Reiki en el trabajo

Reiki en el trabajo

Reiki te puede ayudar a elevar las vibraciones de tu oficina o despacho y disminuir el estrés ante una gran cantidad de trabajo. Experimentarás lo bien que funciona si ocupas un puesto de trabajo donde te tienes que enfrentar a una avalancha de emails que necesitan ser leídos y contestados, o tienes una pila de documentos que gestionar, que se van renovando una y otra vez, ¡y no das abasto!.

Gracias al Reiki podrás gestionar esa punta de trabajo con calma y serenidad; pudiéndote concentrar al máximo en las tareas que ejecutas para rendir al máximo. Ya sabes que en la vida no podemos cambiar el hecho de tenernos que enfrentar una y otra vez a diferentes pruebas y obstáculos, pero las buenas noticas son que sí podemos cambiar nuestra manera de percibir dichos obstáculos.

En lugar de sentirte fuera de control y con estrés, el Reiki te mantendrá en calma y verás esos obstáculos como retos para crecer, no para sufrir. ¿Por qué preocuparte? Verás que te da tiempo de hacerlo todo y bien, con calma y serenidad.

Pasos a seguir:

A continuación, te describo los pasos que sigo cuando yo me encuentro en esta situación pero ya sabes que el Reiki es muy flexible y puedes modificar la técnica según tu criterio y adaptándola a tu situación actual.

Paso 1: Detente unos minutos y concéntrate en tu respiración, intentando que tus pensamientos pasen de largo, como si fueran nubes.

Paso 2: Recita (en alto o para tus adentros) una frase parecida a ésta: “Gracias porque termino mi trabajo con calidad, a tiempo y en calma”.  Aunque todavía no hayas empezado y no sepas “por dónde cogerlo”, siente la satisfacción de haber realizado un buen trabajo y entregado a tiempo. Al principio te costará pero con la práctica lo harás automáticamente. Y recuerda dar siempre las “gracias por adelantado”

Paso 3: Imagínate que tienes la situación en la palma de tu mano y dale Reiki durante unos minutos.  Deja que la energía Reiki fluya: envíate energía a ti mismo, a tu equipo, a tu mesa, silla…. A partir del segundo nivel puedes aplicarle los símbolos: el cho-ku-rei para potenciar la energía y el mental/emocional para calmarte y equilibrarte.

Paso 4: Mientras das Reiki a la situación, puedes repetir el mantra/frase: “Gracias porque termino mi trabajo con calidad a tiempo y en calma”

Paso 5: Pasados unos minutos, cierra la sesión y ¡a trabajar!

Repite el proceso todos los días, hasta que sientas que realizas el trabajo con calma y sin preocuparte.  La clave está en hacerlo todos los días hasta que se te quede grabado en el subconsciente de que te dará tiempo de hacerlo todo y bien.  Siempre que la ansiedad se asome, aparta los pensamientos limitantes de que no te va a dar tiempo y cámbialos automáticamente por “tengo tiempo suficiente”.

Con el tiempo, verás que habrás interiorizado el mantra “sin prisa y sin estrés, puedo hacerlo y tengo tiempo suficiente”.

También notarás los efectos positivos en diferentes áreas de tu vida: dormirás mejor, tu salud mejorará, tus relaciones mejorarán.

Disfrutarás de la vida y de tu trabajo y además lo que produzcas (documentos, diseños, mails...) y entorno laboral estarán impregnados de tu energía positiva.

Susana García 
Maestra Federada de Reiki 4471
@Reikiusuimadrid

Artículo publicado por el 24 Julio 2013. Última modificación el 19 Septiembre 2013.
Este artículo ha recibido 1892 visitas.