Tratando las tendencias o Karma con Energía

Tratando las tendencias o karma con energiaEn colaboración con el paciente, hemos desarrollado un método denominado Cuadro DE, para averiguar los patrones de una vida, tanto en las formas de pensar, sentir y actuar que le son propios (Tendencias Internas, TI), como en las situaciones y relaciones con los demás que se repiten (Tendencias Externas, TE).

El objetivo después de tenerlas descritas es tratarlas con energía para mejorarlas.

Llegados a momento en que parece que casi hemos consolidado todas las tendencias, decidimos una línea del cuadro DE (una Ti ó TE) a tratar, proponiéndola al paciente. Necesitamos motivación por parte del tratado, que le parezca bien y se vea capaz de enfrentar un buen rato esa tendencia.

Sino o bien aplazamos el tratamiento o busco otra línea o grupo de ellas.

Nos situamos delante de la persona, con la anamnesis a mano (memoria a través de la que hemos averiguado los patrones), donde hemos marcado sobre hechos concretos el karma en cuestión, y con el cuadro también, que nos permite repasar la línea de izquierda a derecha, pasando por distintos ámbitos donde se suele reproducir la tendencia.

Se trata de que ahora le expliquemos nosotros lo que sabemos sobre ese asunto, relatando por no menos de 15 minutos y no más de 30, el argumento de vida.

Debo hacer sentir plenamente los efectos de esa tendencia y lograr activar su TI fuertemente (siempre hay una TI).

Si en un momento dado aparece estallido emocional, esta etapa concluye y se sigue con la siguiente, siempre que no motive la intervención de un servicio de urgencias, claro.

Luego se le pide a la persona que tenga en la mente presente tanto como pueda, en lo que acabamos de decir y sentir, al margen de lo que pueda pasar inmediatamente.

Aquí le invitamos a ponerse en la posición oportuna para el tratamiento energético.

Si es en un entorno Reiki, en primeros y segundos grados pueden optar por un tratamiento abreviado en camilla o sentados. No olviden nunca las posiciones de cabeza y equilibrados.

Si disponemos de un tercer grado, podemos imponer Open Reiju, pero en cada posición, dos minutos de aplicación.

Si disponemos de Maestría, sugiero una sintonización de sanación.

Cerramos el tratamiento, y nos sentamos al menos 10 minutos a recoger datos.

Lo que relate la persona, sirve a tres propósitos:

  1. Descargar en alguien lo vivido y elaborarlo.
  2. Saber en qué grado se asimila y reconforta, refuerza o disminuye la línea, y por lo tanto, el objeto de tratamiento.
  3. Rehacer el propio cuadro, siguiendo las normas de los motores que a continuación veremos.

Cuando el conjunto de tendencias tienen una respuesta positiva a los tratamientos, y además los signos de crisis remiten, sabremos que nuestro trabajo va concluyendo y toca distanciar los tratamientos, cada vez más, hasta que no sean necesarios.

Ricard Montero i Costa
Psicólogo, economista y Maestro de Reiki en Komyo, Gendai, Reido y Karuna

Artículo publicado por Sissoassociats Ricard Montero el 11 Enero 2015. Última modificación el 19 Abril 2015.