Osteopatía - ejemplo de caso clínico osteopático

De forma muy sencilla, y con un lenguaje lo menos técnico posible, voy a explicaros un Caso Clínico Osteopático visto recientemente en mi Gabinete. La primera sesión con entrevista, historial y valoración osteopática, duró hora y media, las dos siguientes, una hora cada una.

  • Paciente de 46 años de edad, estado de salud bueno en general
  • Conductor de camión, transportes a distancia. 
  • Realiza corte de leña de exhibición en su tiempo libre, (deporte tradicional en algunas zonas del norte peninsular). Hace muchos años que lo realiza. 
  • Mantenía su condición física en el gimnasio pero su actual trabajo de transportista hace varios años que no se lo permite, además ha pasado, con el camión, a un trabajo bastante sedentario; antes trabajaba en el monte. 
  • Altura 1’83 
  • Peso 89 kilos 
  • Diestro 
  • Antecedentes Clínicos: Operado de ambos meniscos, uno se lo lesionó en una caída y el otro en el momento de bajar del camión tras muchas horas de conducir. Ha tenido a veces Parestesias (hormigueos, adormecimientos,…) en ambas manos.

Llega a la consulta con un dolor en la nalga derecha, también se queja de molestias en el codo derecho y dolor, idéntico, en ambos hombros.

Primera Sesión:

Tras la Inspección o Valoración Osteopática se observa:

  1. Un bloqueo general del cuello con acortamiento (contractura) de los músculos escalenos anterior y medio del lado derecho; también espasmo en el trapecio izquierdo, clavícula izquierda en rotación posterior…
  2. Varias lesiones osteopáticas (limitaciones de movilidad) en las vértebras dorsales, zona correspondiente con la inervación de órganos digestivos como estómago, hígado, vesícula biliar.

  3. Sacro en torsión derecha/derecha (inclinado y rotado hacia la derecha), acortamiento del músculo Psoas-Ilíaco derecho y musculatura lumbar del mismo lado (influido por el especial déficit de movilidad de la rodilla derecha que produce un fuerte acortamiento del músculo Recto Anterior del Cuádriceps del mismo lado).
  4. También limitada la flexión, aunque en menor medida, en la rodilla izquierda con acortamiento del R. A. del Cuádriceps de ese lado (Recordemos: ambas  rodillas operadas de menisco años atrás).
  5. Cadera derecha en Rotación Externa.

En el Tratamiento voy normalizando - más o menos en este orden - todas las lesiones que encuentro en tórax, diafragma y abdomen, pelvis, miembros inferiores, espalda y cuello, hombros, miembro superior… Refiero aquí algunas de las actuaciones más relevantes: 

  • En esta primera sesión trato, al trabajar el abdomen, la movilidad de los órganos digestivos y diafragma; todo esto está en estrecha relación con las lesiones osteopáticas vertebrales de la espalda dorsal (se trata persona de carácter nervioso que somatiza tensión en zona digestiva).
  • Me ocupo de la columna en general y desbloqueo todos los segmentos vertebrales que lo requieren, desde el cuello hasta las lumbares.
  • Estiro el psoas derecho y normalizo también los escalenos derechos, que pueden estar comprimiendo el paquete vásculo-nervioso que se dirige al brazo de ese mismo lado (dolor en el codo).
  • Hago un repaso general osteopático de los miembros inferiores que incluye movilización de ambas rodillas y estiramiento de los rectos anteriores del cuádriceps acortados después de la operación (no hizo rehabilitación en su día).
  • Por último, aunque actúo sobre todo el cuerpo, como hacemos en Osteopatía, me centro especialmente en erradicar el dolor de la nalga derecha, solucionando los problemas mecánicos causantes de este síndrome. Se trata de una pseudociática, un atrapamiento del nervio ciático debido a una contractura del principal músculo rotador externo de la cadera, el piramidal, que presiona sobe el citado nervio. De hecho al acabar la sesión, y después de liberadas el resto de las barreras, voy a insistir de nuevo en erradicar la lesión en Rotación Externa de la cadera derecha.

