¿Deseas que mejore tu vida?, ¿Deseas que mejoren tus relaciones?

La terapia ambiental. La influencia del hábitat en nuestras vidasTu casa y el lugar donde trabajas, hablan de ti. A través de esta información, podemos liberarnos de todo lo que nos apremia e impide mejorar nuestra calidad de vida.

Descubrir y desvelar todo el intríngulis que hay encerrado en cualquier espacio habitado, es toda una aventura. La Terapia Ambiental nos invita a realizar un recorrido por toda la estructura energético-ambiental que es el sustento de nuestra casa y por tanto, de la vida que hemos trazado bajo esos parámetros simbólicos.

¿Ud. Podría imaginar alguna vez que su casa, su lugar de trabajo o su empresa, tienen alma o vida propia?

En estos tiempos de estrés, alteración ambiental y desequilibrio personal, en este cajón desastre que es nuestra existencia, el alma de la casa, también se encuentra imbuida de todo este arsenal, porque parte de ella, está repleta de nuestras propias dolencias, miedos, intereses o egoísmo.

Adentrarnos en dicha información, nos permite liberarnos de un gran peso, bajo el cuál, estamos viviendo día a día, impidiéndonos obtener grandes beneficios.

A veces, queremos arreglar las cosas desde afuera, pero lo que realmente produce un cambio en la manifestación física, es la previa transformación en el campo energético, ofreciéndonos una modificación plausible en la realidad personal o cotidiana.

Una forma de encontrarnos mejor y de que las cosas comiencen a cambiar en nuestra vida, es empezando a limpiar todos los elementos dañinos que conforman el alma del lugar donde vivimos, porque en parte, está conformado de nuestros propios residuos mentales y emocionales.

¿Deseas adentrarte en el mundo mágico que abastece la memoria colectiva del lugar en el que se vive?

Cualquier lugar habitado está constituido por un campo áurico que lo envuelve energéticamente, quedando así, impregnado de toda la información que ha ido aconteciendo en ese lugar, ya que no somos ajenos a nuestro continuo fluir de pensamientos y sentimientos diarios, con lo que a través del tiempo, queda conformada una huella.

No es fácil detectarlo, ya que estamos  sometidos a una constante interacción con el medio y también con las personas que nos rodean, por lo que no sabemos sesgar qué cosas son netamente del lugar y cuáles son las que yo proyecto. En este intercambio nos encontramos totalmente vulnerables, ya que funciona a nivel energético y sus mensajes también llegan a nuestra mente de forma subliminal.

La Terapia Ambientales una técnica de reestructuración energético-ambiental, de esta manera, abrimos una puerta dimensional que nos da acceso a modificar las cosas, ya que nos manejaremos desde parámetros cuya resonancia energética, nos permite sesgar el hilo conductor que hasta ahora, nos conducía como un carruaje tirado por caballos salvajes.  ¡Pruébala!

Antea (Marien Carrión) 
Terapeuta del Hábitat

Artículo publicado por el 6 Septiembre 2012. Última modificación el 7 Enero 2014.
Este artículo ha recibido 1707 visitas.