Hipopresivos: dando la vuelta a los abdominales

Descubre los beneficios de los ejercicios hipopresivosMe preguntan en ocasiones mis alumnas que cómo me he enamorado de los hipopresivos, que son un trabajo eminentemente físico, si siempre he hecho hincapié en la importancia del yoga por su visión de la persona desde una perspectiva física, mental y espiritual ¿Qué tiene que ver esto con la "gimnasia hipopresiva" o "abdominales hipopresivos" que suenan a cuerpo, cuerpo y nada más que cuerpo?

Lo primero que hay que aclarar es que el "cuerpo, cuerpo, y nada más que cuerpo" no existe. Si correr no tuviese un componente psico-emocional, las carreras populares estarían desiertas y la moda del "running" no existiría; lo mismo ocurriría con los gimnasios (¿Haría "spinning" alguien, si al terminar una agotadora sesión, no se sintiese a gusto y feliz?). Toda actividad física que realizamos nos reporta un beneficio mental, por eso cada vez más personas practican algún tipo de ejercicio para "desconectar" o "relajarse".

¿En qué consisten los hipopresivos?

Pero englobar los hipopresivos en ese grupo de actividades de ocio no parece muy adecuado... O sí, veamos en qué consiste esto de los "abdominales al revés".

Cabe destacar que es un trabajo respiratorio, y las personas que practican yoga o Pilates (y mucha otra gente también) entenderá la importancia que esto tiene. La potente respiración diafragmática de los hipopresivos alternada con apneas consigue una intensa oxigenación del organismo sin que haya fatiga, lo cual nos proporciona una gran sensación de bienestar.

Por otro lado, es un trabajo postural muy correctivo aunque respetuoso. Cada postura es corregida por el/la entrenador/a milimétricamente y adaptada a la capacidad de cada persona, por ello hay distintos niveles de intensidad. Este componente postural, sumado a la eficacia de la apnea respiratoria en la tonificación del suelo pélvico (utilizando el diafragma durante la apnea como si fuese una ventosa) ha hecho que muchas profesionales de la fisioterapia hayan llevado los hipopresivos a sus clínicas.

Beneficios del ejercicio hipopresivo

Un elemento que se usa con frecuencia para promocionar el ejercicio hipopresivo es la reducción del perímetro de cintura. Esto hace que muchas personas consideren que es un trabajo físico "para adelgazar", lo cual no es del todo cierto; no se puede negar que hay una mejora muy notable del aspecto físico de las personas que practican hipopresivos: la corrección de la postura de la columna unida a la tonificación de la musculatura abdominal deviene en una posición más erguida y una apariencia más firme del abdomen, pero no nos engañemos, que sin una alimentación adecuada no hay ejercicio físico que haga milagros.

Eso sí, si acompañamos una dieta de adelgazamiento con la práctica de gimnasia hipopresiva, nuestra apariencia física mejorará con rapidez, de manera que la desmotivación que suele hacer fracasar las dietas basadas en buenos propósitos no aparecerá (o al menos no lo hará tan rápido).

Como colofón a esta lista de factores que me hacen ser una "low pressure friki" añado la elongación muscular en la que se insiste casi machaconamente en los entrenamientos. Nuestra vida cotidiana hace que la mayoría de las personas suframos acortamientos y contracturas musculares que requieren de estiramientos sostenidos y el trabajo de hipopresivos requiere de un alargamiento constante de determinados músculos, así como de la activación de otros que reposan demasiado debido al sedentarismo. La corrección postural no puede darse sin este alargamiento y estimulación muscular y, al mismo tiempo, estas acciones generan un alivio profundo de la tensión.

No es necesario comentar que al aliviar la tensión física, la tensión emocional se reduce en proporción, de la misma manera que sucede cuando recibimos un masaje.

Como es de esperar, la práctica es el mejor elemento para poder justificar los beneficios de esta técnica. En pocas sesiones el cambio en la postura, en la pisada y en la musculatura abdominal es evidente, esta es la clave del éxito de los abdominales hipopresivos que, en palabras de sus promotores más conocidos, son "mucho más que abdominales".

Artículo publicado por Patricia Rivas Gallego el 12 Octubre 2015. Valoraciones: 4.6 de 5 en 37 votos.