Cuando las dudas dejan de existir...

Cuando las dudas dejan de existirHoy, alguien aportó esto, que tiene su interés:

Nunca dejes de tener dudas.
Cuando las dudas dejan de existir, es porque paraste en tu caminata.
Brida

Dejen que añada, que no solo el dejar de tener dudas para tu caminar, también emociones e ilusiones aquí mismo, de puro placer en la tierra, etc., etc.

Hemos confundido tener la cabeza en el cielo, con no sostener los pies en la tierra.

Dudar, emocionarse, no es poco espiritual, pues tanto la duda, como la emoción, como las sensaciones físicas que tanto buscamos, siguen siendo parte de la experiencia, necesarias, sino para que caray hemos montado un organismo aquí!!

El problema es dejarse invadir por todo eso.

Disfrutarlo, dudarlo, pensarlo, pero desde la conciencia de lo que eres, no desde la conciencia de la experiencia únicamente.

Hay un ejemplo que a menudo expongo, que impresiona a veces, pero como todos somos mayores:

Hacer el amor con alguien, por el placer de hacerlo, está bien. Pero si olvidas que lo primero es que tu compañero sea el que disfrute, acabas de bajarte un escalón, porque no es entregado ni incondicional lo que está ocurriendo.

Pero sobre todo... si tú que estás en el camino, olvidas que es una oportunidad única para ofrecerle energía, para ser un medio en cada una de las partes de su cuerpo, has bajado casi la escalerita completa.

Lo mismo con una buena paella...si solo te planteas el comerla por placer, pero olvidas estar atento al deleite de los demás, etc. (aquí sieeeeempre tiene ventaja el que invita o el cocinero, claro).

Retomando el tema original, si la duda la consideras como una forma de plantear y crecer, eso es estar vivo, esto es, creciendo, pero si la tomas como una forma de repetir una y otra vez la misma pregunta y sentir la emoción de la confusión, etc., etc. y se apodera de ti, ¿empleamos el mismo ejemplo del escaloncito?

No es importante que tengas crisis o no...lo importante, realmente, es cómo las resuelves.

Puedes tener una relación con alguien, de infinitos tipos, pero si no le sirve al otro para crecer, tu tampoco lo harás, y cuando la relación ceda, no podrás sostener lo que queda, que al final, es lo único que te llevas de este mundo.

Luego "ex" de todo tipo, se preguntan por qué no hay dolor una vez se apartan o nos apartamos.... y es que aquello era una forma de entregar energía, y ahora, simplemente hay otra.

No te dejaste invadir, porque conservaste tu centro.

Da para mucho.

El tema es que con el "new age", se han mitificado cositas, y además lo hacen gentes de muuuy buena fe, pero... con poquito conocimiento.

La duda es la forma de hipótesis, la que llamamos AD HOC, la que empleamos en diseños experimentales, es la experiencia en sí.

Sin embargo, en cualquier caso, no dormir por la duda, es involutivo.

Por eso en tantas disciplinas se considera instrumento todo... no el fin.

Ricard Montero i Costa
Psicólogo, economista y Maestro de Reiki en Komyo, Gendai, Reido y Karuna

Artículo publicado por Sissoassociats Ricard Montero el 21 Mayo 2015.