Alzheimer y cobre: tratamiento con Homeopatía

Cesar Erazo ha escrito las definiciones de Acupuntura · Homeopatía

Tratamiento de Alzheimer con homeopatiaEste 20 de Agosto, en la prestigiosa revista de ciencia, 'Proceedings of the National Academy of Sciences', se publicó un estudio sobre el cobre y el Alzheimer, algo que los homeópatas ya conocíamos, pero ahora con grandes estudios científicos: El cobre parece ser uno de los principales factores que desencadenan la progresión de la enfermedad de Alzheimer. El cobre obstruye el sistema de limpieza cerebral, el drenaje neuronal que elimina la proteína b-amiloide, que es la causa de la enfermedad.

El efecto del exceso de cobre es la rigidez, la espasticidad, que se observa en los enfermos terminales de Alzheimer. Hace 200 años fue descrito por el fundador de la homeopatía, Samuel Hahnemann, quien fue el primero en hacer ensayos clínicos con el cobre, como remedio homeopático.

Hahnemann escribió ( ¡hace 200 años!):

El enfermo se torna rígido y se contrae, quedando en espasmo muscular,... la mente queda detenida como en un momento, un instante, no hay recuerdos...
Hanneman

En 2011, sin hacer mucha publicidad, en un congreso de neurociencia celebrado en Washington, homeópatas alemanes describieron sus hallazgos con el cobre y la regeneración neuronal: regeneración de conexiones sinápticas, recuperación de la plasticidad neuronal, mejoría de pacientes de alzheimer.

Sin embargo, en febrero de este año, otro informe científico afirmaba justo lo contrario de esta publicación del 20 de Agosto: ¿El cobre protege el cerebro de la enfermedad del Alzheimer?

En ciencia, es normal este tipo de contradicciones, pero ¿que explicación nos puede aportar la homeopatía sobre esta contradicción?

Tuberías de cobre y AlzheimerPara nosotros, los médicos homeópatas, todo depende de la dosis, de la dilución. El cuerpo necesita el cobre, es fundamental para procesos como la respiración, la formación de la hemoglobina, y en el cerebro, ayuda a conservar la mielina y el tejido neuronal. Pero en exceso, causa daño hepático, daño cerebral, de la visión, enfermedades como psicosis, Artritis Reumatoide, entre otras patologías.

La última novedad es que puede ser una de las causas de Alzheimer.

Pero en Homeopatía vamos un paso más allá: El cuprum, como se llama en latín al cobre, se usa para espasmos, para calambres.

Y, para nosotros, los médicos homeópatas unicistas, el CUPRUM tiene un código de barras, un mensaje que lo activa en nuestro cuerpo, lo hace aumentar, crea un exceso y una enfermedad de CUPRUM, que se puede llamar Alzheimer en nuestra Medicina Occidental, o también Artritis Reumatoidea, o Esquizofrenia, o Epilepsia, dependiendo del grado de activación del código de barras, de la vibración tipo cuprum y de la susceptibilidad de cada paciente....

Y este mensaje solo puede ser desactivado de nuestro código genético con cuprum en dilución homeopática, es decir, en dosis infinitesimales (llamadas potencias homeopáticas, ya sean CH, LM; o Q).

¿Que es lo que activa esta señal vibratoria de tipo CUPRUM en nuestro código genético?

Para nosotros, los médicos homeópatas unicistas, cada remedio tiene un estado vibracional que se expresa en síntomas físicos, y mentales, pero sobre todo emocionales. Nosotros seguimos esos síntomas, pero no porque sean la causa, sino porque son la expresión de esa alteración vibratoria en nuestra energía vital. Es lo que en homeopatía llamamos la esencia de cada paciente, el código de barras erróneo que está siendo leído por nuestras células y está causando los síntomas. Esta es la diferencia con nuestra medicina occidental. Para nosotros, por ejemplo el ALZHEIMER existe, como enfermedad, pero tiene una causa, y es ese cambio de estado energético, y eso es lo que buscamos para poder corregirlo y regresar nuestro cuerpo a su frecuencia vibratoria más sintonizada aun, mejor que antes de enfermar.

¿Cual es el origen de este estado vibracional en un paciente, que le hace desarrollar este estado CUPRUM?

De puntillas por la vidaLa persona que entra en un estado vibracional de tipo CUPRUM, tiene terror de salirse de las normas, de la rutina, de sus creencias, cree que si lo hace, sufrirá un castigo terrible, y este temor le viene en determinadas horas,o momentos, como un ataque sin aviso, como cuando te da un calambre,y entonces, estas personas andan como de puntillas por la vida, tratando de no hacer nada que se salga de lo establecido:

Todo debe ser hecho perfectamente. Y por supuesto, si caminas siempre de puntillas, es más fácil que tengas calambres en las pantorrillas (un síntoma típico de CUPRUM) y por supuesto, que te caigas, justo lo que no quieres, un síntoma de la esencia de CUPRUM.

Lo entenderemos mejor con la historia de una paciente: Hace 5 años, mientras trabajaba en una clínica dedicada exclusivamente al cuidado de pacientes de alto grado de ALZHEIMER, conocí una paciente en ese estado de CUPRUM. Permanecía en posición fetal, con los pulgares encerrados en su puño, totalmente cerrado (es un signo de CUPRUM).Totalmente deteriorada, su familia me contó la historia: hacía 20 años, una vida normal, y un día fue engañada con el truco de la estampita (una forma de sacarte tu dinero). Ella le entregó los ahorros de la familia a los timadores y en estado de shock la encontraron en un parque, unas horas después. Su tristeza y dolor, al saber que había perdido los ahorros de su familia, nunca lo pudo superar.

Sus hijos y esposo, le insistían que el dinero no era importante, que todo se podía recuperar, pero ella nunca lo olvido, hasta que, hace 10 años, una mañana, comenzó a buscar por toda la casa el dinero perdido, y eso se convirtió en lo único que decía o hacía las 24 horas del día. Poco a poco, se fue apagando, se olvidó de todo y de todos, y el médico hizo el diagnóstico de ALZHEIMER. La paciente murió poco después de conocer su caso, y para mi, fue muy claro el origen de su estado: fue sacada violentamente de su vida normal, de sus rutinas de ama de casa, engañada, no cumplió con su deber de cuidar los bienes de sus hijos, cometió un error y no se lo perdono.

Vigilados y supervisadosSu cuerpo, su mente y sus emociones, entraron en ese estado vibracional descrito para CUPRUM, y el resultado final fue irreversible.

Como sabemos, el número de enfermos de Alzheimer va en aumento, sobre todo en las sociedades del primer mundo: y como no vas a enfermarte ¿si debes hacer todo perfecto? ¿Si no puedes cambiar el orden establecido? ¿Si todo está reglamentado, sistematizado? ¿Si no te puedes permitir ni el más mínimo fallo?

Porque el gran hermano se ha hecho realidad, y todos somos vigilados y supervisados. ¿No crea esto ese estado de CUPRUM?

Si la sociedad solo te enseña a sumar y guardar y no te da amaneceres, ni puestas de sol, si cada vez menos niños disfrutan de un arco iris y más niños deben ser trilingües, el estado vibracional de CUPRUM será cada vez más frecuente y los estudios científicos avalaran lo que HAHNEMANN describió hace doscientos años: Cuprum es capaz de afectar el cerebro y también de curar si los síntomas corresponden a su estado vibratorio.

Artículo publicado por Cesar Erazo el 22 Agosto 2013. Última modificación el 9 Diciembre 2016. Valoraciones: 5.0 de 5 en 45 votos.