¿Qué es el Veganismo?

La pirámide alimenticia para un VeganoComo no sé exactamente a qué se refiere, miro en el diccionario de la lengua española y no está registrado. Trasteo por internet y me encuentro que son personas que rechazan todas las proteínas animales y los derivados que de ellos se obtienen.

Así el vegano rechaza en su dieta las carnes rojas y blancas, los pescados, los huevos, la miel, y en general todos los productos derivados de los animales, incluyendo el cuero, las pieles, el plumón... también los productos testados sobre animales, como la mayoría de cosméticos.

Pero a la vez incluyen la negación al consumo de leche de mamíferos y sus derivados lácteos. Y esto ya supone un paso más, ya que nos habíamos acostumbrado a los ovolactovegetarianos, con la coherencia de que no mato animales para comer, pero, si a la vaca o a las gallinas no les quito la vida es lícito "robar" sus productos, aunque esto pueda implicar un maltrato y un abuso de sus vidas. A mayor explotación ganadera mayor maltrato.

La palabra "vegan" fue acuñada en Londres en los albores de la II Guerra Mundial, desde la Vegan Society. Utilizaron en su inspiración la palabra "vegetarian" para formar la palabra "vegan", y justificar una nueva visión del vegetarianismo.

Las Razones para hacerse Vegano

Entre las muchas razones para hacerse vegano, las más comunes son:

  1. Vida animal. Compadecerse de los animales y su explotación. El maltrato animal en la sociedad actual es evidente. Muchas veces he observado que los miles de perros que a día de hoy se alimentan con piensos desecados y nada mas, es un maltrato animal. En este caso y que sirva de ejemplo ilustrativo, son maltratos que no los detectamos como tal, por eso queda camino por recorrer. Además si a esto se une una legislación muy pobre.
  2. La salud. La comunidad científica acepta que el consumo continuado de productos cárnicos y lácteos tiene efectos negativos para la salud humana y que las dietas vegetarianas son garantía de salud, por la gran prevención que aportan.
  3. El medio ambiente. Según FAO la industria cárnica emitió mas gases de efecto invernadero que el transporte, en forma de metano. Y los químicos y antibióticos vertidos al medio ambiente es de tal magnitud que podemos considerar esta industria como muy contaminante.

Algún día tenemos que acabar con el sufrimiento y la explotación animal con fines lucrativos.

Ya no nos debatimos en solo la muerte de un animal en los mataderos municipales, que según dicen, intentan evitarles un sufrimiento innecesario, sino de cómo un animal nace y es criado, solo para su consumo, con sustancias químicas, hormonas, sobreexplotación... o vacas inseminadas artificialmente, para que nos den sus terneros y la leche que preparó para su recién nacido, como hacen todas las hembras mamíferas incluida la humana. Y todo ello para conseguir alimentos innecesarios.

Cuando las tropas soviéticas liberaron Auschwitz hace 70 años, liberaron los 500 prisioneros que estaban allí, pero no el ganado también enjaulado y prisionero, estos animales no notaron la diferencia, con los nuevos "demócratas".

¿Dónde está la línea "roja" que permite el consumo de origen animal?

No tengo nada contra los bereberes que toman leche de camella en sus travesías, pues el animal vive y a la vez aporta un alimento necesario a la comunidad, ni nada en contra de tantas y tantas familias que en el mismo siglo XXI practican una ganadería más respetuosa que la de los piensos y la sobreexplotación. Detrás de una carne barata hay un maltrato animal y detrás de un lácteo de supermercado hay un abuso indecente, aunque esté muy bueno.

Con los conocimientos que se tienen sobre Nutrición Humana, este consumo de carne y lácteos, solo se justifica por el negocio de unos cuantos. Hoy en día los pequeños productores malviven económicamente de producir estos alimentos. Solo son rentables en grandes producciones, para abastecer a los hipermercados a bajo precio, con esta excusa se mantiene el consumo de unos alimentos que son desaconsejados en todos las pirámides alimentarias que se precien de ser equilibradas.

El consumo de carnes rojas, blancas y lácteos, deben ser muy esporádicos para una buena salud. Aunque, el consumo de huevos y pescados también eliminados de la dieta vegana, a mi parecer pueden ser consumidos una o dos veces por semana. Como veis, no soy un activista vegano, me conformo con que se reduzcan al máximo los productos animales y se aumente el consumo de cereales en grano, verduras de la estación, legumbres y frutas de la estación, con esporádicas inclusiones de huevos y pescados.

En general, no al consumo animal, sí al consumo de plantas

Para gran parte de la población, el decir "las plantas también sufren" es hacer de "abogados del diablo" y de justificar un consumo de carne y lácteos, evitando pensar y cuestionar en serio tan importante tema. La existencia de un Sistema Nervioso Central (SNC) en todos los animales marca una diferencia sustancial. Cuando ante una operación quirúrgica somos anestesiados, el dolor que vamos a sufrir es evidente pero sin el SNC no hay señales de incomodidad, pase lo que pase. Este Sistema Nervioso Central nos permite ser consciente de estar vivos y por eso todos los animales, incluidos los pescados, preservamos la vida como instinto básico.

En contra una planta no tiene percepción de individuo, solo la vida fluye por ella y nada mas, si se le poda... pues la vida, sin un sufrimiento añadido, intentará seguir manifestándose.

"La Conciencia duerme en el mineral. Despierta en el vegetal. Siente en el animal. Piensa en el ser humano"

Y como los que vais a leer esto solo sois los humanos, os llamo a la reflexión y al pensar lo pensado, a descodificar viejos patrones y respetar la vida de todos.

Por tanto, es más que probable, que todos estemos de acuerdo, en que lo ideal sería respetar el modo de vida de todos los animales, al menos de los más cercanos a nosotros evolutivamente, como los mamíferos, aunque los más alejados evolutivamente a nosotros como los peces puedan ser consumidos. Aunque esto no es veganismo pero si una posibilidad de acercarnos al Origen y con ello vivir en presente la conciencia que somos.

Ser o no vegano es una opción libre, pero en todos los casos consumir proteínas animales baratas, como las vendidas en la mayoría de grandes superficies, siempre es un gesto insolidario, pues la vida a la que es sometido un animal para que lo números sean competitivos y baratos SIEMPRE será de muy bajo nivel, y yo lo llamo MALTRATO.

Artículo publicado por el 21 Marzo 2015. Última modificación el 3 Abril 2015.
Este artículo ha recibido 1781 visitas. 5.0 en 4 votos.