Auriculoterapia Escuela Europea

Auricultoterapia según escuela europeaLa auriculoterapia, por mucho que algunos se empeñen en intentarlo, no la inventa la medicina tradicional china, su origen como tal es en Francia, en el siglo pasado gracias al Dr. Paúl Nogier, que si que había estudiado MTC, pero que hasta ese momento, la escuela china, no la había considerado.

Tanto es así, que se menciona de pasada en algún capitulo, del Ling Shu, el Canon de MTC del Emperador Amarillo, refiriéndose a algún punto en concreto, pero no como sistema independiente y autónomo, sino como complementario de la MTC.

Es conocido desde la época de Homero, que en algunos barcos, se cauterizaba un punto de la oreja a algunos marineros, para eliminarles el dolor de espalda como consecuencia de un sobre esfuerzo, hoy día sabemos que dicho punto de cauterización, esta ubicado en el centro de la raíz inferior del antehelix, y que se corresponde con el punto usado para tratar la Neuralgia Ciática.

Como consecuencia de todo lo que supuso la investigación de Nogier en Francia, las escuelas chinas se pusieron en marcha y sacaron un sistema completo, diferente del de Nogier, la consecuencia es que tuvo que intervenir la OMS y a raíz de ello se llego al acuerdo de 80 puntos, nada mas.

La descripción de los métodos empleados en Europa, con técnicas bastante avanzadas, mediante la investigación en un departamento propio, en la Universidad de Berkeley, California, hizo que la auriculoterapia “moderna”, avanzara hasta el punto de un sistema autónomo y no complementario de la acupuntura.

Desarrollándolo un poco, podremos ver las bases del mismo.

En el diagrama anterior, podemos ver el esquema y la nomenclatura adoptada en el sistema europeo para denominar las distintas partes del pabellón auricular.

A partir de aquí empezamos a sentar las diferencias y la especialización de este método.

En primer lugar definimos la pertenencia de cada una de las zonas a las distintas Fases del método, quedando estas de la siguiente forma.

  • ­Territorio I – lo forman el antehelix, el antitrago, y las áreas adyacentes al antehelix como la fosa triangular, la fosa escafoidea y el helix.
  • Territorio II – Lo forma la concha, incluida concha superior, concha inferior, cresta de la concha y pared de la concha.
  • Territorio III – Formado por, la parte inferior de la cola del helix, la cisura intertragica, el lóbulo y el trago.

A su vez:

  • Tejido mesodermico de la Fase I, esta representado en el territorio I, el tejido mesodermico de la Fase II, en el territorio II, y tejido mesodermico de la Fase III en el territorio III.
  • Tejido endodermico de la Fase I, en el territorio II, tejido endodermico Fase II en el territorio III, y tejido endodermico Fase III en el territorio I.
  • Tejido ectodérmico Fase I territorio III, tejido ectodérmico Fase II territorio I y el tejido ectodérmico de la Fase III se correspondería con el territorio III.

Que utilidad tiene esto.

Fases de la auriculoterapiaBien, después de arduas investigaciones se llego a las siguientes aseveraciones:

  1. La fase I, se corresponde con síndromes agudos, o en un estado prematuro o agresivo.
  2. La fase II, se corresponde a síndromes crónicos, o de largo desarrollo en el tiempo.
  3. La fase III, es útil en el caso en los que la persona tratada no responda a la actuación sobre la fase II, es decir síndromes crónicos que no responden al tratamiento.

Esto como es evidente plantea dos problemas, el primero es que un mismo punto puede servir para las tres fases, y el otro es que dependiendo de la fase el mismo punto a tratar puede estar situado en 3 lugares diferentes, por supuesto, esto no quiere decir nada en función de la variación lógica de una persona a otra en función del tipo de pabellón, ni la variación que se produce a lo largo del día.

Como podemos comprobar en los gráficos, la variación de los puntos es importante, y ademas no coincide en ningún caso, con la distribución empleada en la MTC.

Punto auriculopuntura Shen-menComo ejemplo contrario, tendremos el Shenem, ubicado en las 3 fases en la fosa triangular.

Esto plantea una mayor dificultad, inherente a la diagnosis de la situación exacta, siendo ademas necesario, antes de llegar a este paso, la determinación de la lateralidad del individuo, principalmente, o mas concretamente la determinación de los errores de lateralidad.

Debemos determinar mediante los test adecuados, si el individuo es diestro o zurdo, para evitar caer en el error, debido a que algunas personas son corregidas en la infancia para evitar que actúen como zurdos y corrigiéndolos acaban usando la mano derecha, aunque sigan siendo zurdos, para esto esta el test, y para determinar si el individuo es homolateral, o bilateral.

Es de suma importancia, ya que en el 90% de los casos, los puntos dolorosos reactivos del pabellón auricular responden a una situación de homolateralidad, es decir el punto reactivo se encuentra en el mismo lado en donde se detecta la dolencia.

Esto también es útil, debido a que en caso de detectar un error o variación en la lateralidad, sabremos que la persona es mas sensible, tanto a la acupuntura como a los tratamientos con la medicina convencional.

Con todo esto llegamos a la detección de los puntos, que si queremos hacerlo de manera correcta, deberá ser mediante un electro detecto/estimulador, ¿por que?, pues porque puntos reactivos eléctricamente no tienen porque resultar dolorosos a la presión, evidentemente si presionamos mas fuerte causaremos dolor, pero esto al final se convertirá en un método bastante subjetivo de detección, por no decir erróneo.

Una vez detectados correctamente los puntos, comenzaremos el tratamiento mediante, el procedimiento que determinemos, auriculopresión, agujas, o electroestimulación, emplear imanes o semillas es dada mi experiencia personal, un método bastante errático en cuanto a los resultados obtenidos.

En primer lugar iniciaremos el tratamiento de la persona a tratar haciéndolo homolateralmente, en caso de que el síndrome afecte a todo el cuerpo, es recomendable utilizar el pabellón reflejo posteriormente, en caso de emplear electroestimulación, deberemos hacerlo adecuando las frecuencias de estimulación a la zona tratada:

  • 2,5 Hz para el Subtrago.
  • 5 Hz para la Concha.
  • 10 Hz para el Antehelix, el Helix superior y el Antitrago.
  • 20 Hz para la Cisura Intertragica y el Trago.
  • 40 Hz para la Cola del Helix.
  • 80 Hz para la zona periférica del Lóbulo.
  • 160 Hz para la zona media del Lóbulo.

Así mismo hemos de tener en cuenta el tipo de tejido que estamos tratando:

  • 5 Hz para síndromes viscerales.
  • 10 Hz para trastornos musculoesqueleticos.
  • 40 Hz para neuralgias.
  • 80 Hz para disfunciones subcorticales.
  • 160 Hz para disfunciones cerebrales.

En el caso de agujas es necesario tener en cuenta que no es necesaria la inserción hasta el cartílago, es solo la piel lo que estamos tratando.

Como vemos la auriculoterapia Europea, esta muy avanzada, bastante mas de lo que la considera la MTC.

JA Aguilar - NTerapia

Artículo publicado el 13 Septiembre 2012. Última modificación el 7 Enero 2014. Valoraciones: 5.0 de 5 en 4 votos.