El miedo: tipos de miedo y cómo combatirlo

Manel Marina ha escrito las definiciones de Logoterapia · Sofrología

El miedo - cómo afrontarlo y combatirlo¿Qué es el miedo? ¿Qué tipos de miedos existen? ¿Se puede controlar el miedo? ¿Cómo afecta el miedo al cuerpo y a la mente? ¿Qué reacciones provoca? ¿El miedo es real o es producto de tu imaginación? En este post vamos a dar respuesta a todas estas preguntas.

Definición de miedo

Podemos considerar el miedo como tú respuesta natural ante un determinado peligro, que te produce una sensación desagradable tanto en tu mente como en tu cuerpo y que te puede provocar un sinfín de reacciones como ataques de ansiedad. O puedes reaccionar ante el miedo paralizándote, sin saber cómo reaccionar o qué hacer. La expresión extrema del miedo se podría llamar terror. Sin embargo, el miedo muchas veces no lo provoca una situación real y es fruto de tu imaginación.

Aunque te parezca extraño el miedo es positivo para ti porque puede suponer un mecanismo de defensa ante una determinada situación. Imagina por un momento que quieres dar un salto entre dos tejados que están a mucha distancia. Es una acción que se puede considerar irresponsable. Y sólo el miedo evitará que lo hagas.

Cuando se activa el miedo en tu mente reaccionas de una determinada manera y esa reacción es muchas veces positiva e incluso eficaz. Imagina que ves a un niño que va a cruzar por una calle llena de coches que circulan a gran velocidad. El miedo a que ese niño sea atropellado te hará abalanzarte hacia él para que no sea atropellado. Pero también puede pasar todo lo contrario. Que te quedes paralizado y no sepas cómo reaccionar.

Y también hay miedos que podemos considerar irracionales, miedo a lo que no existe

El miedo en el cerebro

El miedo es una manifestación fisiológica que se da en el cerebro. Tu cerebro funciona como una especie de scanner que vigila constantemente todo lo que está ocurriendo a tu alrededor. Esta especie de antena no descansa ni cuando estás durmiendo. Cuando el cerebro detecta el miedo da las señales oportunas para que reaccione tu cuerpo. Y ante este miedo tu reacción puede ser huir, paralizarte o enfrentarte a él.

El miedo en el cuerpo

¿Y cómo se manifiesta ese miedo en tu cuerpo? Pues todo tu metabolismo se activa, tu corazón bombea más sangre que en una situación normal, te aumenta la presión arterial y la actividad en tu cerebro aumenta. Podemos enumerar otras reacciones ante el miedo que se producen en tu cuerpo:

  1. Palpitaciones aceleradas en tu corazón hasta llegar incluso a la taquicardia.
  2. Tu cuerpo empieza a sudar de una manera casi irracional.
  3. No tienes control sobre tu conducta.
  4. E incluso puedes llegar a orinarte encima de manera involuntaria.

El miedo puede tener consecuencias mucho más graves. El miedo puede originar un trauma, se puede quedar fijado a tu mente y entonces, en estas situaciones, superarlo se torna mucho más difícil y es cuando en este punto es aconsejable que acudas a un especialista para superarlo.

El miedo irreal o imaginario

La mente del ser humano es un misterio todavía por explorar. No es extraño encontrar a personas que empiezan a imaginar el peor de los escenarios posibles ante una situación determinada. Esta situación no tiene por qué suceder pero casi imposible controlar estos pensamientos negativos que, si nos permites la expresión, no tienen ninguna base. Por ejemplo es el miedo al rechazo de los demás, de las personas de nuestro entorno, es el miedo a expresar un determinado sentimiento analizando en tu cerebro cómo puede afectar a los demás.

Cómo enfrentarse al miedo

La mejor manera de enfrentarte al miedo es concienciarte de que el miedo es algo natural e inherente al ser humano. Tienes que pensar también que el miedo está en tu cabeza. Y no te preocupes, el temor por ejemplo a una entrevista de trabajo es normal, el miedo a cruzar una calle llena de coches también, pero lo que tienes que procurar es expulsar el miedo que sólo ha generado tu mente, es decir, el miedo que podemos considerar irreal.

Y una de las cosas más positivas que puedes hacer es consultar a un profesional para eliminar de tu mente esas falsas amenazas.

¿Tienes miedo? ¿En qué situaciones tienes miedo? ¿Cuándo lo has sentido? Cuéntamelo en los comentarios.

Y si te ha gustado este post, compártelo, seguro que a algún amigo tuyo también le puede venir muy bien saber qué es el miedo.

Artículo publicado por Manel Marina el 28 Noviembre 2015. Valoraciones: 4.6 de 5 en 17 votos.