Feng Shui en mi vida

Por Estela Vassallo Pasqua

Feng Shui en mi vida - cómo nos ayuda el Feng ShuiEl Feng Shui me ha abierto una nueva perspectiva:

Mirar hacia adentro desde el exterior.

La casa que elegimos para vivir dice mucho de nosotros. Nos mudamos a una casa nueva o no. Nos gusta una determinada distribución de los ambientes, la luz, la ubicación geográfica.

Escogemos una habitación para nuestro dormitorio, nuestra zona de descanso, pensamos donde colocaremos los muebles, el sofá y la televisión. Pero, no siempre acertamos en proporcionarnos un hogar saludable, relajante, alegre y armonioso.

Por ejemplo no tenemos en cuenta las radiaciones que emiten los aparatos electrodomésticos, ciertas antenas, cables de alta tensión, o algunos cruces en la red magnética del propio Planeta Tierra y está comprobado que tienen un importante efecto sobre nuestra salud. Los colores que seleccionamos influyen en nuestros estados anímicos y pueden proporcionarnos paz y tranquilidad o inquietarnos y alterarnos de tal manera que nos volvemos irascibles o deprimidos.

Cómo nos ayuda el Feng Shui

Con la utilización del milenario arte del Feng Shui, se puede realizar un estudio exhaustivo de tu casa como si fuera tu segunda piel. De acuerdo a la orientación (norte, sur, este, oeste) se le asigna a cada lugar un área de tu vida. Teniendo en cuenta la estructura arquitectónica, el emplazamiento geográfico, una combinación armoniosa de los Cinco Elementos (agua, madera, fuego, metal y tierra), los colores y las formas, se logra disponer la composición más conveniente para cada habitante de la casa, de acuerdo a las características de su personalidad.

Las áreas de tu vida en la que más conflictos presenten serán aquellas que seguramente estés queriendo hacer un cambio. Por ejemplo:
trabajo, vocación, carrera, profesión. Relaciones, pareja, amigos, compañeros de trabajo. Antepasados, ancestros, padres, jefes. Fortuna, prosperidad, abundancia. Salud, creatividad, hijos. Contemplación, iluminación, fama.

Examina cómo es tu viaje ¿fluyes en el río de la vida o navegas a contracorriente?

¿Son amorosas y atentas tus relaciones? ¿Tienes una vida social activa o estás encontrando dificultades en relacionarte con los demás?

¿Existe alguna preocupación, dificultad, enfermedades genéticas, algún tema pendiente anclado en tus raíces familiares?

¿Te importa lo que la gente opina de ti?

¿Es el dinero un problema en este momento?

¿Tienes proyectos a futuro? ¿Te sientes creativa/o? ¿Dedicas tiempo a tu desarrollo personal? ¿Qué relación tienes con el mundo espiritual?

¿Eres agnóstica/o?

Tu hogar está donde está tu corazón. Transforma tu casa o lugar de trabajo en un entorno saludable, equilibrado y beneficioso.

Artículo publicado por Estela Vassallo Pasqua el 29 Septiembre 2015. Valoraciones: 4.7 de 5 en 10 votos.