Concepto de Karma / Tendencia. Parte 4 de 5

Profundizando en el concepto de karma o tendencia. Parte 4.Ampliando un poco la idea, por un momento, suponed que una persona, desde pequeña, detecta una TE de rechazo social.

La mayoría de personas se comportan así, aunque, sin duda, en distintos grados y situaciones, no como en una caricatura.

Y siguiendo con el supuesto, alguien que se observa atentamente, alguien que analiza sus TI, al conocer a esta persona nota el rechazo que causa internamente. Al no obedecer a sus TI si no quiere, si no lo ve oportuno, rompe una lanza en favor de hablar con esa persona con TE de rechazo.

Al abandonar el rol, pasa al grupito de excepciones en la TE "rechazo" de esa persona, ya que la actuación no es la esperada, la tendenciosa.

Karmas determinantes

Tal como digo, también nos encontramos con Karmas que no son tendencias, sino determinaciones. Por ejemplo, el haber nacido en un país o familia determinados, o, al menos por ahora, el ser cojo. Normalmente los karmas determinantes son Externos, TE. Pues los internos, TI, forman parte de lo que, bien seguro, es cambiable, relajable, puede ser disminuido o aumentado, o incluso variado en su naturaleza.

Este conocimiento es muy relevante: Mi Reino es interno. El Reino prometido, el Reino de los Cielos, puede actuarse ahora y aquí, si logro armonizar mis TI, independientemente de cómo sigan las TE. ¡Mis TI son modificables! Puedes ser feliz, pleno, aún en la mayor de las imposibilidades externas.

Y de regalo, ciertamente, como hablaba antes, variando mi vibración, y mi forma de ver el mundo y esta vida, influyo mucho en mi exterior y podemos también esperar cambios en la TE. Esto no siempre ocurre, pues hay TE muy poderosas, que se eligieron como un "Recuerda que", y aunque el aprendizaje (TI), ya ha ocurrido, no implica inevitablemente un cambio en TE.

Finalmente, si tu Reino es pleno...poco importará nada más.

Plasmando un esquema

Intentando plasmar un mapa longitudinal de todo esto, es decir, cómo varía a lo largo de las distintas venidas al plano del que ahora somos medianamente conscientes, la tierra y la humanidad, y simplificando mucho, rayando quizás el error, me atrevo a escribir este esquema que hace años me sirve pedagógicamente:

Imaginad una Energía de fondo, Creadora.

Luego las distintas creaciones, en primer lugar, Seres iguales que esa Energía, que forman parte por Naturaleza de Ella, pura vibración, que al Ser iguales, siguen Creando.

El impulso elemental de la vibración pura es la expansión por Creación, los humanos diríamos que motivada por Amor, y además, los Seres creados, mantienen otro impulso que es la experimentación/aprendizaje.

Para ello los Seres disponen de medios impensables para nuestra mente, quizás desde nuestra densa comprensión podríamos pensar en medios telepáticos, eléctricos, pura conexión y experimentación no densa.

Al parecer, sin embargo, lo limitado no es experimentable por medios puros, y ese crecimiento debe realizarse por otros medios.

Así se crean escenarios de distintas formas y densidades vibracionales, donde se produce ese aprendizaje ya sea en forma de uno de los elementos del propio escenario (en nuestro universo hablaríamos en forma de estrella, piedra, aire, fuego, agua, etc.) o de actores en él (en la tierra resultaría buen ejemplo cualquier forma de vida).

De modo que el Ser recoge "datos" y "acciones" de algunos de los elementos del escenario o sus actores. Dicho de otro modo, el conjunto de los Seres y la Energía original, sostienen los escenarios vibrando, (normalmente con muy poca materia realmente), y se proyectan en alguno de los elementos o actores para esa experiencia.

Y, como ya hemos dicho, no lo hacen en un solo escenario (para nuestra comprensión, diríamos que no lo hacen en un solo Universo), sino en varios simultáneamente.

E incluso en varios elementos/actores en el mismo escenario al tiempo, si forma parte de su desarrollo. (Me alegró mucho en la película "El pequeño Buda", poder verlo!!!)

Una vez tomado actor, a este se le dota de tendencia internas (unas universales y otras peculiares) que se van a combinar con las externas para crear las situaciones de aprendizaje. Justo las necesarias para esa experiencia.

Las externas están formadas por todo lo que le rodea, de naturaleza física, social, natural, y la tendencia de los otros actores con él mismo, es decir, la tendencia que demostrarán los demás a los largo de la vida a actuar con él de un modo determinado.

 [Puedes consultar los capítulos anteriores en los siguientes enlaces Parte 1, Parte 2 y Parte 3]

Ricard Montero i Costa
Psicólogo, economista y Maestro de Reiki en Komyo, Gendai, Reido y Karuna

Artículo publicado por Sissoassociats Ricard Montero el 17 Febrero 2015. Última modificación el 3 Abril 2015.