A propósito de "El secreto"

Enfrentarse a los miedosEn mis terapias me encuentro en frecuentes ocasiones que los pacientes me dicen: "esto me da miedo, pero pienso que no va a suceder y me intento convencer de ello, porque si lo pienso lo atraeré y me sucederá". Mi respuesta es: ¿por qué crees eso?. Porque lo he leído en "El secreto" o en "La ley de la atracción". Y así resulta QUE ESTAS PERSONAS NO SE ATREVEN A PENSAR LO QUE REALMENTE ESTÁN PENSANDO NI A SENTIR LO QUE REALMENTE ESTAN SINTIENDO y que hacen un esfuerzo tremendo por autoengañarse y negar sus verdaderos pensamientos y sentimientos. Desean convencerse de que piensan o sienten aquello que desean atraer e intentan esconder a toda costa lo que piensan y sienten en realidad.

Pues bien, las consecuencias de esta estrategia son absolutamente negativas, ¿por qué?.

En primer lugar, porque uno atrae lo que DE VERDAD piensa o siente, no lo que de manera forzada se obliga a pensar o sentir. Por ejemplo: si yo tengo una grabación interna inconsciente de que atraer riqueza me hace ser mala persona porque el dinero envilece, por mucho que piense durante todo el dia "yo atraigo riqueza" lo que voy a atraer es pobreza, porque tengo una grabación prioritaria que es "yo quiero ser buena persona,si gano mucho dinero dejaré de serlo".

El intentar forzar pensamientos falsos a lo que lleva es a un conflicto interno contínuo con el consiguiente desgaste enegía. Lo único que conseguiré será sentirme agotada y decepcionada porque nunca consigo aquello que pretendo.

En segundo lugar, porque hay una condición sine quanon para conseguir el equilibrio emocional: la sinceridad. Yo solo puedo resolver mis conflictos y mis miedos si tengo el valor de mirarlos a la cara y reconocerlos exactamente como son; entonces, después de haberlos aceptado, puedo enfrentarlos y resolverlos.Eso es lo que proporciona la coherencia interna y, por tanto, la paz y la salud mental y física.

De hecho, el valor de una terapia consiste en ayudar a la persona a conseguir el grado máximo de sinceridad consigo misma, poniendo luz sobre todos los puntos oscuros que contiene. A partir de ahí, y colocando siempre el ingrediente fundamental de AMOR POR SI MISMA, se consigue suprimir, transformar y mejorar todo lo que ella se proponga.

El motor del cambio es la intención, y el límite el infinito..., siempre que seas sincero contigo mismo.

Artículo publicado por Olga Valencia Nuñez el 22 Enero 2013. Última modificación el 23 Diciembre 2013.