¿Hacer dieta en navidad?

Hacer dieta en navidadMuchas son las personas que cuando se va acercando el mes de diciembre empiezan a temblar debido a que la fantástica dieta que empezaron al final del verano, con el objetivo de quitarse esos kilitos de más, cogidos en la playa, pueda quedarse en nada. De pronto se ven amenazados por un mes de excesos; repleto de cenas de empresa, comidas con amigos y celebraciones en familia.

¿Qué podemos hacer para que nuestro primer propósito de año nuevo no vuelva a ser eliminar esos kilos de más que hemos cogido en Navidad?

La solución es sencilla. Lo que es difícil es tener la fuerza de voluntad suficiente y llevarlo a cabo. Pero en esta vida nada es imposible y si queremos lo podemos conseguir.

La moderación

Conozcamos el principal truco para conseguirlo: la MODERACIÓN. Siendo moderados siempre podremos acudir a todo este tipo de eventos sin sufrir consecuencias por ello.

Veamos algunos trucos a seguir:

  • Limitar las fuentes calóricas concentradas. Por ejemplo, patatas fritas, frutos secos, snacks, salsas...
  • Tomar ensalada y/o caldo desgrasado, ya que favorece el valor de saciedad. Eso sí, cuidado con el aceite que añadimos a las ensaladas (máximo 1 cucharada sopera).
  • Limitar el consumo de fritos, rebozados o empanados, estofados o guisos grasos. Tomar mejor alimentos cocinados al horno, a la plancha o a la parrilla.
  • Evitar los alimentos grasos y quitar la grasa visible.
  • Limitar el consumo de azúcar, miel, mermelada, bebidas azucaradas y chocolate.
  • Si tenemos que elegir entre carne y pescado, elegir siempre pescado. Y si puede ser, blanco mejor que azul -ya que el blanco, a pesar de que su grasa es "buena", tiene mucha menos que el azul-. Ejemplos: merluza, lenguado, bacalao, gallo, etc.
  • Emplear platos de postre para los alimentos con más calorías (parecen raciones mayores).
  • Evitar salsas como mayonesa, bechamel, tártara, con quesos... Si queremos tomar salsas, que estas sean hipocalóricas.
  • Tomar guarniciones vegetales.
  • Podemos tomar frutas como fresas, manzanas y mandarinas.
  • Tomar bebidas como infusiones (té, manzanilla, poleo-menta), zumo de tomate, de zanahoria, café con leche desnatada, zumos de fruta natural y sin azúcar. En caso de que queramos tomar refrescos que sean light.
  • Limitar el consumo de alcohol ("calorías vacías"). Con esto no digo que no podamos tomarnos una copa, pero hay que tener en cuenta que la cantidad de energía que aporta un gramo de alcohol es 7 kcal, así que no tienes más que echar cuentas...

Todos podemos hacer de diciembre un mes en el que podemos mantenernos en nuestro peso. Y si no lo hacemos, que las repercusiones sean tan malas como otros años. Debemos llegar a las uvas de Nochevieja, pidiendo como propósito de año nuevo dejar de fumar o aprender algún idioma, pero no volviendo a prometer empezar otra dieta. Aún así, si esto ocurre, que al menos sea con el mejor humor y la mejor actitud posible.

Artículo publicado por el 10 Diciembre 2014. Última modificación el 29 Marzo 2015.
Este artículo ha recibido 1310 visitas. 4.8 en 6 votos.