Consejos para convertirte en Maestro de Reiki

Qué hacer para convertirte en Maestro de ReikiLa Buena noticia es que todo el mundo puede llegar a ser maestro de Reiki y la "mala" es que requiere muuucho esfuerzo y disciplina.

Convertirse en maestro de Reiki no es encontrar una nueva manera de ganarse la vida; antes de convertirte en Maestro para los demás te tienes que convertir en Maestro de ti mismo.

Los beneficios del Reiki abarcan todos los aspectos de nuestra vida a nivel físico, mental y espiritual y no sólo nos dan la capacidad de sanarnos tanto a nosotros como a los demás, sino que nos guían en nuestro camino hacia el despertar.

Convertirse en Maestro no significa que tengas que dedicar a la enseñanza ya que puedes ser maestro de ti mismo (¡que ya es bastante!). El mayor flujo de energía, las técnicas y conocimiento serán un valor añadido a tu capacidad de canalizar. Cualquier técnica, autotratamiento y tratamiento a los demás se verá potenciada considerablemente. Sin embargo, si reflexionas y decides que enseñar Reiki está en armonía con tu plan de vida ¡por supuesto que podrás!

La iniciación de Maestro incrementará considerablemente tu vibración, a la vibración del amor verdadero a todos los seres, esa vibración que nos libera de todo sufrimiento, sintiéndonos libres y plenos, ¡esa es la meta del Reiki! Y, como consecuencia de ello, cuanta más gente eleve su vibración, más ayudará a que los de su alrededor quieran estar tan serenos y tan bien, con lo cual se elevarán las vibraciones del planeta.

Antes de dar el paso para convertirte en Maestr@ de Reki ten en cuenta lo siguiente:

Busca un buen Maestro

Alguien que, aparte de tener experiencia y buena formación, sea una persona equilibrada (¡cuidado con los falsos "gurús"!), que te transmita mucha paz y esté siempre ahí para resolver tus dudas, que te deje practicar en sus clases.

Pregúntate ¿qué me motiva para convertirme en Maestro de Reiki?

Cada uno tenemos nuestros motivos para convertirnos en Maestros, busca los tuyos. Esos motivos pueden ser simplemente conocerte más a ti mismo y alcanzar la verdadera paz interior y felicidad y que no te apetezca, no quieras o no puedas dedicarte a enseñar. O quizás te encante enseñar y quieras también iniciar a otras personas. Ser Maestro y/o terapeuta de Reiki es compatible con cualquier otra profesión que tengas; no es necesario dejarlo todo para dedicarte al Reiki. Yo misma trabajo en una empresa y conozco a varias personas que compaginan su labor de Maestro y/o terapeuta de Reiki con otra profesión (secretarias, personal de recursos humanos, profesores, peluqueros, psicólogos, economistas, administrativos, enfermeras....)

Tómate tu tiempo

Convertirse en Maestr@ de Reiki no es hacer deprisa y corriendo los niveles, colgar en la sala de terapias el título ¡y ya está! Te recomiendo que una vez te inicies en Maestría, vayas a practicar a clases reales con tu maestro o maestra. Date cuenta que es una gran responsabilidad ya que tratamos con seres humanos que quieren aprender Reiki unos para recuperar su salud física, otros para liberarse de la ansiedad, otros para ayudar a otras personas... pero el denominador común de todos nosotros es ser felices y tener paz interior pase lo que pase en nuestras vidas.

Querid@ futur@ Maestr@ te deseo mucha suerte y que ayudes a mucha gente, ¡Namasté!

Susana García
Maestra y Terapeuta de Reiki
Bióloga Medioambiental

Artículo publicado por el 9 Enero 2014. Última modificación el 24 Abril 2015.
Este artículo ha recibido 3004 visitas. 5.0 en 9 votos.