Pólipos intestinales: la causa está en el hígado!

Cesar Erazo ha escrito las definiciones de Acupuntura · Homeopatía

El higado y los pólipos intestinalesEsto parece muy extraño a primera vista: ¿qué tendrá que ver el hígado con el intestino?

¡Pues en primer lugar, todo! Son indivisibles, forman parte del mismo cuerpo, el tuyo o el mío.

¿Qué son los pólipos intestinales y por qué aparecen más en ancianos? Los pólipos intestinales se asocian a cáncer colorectal en adultos y ahora se sabe que son una señal de un proceso llamado senescencia inmune. Es decir, el proceso que sufre el sistema inmune al ir envejeciendo.

El hígado produce muchos componentes del sistema inmune y al ir envejeciendo, el hígado entra en un proceso inflamatorio, se produce el efecto que observamos a la puesta del sol: la luz se torna tan intensa que no nos deja ver.

En acupuntura esto se llama el máximo Yang antes del pequeño Ying. Indica que al llegar a su máximo punto, la energía del hígado se desboca y el resultado es un proceso inflamatorio que agota el sistema inmune, que también está ya cansadillo (la edad llega a todos!!).

El crepúsculo hepático

En este proceso de crepúsculo hepático, el hígado libera órdenes descontroladas: unas proteínas llamadas laminares, LAMINAR-B, en concreto, deja de producirse y esta proteína es un código que controla las células del intestino: evita que se inflamen. Es una proteína represora, los antidisturbios celulares, es producida por el hígado, para que el sistema inmune no se dispare si no hay bacterias o virus o cualquier bicho. Las células intestinales entonces, como cuando el jefe no esta en la oficina, se desmadran, se inflaman sin existir un estimulo externo, y se produce proliferación celular, aparición de pólipos intestinales y sus mutaciones, hasta conducir a un cáncer.

Estas proteínas laminares, son interruptores que mantienen controlada la inflamación y su ausencia produce, por ejemplo, una vejez prematura!! Como se sabe esto? Muy sencillo. Unos científicos muy perversillos, le quitaron esta proteína LAMINAR–B a unas moscas de la fruta. Y el resultado fue el descrito: inflamación hepática que lleva a pólipos en el intestino. En humanos, nosotros, tú y yo, ocurre lo mismo, pues nos guste o no, tenemos los mismos genes de la mosca!!

Este proceso en Medicina China

Nos guste o no, también este proceso se conoce en medicina china desde hace milenios: Existen cinco energías en nuestro cuerpo y dos de ellas son el metal y la otra la madera. Como un metal, el hacha del leñador corta la madera. En Acupuntura se dice que el metal controla la madera, este es el proceso natural. El metal es el intestino y la madera es el hígado. Cuando este proceso se revierte, es decir, la madera ataca el metal, los árboles atacan el hacha del leñador, se llama contradominancia y es una señal de un daño severo energético.

Esto es lo que ha demostrado la ciencia. La contradominancia existe!! Y nos puede envejecer mas rápido y producir un cáncer de intestino de paso!!

¿Cómo prevenir la contradominancia?

Pero... ¿Cómo prevenirlo? ¿Cómo evitar este proceso de senescencia precoz? Mientras nuestra ciencia apenas comienza a investigarlo, los médicos acupuntores llevan siglos estudiándolo:

  1. El sabor picante tonifica el intestino y el sabor ácido el hígado: un equilibrio entre estos dos sabores, mantiene una relación natural entre el metal y la madera.
  2. Un examen de la lengua y el pulso, indica si el metal o la madera esta en exceso y los puntos LUO, o canales, como el trasvase del Ebro, permiten que la energía fluya de donde hay exceso a donde hace falta. LI GOU, el 5 de hígado, es su punto LUO (Cada meridiano tiene al menos un punto LUO). A cinco dedos por encima del tobillo, en la cara interna. Su masaje, entre las 3 y las 5 de la tarde, trasvasa la energía en exceso o en deficiencia.
  3. LI GOU, el 5 de hígado, significa agujero de gusano: es el mismo nombre que los astrónomos le dan a unos caminos que comunican el universo... a través de ellos, vamos de un confín del universo a otro ( recuerdan la película CONTAC?? Contacto en español) y no es casualidad: LI GOU comunica lo interno con lo externo, la mente con el cuerpo, el ying del hígado con el yang de la vesícula biliar. También significa cuchara, el hueco de la cuchara: al punturar o masajear usamos esta cuchara energética para recoger la inflamación emocional, energética, del hígado y del sistema inmune y dispersarla, llevarla a otro sitio, donde no haga daño.
  4. En occidente, hamneman, con la Homeopatía, nos abrió la puerta al código celular, a la energía que equilibra nuestra vibración genética. Un ejemplo es CHELIDONIUM (celidonia mayor, una planta Papaverácea, como la amapola). La energía potentizada de chelidonium permite conectar el mundo espiritual con el mundo material. Las personas que necesitan Chelidonium no logran pasar la porta, la puerta del hígado (la vena Porta, significa eso: puerta, la entrada a la iluminación) y como ironía homeopática, las personas que necesitan CHELIDONIUM presentan una calvicie que parece la tonsura franciscana!! Y además, Colon irritable, una alternancia entre diarrea y constipación. Estas personas que necesitan CHELIDONIUM tienden a guardar su rabia ( y tienen mucha, por todo!!), se cierran, envejecen y su intestino se resiente.

¿Podemos ver las maravillosas conexiones del saber milenario, la medicina energética, la ciencia y hasta la astronomía?

Tu medico homeópata y/o acupuntor, es capaz de ayudarte a equilibrar tu relación entre el metal y la madera, entre tu espíritu y tu materia, y tu cuerpo puede entonces reflejar esa armonía.

Más info en:

Artículo publicado por Cesar Erazo el 21 Diciembre 2014. Última modificación el 3 Abril 2015. Valoraciones: 5.0 de 5 en 13 votos.