Sobre Homeopatía Cromática

La homeopatía cromática es una terapia que utiliza el tradicional procedimiento de la homeopatía de elaboración de remedios, para llevar la energía de la luz de un color a un medicamento dinamizado y su aplicación.

Para su preparación se ha usado la longitud de onda media aproximada de cada color de la gama visible de la luz solar.

En la práctica han resultado tener relevantes y potentes capacidades terapéuticas.

Respecto al método homeopático de preparación 

Es conocido que con el método homeopático de preparación de remedios, se obtienen capacidades terapéuticas inusitadas de las sustancias de la naturaleza que se usan,que en general no son evidentes en su estado natural. Es decir, que con éste método se pueden extraer virtudes terapéuticas de una sustancia, que en su estado natural no posee o las posee en menos proporción, de ello hay muchos ejemplos. Y así ha ocurrido con la luz de color en la homeopatía cromática; presentando cada color un conjunto de propiedades terapéuticas de relevante valor.

El color en la homeopatía cromáticaEl procedimiento homeopático de preparación de remedios ha sido cuestionado por algunos celosos defensores del método científico, sin embargo, en la práctica, cuando se hace un buen uso de los principios de aplicación que rigen la terapéutica homeopática, se obtiene el resultado curativo buscado. Y este hecho ha sido corroborado innumerables veces desde que nació la homeopatía, hace ya más de 200 años.

Cuando un método de evaluación no contempla todas las variables implícitas del sistema a evaluar, lo hace ser limitado e inevitablemente inadecuado para emitir alguna tesis sobre el sistema que pretende evaluar. Muchos fallos atribuidos a la homeopatía no se deben a ella misma en sí, sino a quien la aplica.

Hoy en día es común ver a alguien que pregunta en una farmacia: ¿hay algo de homeopatía para el dolor de cabeza? y se le vende ese algo sin mucha indagación; mientras que en el repertorio de homeopatía hay más de 300 remedios bajo la rúbrica cefalea. Luego se puede concluir que la homeopatía no cura el dolor de cabeza. Obviamente nadie es culpable de ello, es solo el ignorar los principios homeopáticos de prescripción.

El color como principio terapéutico  

Desde la antigüedad se utilizó el color como instrumento terapéutico, en China por ejemplo, en algunas regiones, había la costumbre de cubrir las ventanas de quien sufría ataques de epilepsia con cortinas color violeta. Más actualmente con la cromoterapia y las terapias fotobiológicas,  se usan técnicas de irradiación de luz de color en zonas del cuerpo, o en puntos de acupuntura con lámparas especiales para tal fin. Algo común en muchos hospitales hoy día, es tratar la ictericia neonatal con luz azul, se reconoce que se debe a la capacidad de la luz para desdoblar la bilirrubina, que está en el metabolismo y colorea la piel de amarillo; antiguamente se usaban transfusiones en estos casos.

Energía del color y física cuántica

En el nacimiento de la física cuántica, el físico alemán Max Planck uno de sus precursores, constató que cada onda lumínica de color tiene una energía fotónica específica inherente a ese color. En otras palabras que la energía de una luz de color es directamente proporcional a su longitud de onda y a una constante que el mismo Planck desarrolló, expresado en la sencilla ecuación: E = h.ʋ   

Lo que nos viene a decir que cada color tiene su energía. Otro ejemplo se ve en el llamado efecto fotoeléctrico, que se observa cuando un rayo de luz incide sobre un metal y hace saltar electrones, estos saltan a mayor velocidad si la luz es azul en vez de si es roja por ejemplo.

El color como remedio homeopático.

Se ha visto que los remedios cromáticos homeopáticos tienen un conjunto de capacidades terapéuticas extraídas de la esencia del color, desconocidas hasta la fecha, son virtudes de la esencia del color. Y que en la práctica han posibilitado el restablecimiento de la salud perdida en un amplio abanico de patologías, tanto del ámbito psíquico como físico. Los colores elaborados son: rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta, aunque se están experimentando otras frecuencias. Se pueden ver las aplicaciones y ejemplos de casos clínicos en el libro: Homeopatía Cromática – Una aproximación al espíritu del color.

Particularidades de la terapia.

En síntesis la homeopatía cromática es una terapia que usa la energía del color como remedio. Se aplica a gran número de trastornos tanto físicos como psíquicos y presenta las siguientes ventajas:

  1. Es un sistema terapéutico en sí, porque permite actuar sobre un completo abanico de dolencias, tanto del ámbito psíquico como físico.
  2. No se requiere saber homeopatía para aplicarla.
  3. Es compatible con otras formas de curación.
  4. Es fácil de preparar, como si fuesen flores de Bach, solo que son los colores.
  5. Cada color se presenta en tres niveles o potencias, para poder actuar a nivel más profundo o más externo; del físico, emocional, mental o bioenergético.
Artículo publicado por Jordi Crespi el 22 Mayo 2014. Valoraciones: 4.8 de 5 en 5 votos.