Al terminar, le pregunto si suele llevar, al conducir, el pie derecho (acelerador) apuntando hacia el exterior. En efecto me lo confirma. Le explico que esa posición mantenida durante mucho tiempo produce una rotación externa de la cadera derecha que se tiende a fijar en el tiempo (causante de la pseudociática). Toma nota para poner a partir de hoy - ahora ya puede - el pie más vertical y eliminar ese mal hábito postural. 

Le aconsejo estirar los psoas al final de su jornada laboral como conductor. La flexión mantenida de cadera que produce el hecho de conducir un vehículo, unida al acortamiento de rectos anteriores (sobre todo derecho) debido a las operaciones de rodilla (perdió movilidad en su día) producen un acortamiento fascial que le sitúa en fuerte flexión de ambas caderas, sobre todo la derecha. Entiende bien las explicaciones y se muestra colaborador para hacer los ejercicios de estiramiento de Psoas / R. A. del Cuádriceps cada vez que se baje del camión tras un viaje largo. 

Segunda Sesión:

  • Vuelve al cabo de quince días y al parecer la molestia de la nalga derecha ha desaparecido, al igual que la del codo derecho, ahora siente un ligero dolor en la zona del sacro (lo normalizo, ya lo habíamos hecho también en la sesión anterior). En la inspección osteopática se ve un ilíaco derecho en rotación posterior, ajuste natural del tratamiento del otro día, se lo corrijo igualmente.
  • Repaso una vez más la movilidad de las rodillas (hay que hacerlo siempre que se pueda como con toda fijación post-quirúrgica) que “se ven” mejor que el otro día.
  • Dedicamos el final de la sesión a masaje-estiramiento y tratamiento de los dos antebrazos para liberar la musculatura, contraída por el empuñamiento habitual del hacha, causa probable de compromisos nerviosos que generan los hormigueos que ha sentido a veces en el pasado, en el territorio de inervación del nervio cubital. Realizo maniobras osteopáticas para normalizar codos y muñecas.
  • Se siente liberado del cuello y el bloqueo que le tratamos hoy es mucho menor.
  • Me centro ahora en “descubrir” la causa del dolor en los hombros, para el cual no tuvimos demasiado tiempo en la sesión anterior. La localización concreta del dolor no es muy habitual y además se expresa en ambos hombros por igual, lo que tampoco es típico. Se aprecia claramente acortamiento bilateral de los músculos dorsales de la espalda (su afición como cortador de leña produce un sobreesfuerzo en esa musculatura que aparece además muy fuertemente desarrollada en su caso ya que es el músculo que se encarga de realizar la flexión del brazo sobre el tronco al manejar el hacha). Hacemos un tratamiento general osteopático de los hombros con especial hincapié en estirar los dorsales (que se insertan en el húmero a la altura del hombro, donde le han llegado a producir una tendinitis).

Le explico cómo estirar los dorsales después de cada sesión de corte de leña. Le recomiendo que los estire sistemáticamente durante estos días, hasta que la mejoría se haga evidente y que se ponga hielo en los hombros. 

Hablamos de cómo hacer ejercicios de estiramiento de la musculatura flexora y extensora de los antebrazos para relajarlos después del empuñamiento. 

Le muestro también cómo estirar los músculos Rectos Anteriores del Cuádriceps específicamente para que vaya él mismo en casa recuperando la movilidad normal en sus rodillas. 

Tercera Sesión:

En la tercera sesión (al cabo de un mes) se encuentra bien en general y realizamos “repaso” rutinario, incidiendo más en el tratamiento visceral y craneal. Le propongo otro repaso para dos meses después

De este modo el conjunto de sus molestias parece solucionarse debido a la comprensión diagnóstica y mecánica de los problemas y al tratamiento osteopático correspondiente.

Carlos Marcos Corral © 2009
www.carlosmarcos.net 

Artículo publicado por el 21 Octubre 2009. Última modificación el 19 Agosto 2013.
Este artículo ha recibido 8070 visitas. 5.0 en 8 votos.