La Haloterapia: una nueva terapia llega a España, la Terapia con Sal

HaloterapiaLa Haloterapia es una terapia de origen milenario que comenzó en la antigua Grecia y se popularizó en los pueblos eslavos, cuando constataron que los mineros que trabajaban en las minas de sal eran inmunes a alergias, enfermedades y epidemias que afectaban al resto de la población como tuberculosis.

Numerosos estudios clínicos han demostrado la eficacia de la haloterapia en problemas respiratorios (asma, rinitis, bronquitis, alergias) y problemas dermatológicos (urticaria, psoriasis, acné, etc.). Mejora el aspecto de nuestra piel y previene el envejecimiento cutáneo.

La terapia de sal es una efectiva terapia antiestrés, ya que los iones de la sal neutralizan las energías densas y negativas que vamos acumulando, realizando una potente limpieza energética. Como si estuviéramos en el mar, reproducimos la atmosfera salina, así como todos los beneficios de este ambiente en una cueva de sal.

La sal es un elemento ionizante natural que logra mejorar la calidad del aire que respiramos ya que produce iones negativos, semejantes a los que se generan en el mar luego de una tormenta.

Durante una sesión de haloterapia respiramos: yodo, calcio, magnesio, potasio, selenio, etc. Todos ellos elementos necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

Efectos beneficiosos en las cuevas de sal

Los efectos beneficiosos de la sal, especialmente la sal marina, son conocidos desde hace mucho tiempo. Bañarse en agua de mar fortalece el cuerpo, mejora el metabolismo y calma el sistema nervioso. La sal endurece y limpia la piel, la protege contra los radicales libres, ayuda a perder peso y combatir la celulitis. El yodo contenido en ella refuerza las membranas mucosas, que afecta a la resistencia (en las membranas mucosas se encuentra nuestro sistema inmunitario).

En medicina, la sal se utiliza también inhalada, lo que se consigue en las cuevas de sal creadas artificialmente. Cada vez existen más cuevas de sal, ya que su uso está en constante crecimiento. Se construyen, no sólo en los balnearios, sino también en centros urbanos. Una visita a una cueva, no sustituye un paseo en el mar, pero es una buena manera de relajarse después de una jornada dura en el trabajo, o incluso para pasar la siesta a mediodía.

Música relajante, canto de los pájaros, el sonido del agua que fluye sobre las piedras, la decoración fabulosa - el cuerpo se relaja y calma la mente. La estancia en la cueva de sal es una delicia para los sentidos. Cuenta además con el confort que ofrecen unos sillones cómodos y una iluminación suave.

Microelementos

Durante una sesión de 45 min., respiramos una serie de microelementos:

  • Yodo - responsable del funcionamiento de la glándula tiroides, que regula el metabolismo y el peso.
  • El Calcio - fortalece el sistema inmunológico, calma las irritaciones y regula las funciones del sistema circulatorio;
  • Magnesio – su función es anti-estrés, tiene un efecto positivo sobre el sistema cardiovascular;
  • El Potasio, Sodio y Cloruro - también actúan positivamente sobre el corazón y mejoran el flujo sanguíneo en la piel;
  • Hierro - un componente esencial de la hemoglobina;
  • Cobre - tiene efecto antifungicídico, afecta la síntesis de la hemoglobina y las glándulas endocrinas;
  • El Selenio – ralentiza el proceso de envejecimiento de la piel ;
  • Bromo - Calma el sistema nervioso.

Para todos los públicos

El clima en la cueva de sal es favorable para las enfermedades tales como:

  • Infecciones crónicas de la nariz, faringe, laringe y bronquios
  • La inflamación alérgica de vías respiratorias superiores
  • La sinusitis crónica
  • Asma
  • Enfermedad pulmonar y la bronquitis
  • La disminución de la inmunidad
  • Hipotiroidismo
  • Las enfermedades cardiovasculares(insuficiencia cardíaca, presión arterial alta)
  • Trastornos gastrointestinales (úlceras, inflamación, inflamación)
  • Enfermedades de la piel (psoriasis, acné, dermatitis atópica)
  • Trastornos neurológicos y la fatiga.

Alejandro Amor Soriano

Artículo publicado por el 9 Mayo 2013. Última modificación el 1 Diciembre 2013.
Este artículo ha recibido 4406 visitas. 4.4 en 14 votos.