¿Qué es la Felicidad?

¿Qué es la felicidad?Seguro que te has preguntado muchas veces qué es exactamente la felicidad. Y lo que aún es más importante: ¿cómo se obtiene? ¿Qué se puede hacer para ser feliz? Es una pregunta muy razonable; al fin y al cabo, todos queremos ser felices.

Desafortunadamente, tendemos a creer que la felicidad es un fenómeno caprichoso e inestable que viene cuando quiere, y que está fuera de nuestro control. Estamos convencidos de que es imposible ser feliz el 100% del tiempo, y de que lo único que podemos hacer es intentar tener algunos breves momentos de felicidad de vez en cuando.

Digo “desafortunadamente”, porque esta creencia es precisamente la que nos impide una felicidad mayor de la que disfrutamos actualmente. Mientras creas que no puedes ser completamente feliz, evidentemente no lo serás.

La felicidad existe

Lo primero que tienes que tener claro si quieres ser feliz, es que la felicidad existe. Y no solo esto, sino que puedes acceder a ella siempre que lo desees.

Estoy seguro de que te has sentido feliz bastantes veces; o como mínimo, unas pocas. ¿Y si has experimentado la felicidad en algún momento, qué te impide hacerlo siempre? ¿Crees que hay alguna especie de limitación cósmica que regula el tiempo máximo que una persona puede ser feliz? ¿Crees que en algún lugar del universo está escrito que no puedes ser feliz más de 10 horas al mes, por ejemplo? Seguro que no.

La felicidad es la otra cara del amor

Tú puedes ser feliz todo el tiempo que quieras por un motivo muy sencillo: tu felicidad no depende de ningún factor externo, depende exclusivamente de ti. La felicidad no es un fenómeno que te visita de vez en función de factores ajenos a ti, es simplemente la otra cara de tu propio amor.

Porque el amor tiene dos caras. Cuando observas lo que hay en tu interior, y te fijas en las cosas que amas, ves a tu amor directamente; ves una de sus caras. Pero cuando lo expresas, y haces que salga al exterior a través de tus actos, lo ves desde otro punto de vista. Es el mismo amor, pero ya no está dentro de ti, sino fuera, y este hecho te permite verlo desde otra óptica. Esto es lo que llamas felicidad. La felicidad es lo que sientes cuando ves que tu amor sale al exterior y brilla en todo su esplendor.

Así pues, tu felicidad depende únicamente de tu capacidad de expresar amor. Y esto te da un control total sobre ella, porque nadie te puede impedir que lo hagas. En cualquier circunstancia, tú siempre tienes la capacidad de amar y expresar tu amor. Siempre.

Artículo publicado por Jan Anguita el 8 Marzo 2013. Última modificación el 1 Diciembre 2013. Valoraciones: 5.0 de 5 en 4 votos.