A propósito de "El secreto" (2ª parte)

El poder creativo de los pensamientosQuisiera aclarar algunos matices sobre la "ley de la atracción" y sobre el poder creativo de los pensamientos (en respuesta a un comentario sobre el artículo anterior):

Todos tenemos experiencias en que todo eso ha funcionado perfectamente; por ejemplo, imaginamos nuestra casa ideal, nuestro trabajo ideal, nuestra pareja ideal...tenemos clarísimo lo que queremos, incluso podemos anotarlo en una hoja para darle más fuerza y, simplemente...esperamos; muchas veces he visto cómo a mí misma y a otras personas nos caía del cielo eso que habíamos creado en nuestro interior, casi sin mover un dedo y en ocasiones de la forma más insospechada posible. Realmente, a veces parece un milagro...

Pero también es igual de cierto que, otras veces, realizando el mismo proceso creativo, o poniéndonos en una frecuencia positiva de pensamiento, lo que nos llega no es lo que queríamos. ¿Por qué unas veces funciona y otras no?.

En el primer caso, existe una coherencia interna del 100% entre nuestro conciente y nuestro inconsciente. En el segundo no.

Por ejemplo, supongamos una persona que durante toda su infancia ha recibido de sus padres el mensaje de "todo lo haces mal", "eres inútil", "no te quiero, porque nunca haces las cosas bien, como a mí me gusta"...De mayor muy posiblemente le resultará difícil tener éxito en sus proyectos a pesar de poner todo el empeño en ello; supongamos también que esta persona decide hacer un proceso de búsqueda interna para resolver sus problemas con el éxito y rápidamente se da cuenta de cómo le están influyendo esas programaciones recibidas en la infancia. Conscientemente decide cambiarlas y decirse afirmaciones tales como "soy maravillosa, decido tener éxito", pero posiblemente las cosas van a seguir saliéndole mal...¿Donde está la clave?.

En que debajo de una programación de ese tipo hay SENTIMIENTOS tanto hacía sí misma como hacia las personas que se los provocaron (de dolor, de rabia, de tristeza, de miedo a no ser querido...) y esos sentimientos dejan enganchada a esa persona a su programación;

Si quiere desprenderse de ella primero tendrá que enfrentarse a ellos y encontrar la manera de disolverlos, pero disolverlos de verdad, a nivel energético, no sólo mental. Después de eso sí que tiene la libertad para BORRAR la antigua programación y CREAR la que más le guste.

Entonces sí funciona y realmente esa persona tendrá el control de su vida en su poder...

Artículo publicado por el 24 Enero 2013. Última modificación el 13 Abril 2015.
Este artículo ha recibido 1944 visitas.