El origen de la enfermedad

Por Ana Badía

El origen de la enfermedadEspiritual, Emocional, Mental, Físico.

Estos son los cuerpos que nos envuelven.

Hay diferentes teorías para que la enfermedad ocurra. La que más sentido tiene para mí es la holística, la que dice que para enfermarnos primero se tiene que enfermar el cuerpo espiritual, luego el emocional y así sucesivamente hasta el físico.

El primero incide en los demás y así sucesivamente y el último no incide en ninguno, sólo en sí mismo.

La pregunta que yo me hago es la siguiente:

¿Qué mecanismo o mecanismos hacen que el cuerpo espiritual se vea afectado o se cree una fisura en el mismo para que después afecte a todos los demás? ¿Cuál es el detonante para que el cuerpo espiritual se vea “enfermo”?.

Por un lado me cabe pensar que para que la enfermedad se produzca a nivel físico, el origen en el cuerpo espiritual sea kármico.

Por otro lado, también me cabe pensar que el cuerpo emocional incide directamente tanto arriba como abajo, es decir, incide en el cuerpo espiritual y en el cuerpo mental con lo cual tendríamos doble efecto en el mismo espacio de tiempo. Porque, si el cuerpo emocional, que ni piensa ni rige, se ve atacado, lógicamente generará una fisura de enfermedad o un bloqueo que incidirá a su vez en el cuerpo físico.

Diferentes autores comentan que el origen de la enfermedad es emocional porque cada órgano corresponde a una emoción. (holísticamente hablando) pero para que la emoción esté alojada de forma maligna en un órgano el cuerpo emocional debe estar afectado también.

A mi forma de ver, nos encontramos con un nudo de origen emocional pero que en este momento no encuentro el origen espiritual.

Si diéramos la vuelta a este asunto, es decir, si lo contempláramos desde el punto de vista de la felicidad o desde el equilibrio quizá lo pudiéramos ver de otra forma.

Imaginemos por un momento que estamos frente a una persona en calma, que se la ve feliz y que físicamente está sana. ¿Qué es lo que estamos viendo? Seguramente podriamos pensar que su cuerpo espiritual está en calma y equilibrado, su cuerpo emocional está alegre, su cuerpo mental está neutro y su cuerpo físico está sano.

Pero ¿cuáles son los parámetros para que el cuerpo espiritual esté en calma y equilibrado? ¿o se me escapa algo?

Siempre tendemos a mirar las cosas que tenemos más cerca como es en este caso nuestro cuerpo físico, pero ¿en qué cantidad inciden los demás cuerpos?

Ana Badía

Artículo publicado por Ana Badía el 23 Enero 2013. Última modificación el 24 Diciembre 2013.