Concepto de Karma / Tendencia. Parte 3 de 5

Profundizando en el concepto de karma o tendencia.Nosotros, siguiendo una tendencia o karma universal, solemos clasificar las cosas, y claro, eso nos permite economía mental, e incluso conocimiento del plano actual, pero implica juicio muchas veces. Decimos que un karma es positivo o negativo...que es individual, familiar o universal, pero en realidad precisamente esa forma de verlo forma parte de un karma interno (TI) que es mi modo de vivir lo que ocurre fuera o tendencia externa (TE).

Mi forma de pensar, mi forma de percibir, mi TI, filtra y dota de significado subjetivo lo que ocurre fuera, TE.

Que tienda a tener amigos (TE), ocasiona unas emociones, una actitud, una forma de vivirlo y opinar sobre ello, o poner expectativas...que son mis (TI).

La idea del programa es ver, desde unos medios limitados, cómo gestiono mis TI conforme a mis TE, e incluso si me atrevo a efectuar cambios en mis TE. Dicho de otro modo, recoger datos, en un ámbito limitado, de las reacciones y posibilidades, propósitos, acciones etc. que desde mis tendencias personales (TI) aparecen y se desarrollan, en un ámbito lleno de condiciones y acciones externas, TE.

Nazco con tendencias, porque forman parte de mi programa de estudios...no es una condena.

¿Qué pasa con las tendencias no superadas?

Así, relacionando, como decía, viejas Leyes del karma, si no se superan determinadas tendencias, no implica necesariamente repetirlas en la siguiente vida en el mismo plano, aunque puede suceder si el Ser lo decide. Pensar matemáticamente en una repetición de alguna asignatura (tendencia-karma) resultaría un constructo tan limitado, que implicaría de nuevo ignorar la naturaleza del Ser....una divinidad y aplicar en exceso la lógica humana.

Ocurre que cada uno puede estar evolucionando en ¿56? planos al tiempo, y una determinada tendencia puede ser adquirida, vivida, comprendida, asimilada, etc. entre vidas del mismo plano (eso sí lo sentí coincidente con el bardo del Devenir budista) y entre planos, porque el Ser puede elaborarlo de otro modo, o en paralelo en otro plano "simultáneo". Imaginad un niño que quiere jugar para aprender. ¿Tendrá un solo juguete? Salvando las distancias, el Ser se proyecta tantas veces como necesita.

Recordemos su omnipotencia.

No se pagan karmas, sino que se aprenden o no se aprenden determinados elementos. La evolución con y sin dolor, no es castigo. Esa idea es una creencia mental, una tendencia precisamente. La evolución se vale de todos los medios, y si se aprendió o experimentó de otro modo aquello que no se resolvió en una vida terrestre o en otro plano, no tiene ningún sentido que una divinidad proyecte un nuevo cuerpo o entidad para hacer lo mismo o castigarlo o superar desde ese plano precisamente si se trata algo que ya ha adquirido.

Yo creo que las personas que están interesadas en conocer este proceso, están en sus últimas encarnaciones en este plano, porque tarde o temprano adquirirán la conciencia del Ser (con lo que hemos empezado esta explicación) y luego, básicamente, lograrán dos cosas:

  1. Reconectarse con su esencia y divinidad, viviendo desde la limitación lo ilimitado, desde la carne la Luz
  2. y educarán su disfraz, robot o medio de desarrollo terrestre (Ego, Yo), y su arma más poderosa, la mente, para que sus TI y sus TE no impidan lo primero.

El Ser organiza situaciones multicausales, complejísimas para nuestra mente, en una combinación que incluye constelaciones de causas y efectos, con los otros Seres y condiciones, para evolucionar desde lo limitado.

No hay un creador solo, sino infinidad de ellos...no hay una sola película en la que soy el director, sino que ocurren indefinidas películas al tiempo, y todas combinadas. Pretender simplificar esto, es acudir a eliminar la angustia (TI), mediante modelos unilaterales y omnipotentes en sus planteamientos.

Este Plan Máster, esta organización divina, que supera con creces cualquier modelo humano, es capaz de efectuar una combinación de la envergadura que hemos descrito.

En cada acción se combinan todas las tendencias al alcance. ¿Lo imagináis? Tenéis un modelo cercano en el funcionamiento de las constelaciones y galaxias de este universo. Cada elemento del escenario está dotado de significado y es necesario.

Aunque ciertamente hay excepciones, ya que hablamos principalmente de tendencias, y no podemos olvidar el libre albedrío, esto es, la capacidad de la proyección de romper la tendencia, principalmente la interna, y progresivamente abandonar su rol con terceros. Abandonar el rol es convertirse en la excepción, ya que la actuación no es la esperada, la tendenciosa.

Seguiré...

[Puedes consultar los capítulos anteriores en los siguientes enlaces Parte 1Parte 2]

Ricard Montero i Costa
Psicólogo, economista y Maestro de Reiki en Komyo, Gendai, Reido y Karuna

Artículo publicado por Sissoassociats Ricard Montero el 9 Febrero 2015. Última modificación el 3 Abril 2015.