Reiki Sistema Usui

Reiki Sistema UsuiGeneralmente se describe el Reiki como "energía universal" (REI – universo, KI- energía) y es un sistema de sanación natural por imposición de manos, que se transmite de Maestro a discípulo a través de iniciaciones o alineamientos.

Aunque el Reiki se originó en oriente y trabaja en el plano energético y espiritual, no está vinculado a ninguna religión, filosofía o fe en particular, puesto que, como su nombre indica, es Energía Universal. Esta terapia pertenece, pues, al grupo de las energéticas y espirituales, aunque tiene una aplicación, a la vez, muy práctica y terrenal. Esto es debido a que los conceptos opuestos siempre forman parte de un todo: cuerpo y espíritu, energía y materia.

Y ¿qué es energía? Podría describirse como la fuerza vital que mueve y promueve la vida, que hace que las semillas se conviertan en frutos, que los embriones se conviertan en seres, que la tierra gire, que pensemos, que caminemos y que las estrellas se confabulen de una manera determinada. Por lo tanto todos tenemos, damos y recibimos energía, pero a través de la práctica del Reiki se canaliza esta energía, concentrándola y transmitiéndola conscientemente de unos a otros.

Consideramos que Reiki nació a raíz de la iluminación que Mikao Usui, el descubridor de esta práctica, aunque algunas fuentes aseguran que lo que Usui denominó "Reiki", es un sistema ancestral de sanación, tan antiguo como la humanidad.

Usui fue un monje budista nacido en Yamagata, Japón el 15 de Agosto de 1865. Se dice que estudió diferentes disciplinas como Medicina China y Medicina Occidental, y que fue decano de la Universidad Doshisha de Kyoto y sacerdote cristiano.

Tras 21 días de ayuno y meditación en el monte Koriyama experimentó el "satori" o iluminación que le reveló los símbolos del Reiki, capacitándolo para practicar el sistema y transmitirlo a otros, inicialmente en Japón, aunque a través de Hawayo Takata, discípula de un discípulo directo de Usui, el Reiki llegó a los Estados Unidos, y de ahí, al resto del mundo, siendo hoy día un sistema de sanación bien extendido y consolidado.

La sesiones de Reiki pueden durar entre 30 minutos y una hora, aunque también se pueden dar tratamientos de más o menos tiempo. Se pueden realizar con el receptor sentado en una silla, aunque es más cómodo cuando está tumbado en una camilla, pues se suele llegar a un estado de relajación profunda. Se puede aplicar Reiki posando las manos sobre diferentes puntos del cuerpo del receptor, o bien acercando simplemente las manos, sin tocar, a una cierta distancia.

Ante todo, Reiki es una experiencia muy personal e individualizada, porque cada uno de nosotros es único, formando parte de un todo. Reiki no se puede explicar realmente, se debe vivir cuando llega.

Artículo publicado por el 13 Noviembre 2014. Última modificación el 20 Abril 2015.
Este artículo ha recibido 1320 visitas.