¿Se cobra el Reiki?

¿Se debe cobrar por el Reiki?Y yo lanzo otra pregunta: ¿se cobra una clase de yoga, de taichí, de meditación... cuya finalidad también es ayudarnos a sanar a nivel físico, mental y emocional? ... y otra cosa... al profesor nativo de inglés le enseñaron sus padres gratis, ¿te cuestionas que te cobre las clases?

Efectivamente, la energía Reiki es gratis y eso no se cobra, ¡faltaría más! Pero sí se cobra el tiempo que dedicamos los maestros/terapeutas de Reiki a buscar información, a elaborar los manuales y actualizarlos para enseñar a nuestros alumnos de la mejor manera posible, a buscar meditaciones, libros, música, etc... que puedan enriquecer los cursos... y por último, sí se cobra las horas que dedicamos a dar el curso.

En su día también nosotros pagamos nuestra formación, hemos comprado libros, música... hay compañeros que alquilan la sala, que pagan a una persona para coger el teléfono, pagamos la publicidad, el mantenimiento, diseño, etc, de la página web... la lista de lo que un reikista invierte es muy amplia.

Y os digo una cosa, en su día di cursos de Reiki gratis y también de Registros Akashicos, ¿y sabéis qué? Que el 99% de las personas que recibieron el curso gratis no lo han vuelto a tocar y para más INRI, algunos me han llegado a comentar que les da mucha pereza darse Reiki o leerse los Registros y que se lo haga yo (encima gratis); o que se han ido a solucionar el problema de dolor de cabeza a un acupuntor porque les daba pereza hacerse el autotratamiento... O no tenían dinero para pagar el curso pero luego ves que para irse de copas o de viaje sí que lo tenían.

El propio Dr. Usui observó que los mendigos a los que había tratado gratis, durante un tiempo se reinsertaban en la sociedad pero más tarde o más temprano terminaban volviendo a la mendicidad. Ante este hecho les preguntó por qué volvían a la mendicidad y la respuesta que obtuvo fue que trabajar era muy fatigoso y que les parecía más cómoda la vida del mendigo. A raíz de aquello Usui dejó de hacer tratamientos gratuitos por la falta de apreciación y llegó a la conclusión de que antes de sanar el cuerpo, había que desarrollar el espíritu, enseñándoles a ser agradecidos.

Y sin ir más lejos, Mohammad Yunus, premio Nobel de la Paz, economista desarrollador del microcrédito, comentó en una conferencia a la que asistí, que durante cierto tiempo conseguía que los mendigos se reinsertaran pero al cabo del tiempo les veía volver a mendigar "a tiempo parcial", ya que le decían que les resultaba más rentable que trabajar.

Eso sí, me da pena cuando veo que algunas personas cobran cantidades astronómicas por los cursos y/o terapias y que rellenan horas con meditaciones puestas directamente del Youtube sin molestarse en guiarlas ellas (eso me ha pasado a mí), o con dinámicas de grupo que nada tienen que ver con Reiki, o explicándote otras técnicas que ellos enseñan para que te apuntes a los próximos cursos...

Y por último pero no lo menos importante...

el alumno y/o receptor de una terapia de Reiki es sagrado, un ser humano que acude a ti para que el Reiki le ayude a resolver sus problemas con sus infinitos beneficios, con lo cual es muy importante que antes de decidirte a hacer tratamientos y/o dar cursos de Reiki, prepárate muy bien practicando primero contigo mismo y con gente de tu entorno, que también he visto que hay gente por ahí que "monta el chiringuito" desde primero.

Susana García
Maestar de Reiki y de Registros Akashicos
Bióloga Medioambiental

Artículo publicado por el 6 Mayo 2014. Última modificación el 22 Abril 2015.
Este artículo ha recibido 3530 visitas. 4.8 en 15 votos.