz y poner en riesgo la salud y el bienestar emocional de nuestros clientes.

Autor: Juankar Garcia
Terapeuta Emocional
El Masajemocional © copyright 2012

Artículo publicado por el 14 Marzo 2012. Última modificación el 15 Marzo 2012.
Este artículo ha recibido 3023 visitas. 4.7 en 10 votos.