¿Conoces tus emociones?

¿Conoces tus emociones?Una emoción es un estado afectivo que experimentamos, una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada de cambios en nuestro cuerpo, influidos por la experiencia. Las emociones tienen una función adaptativa primaria para nuestro organismo, por lo que, en un primer momento, se le dice que son funcionales.

En el ser humano, la experiencia de una emoción generalmente involucra un conjunto de cogniciones, actitudes y creencias sobre el mundo, que utilizamos para valorar una situación concreta y, por tanto, influyen en el modo en el que se percibe dicha situación. Y es aquí donde pueden aparecer las llamadas emociones desadaptativas en las que, mediante determinadas cogniciones, interpretaciones o formas de controlarlas y/o manipularlas, nos produce en nuestro día a día malestar y, por ejemplo, ganas de escapar de ellas.

Durante mucho tiempo las emociones han estado consideradas poco importantes y siempre se le ha dado más relevancia a la parte más racional del ser humano. Pero las emociones, al ser estados afectivos, indican estados internos personales, motivaciones, deseos, necesidades e incluso objetivos. De todas formas, es difícil saber a partir de la emoción cual será la conducta futura del individuo, aunque nos puede ayudar a intuirla.

En nuestro día a día, al igual que sucede en la literatura, acostumbramos a clasificar las emociones en dos categorías: Buenas o malas, útiles o inútiles, deseadas o temidas. Pero todas las emociones son útiles: ¿Qué sería de nuestras vidas sin esas valiosísimas guías?

Las emociones suelen tener un objetivo, como aclarar nuestro pensamiento, reforzar nuestro sistema inmunitario, protegernos de peligros y hacer que tomemos las decisiones más acertadas a la situación, etc. Pero también pueden llevarnos a situaciones difíciles, estados de estrés, conflictos o sufrimientos psicológicos.

Si bien es cierto que cada individuo experimentará una emoción de forma particular, dependiendo de sus experiencias anteriores, aprendizaje, carácter y de la situación concreta, las emociones actuarán principalmente en tres niveles: Pensamientos, comportamientos y relaciones sociales.

Categorías de emociones

Las 6 categorías básicas de emociones conocidas son:

  • Miedo: Anticipación de una amenaza o peligro que produce ansiedad, incertidumbre, inseguridad.
  • Sorpresa: Sobresalto, asombro, desconcierto. Es muy transitoria. Puede dar una aproximación cognitiva para saber qué pasa.
  • Aversión: Disgusto, asco, solemos alejarnos del objeto que nos produce aversión.
  • Ira: Rabia, enojo, resentimiento, furia, irritabilidad.
  • Alegría: Diversión, euforia, gratificación, contentos, da una sensación de bienestar, de seguridad.
  • Tristeza: Pena, soledad, pesimismo.

Funciones

Si tenemos en cuenta esta finalidad adaptativa de las emociones, podríamos decir que tienen diferentes funciones:

  • Miedo: Tendemos hacia la protección.
  • Sorpresa: Ayuda a orientarnos frente a la nueva situación.
  • Aversión: Nos produce rechazo hacia aquello que tenemos delante.
  • Ira: Nos induce hacia la destrucción.
  • Alegría: Nos induce hacia la reproducción (deseamos reproducir aquel suceso que nos hace sentir bien).
  • Tristeza: Nos motiva hacia una nueva reintegración personal.

Todo esto forma parte de lo que se denomina la "inteligencia emocional".

¿Conoces cuáles son tus emociones?

Artículo publicado el 29 Noviembre 2014. Última modificación el 3 Abril 2015. Valoraciones: 5.0 de 5 en 4 votos.