Los colores del bienestar: psicología y colores

Los colores del bienestar: relación entre psicología y coloresEn principio, los colores cálidos (amarillo, naranja y rojo) son agresivos, inquieto o estimulante y positivo, mientras que los fríos (morado, azul y verde) son negativas, hostiles y reservado, tranquilo y sereno.

Sin embargo, casi nunca percibimos el color como algo que nos pertenece, un producto de la mente que hace que el mundo perceptible, connota la vida, está íntimamente relacionado con los sentimientos y en estrecha relación con un lenguaje cotidiano convencional o nuestros tonos emocionales de modo que las experiencias afectivas se tiñen de color cuando tratamos de expresar: "Mi vida es gris...", "Yo soy negro...", etc.

En general, los colores son relacionados con la comunicación y con la psicología, por lo cual son utilizados a menudo en la publicidad y en el marketing de productos, en la moda, en la decoración de interiores (colores pálidos o brillantes como los calientes y oscuras pueden reducir o aumentar el tamaño aparente de una habitación), etc.

La atracción o repulsión a un color

El psicólogo, psiquiatra y filósofo Max Luscher elaboró en 1949 una interesante "prueba de color", basada en el hecho de que una particular atracción o repulsión en contra de un determinado color se pueden atribuir a determinados estados psicofísicos y emocionales que todos los colores y cualquier combinación de colores genera en el observador teniendo en cuenta también, que la preferencia mostrada hacia cada color y las reacciones que provoca el sujeto a cambios en función de los tiempos individuales y diferentes en un mismo individuo: en pocas palabras, los colores hablan de nosotros, dando información precisa sobre las necesidades, los deseos, los residuos, los temores, lo suficiente como para ser capaz de descifrar el mensaje.

A menudo, una persona se siente atraída por un color para un período de tiempo, pero en algún momento siente la necesidad de cambiar. Eso pasa con nuestra ropa, con las paredes de nuestra casa, hasta con el color de nuestro pelo.

Lo que pasa, es que estamos saturados de un color determinado y se necesita un cambio.

Relación entre color y emociones

A veces, necesitamos estar en contacto con con un color determinado, y durante una sesión de terapia artística por ejemplo puede pasar que el simple uso de un color sea útil a un cambio de tipo emocional. Y a veces puede suceder que descubrimos que los colores que nos gustan menos, ¡son los colores que mas necesitamos!

Los colores y las emociones en terapia artística

Entonces, aunque hayan muchas teorías, pruebas, y experiencias de la relación entre color y psicología, os invito a investigar de manera personal vuestra percepción del color, pensando a cual son vuestros colores preferidos, los que nunca lleváis, y a como fuera un mundo sin color, para descubrir cuánto es de importante ese elemento, que en silencio da energía a nuestra vida.

Simbología de los colores

A continuación, unos ejemplos de simbología de los colores, muy generalizada. Los colores, a continuación, dependiendo del tono considerado, no sólo evocan diferentes emociones, pero también expresan una gama de sentimientos que van desde un positivo a un negativo, abrazando la complejidad de las experiencias psíquicos relacionados con un determinado color.

Rojo

En general rojo simboliza la pasión, el amor, la calidez, la energía, la resistencia. Para muchos es un color que es demasiado agresivo. También simboliza el peligro, sangre, fuego y la violencia, mientras el Rosa simboliza la feminidad y la juventud. La debilidad y la ingenuidad.

Amarillo

El amarillo simboliza el sol, la felicidad, el crecimiento y el oro. También puede simbolizar la falta de honradez, la cobardía, la traición, los celos, el engaño, las enfermedades y los juegos de azar, mientras el naranja es un color vibrante y acogedor. Es muy popular para los sitios web. También simboliza el cuidado y la investigación.

Verde

El verde es la naturaleza, el medio ambiente, la vida, el crecimiento, la suerte, la juventud, la primavera, la fecundidad y la religión. La envidia y los celos.

Púrpura

El Púrpura simboliza la realeza, la espiritualidad, la pasión y el amor. La crueldad, la arrogancia y el llanto mientras el azul simboliza la calma, el agua, el cielo, la armonía, la confianza, la limpieza y la lealtad. La tristeza y la depresión.

Marrón

El Marrón simboliza la neutralidad, la tierra y cálido, mientras el gris simboliza la inteligencia, la fuerza, la limpieza y algo moderno. También se asocia con la madurez y la tristeza.

Blanco y negro

El blanco es limpieza, inocencia, espacio, pureza, castidad, sencillez y paz... pero incluso también se asocia con la muerte (en las culturas orientales), frialdad y esterilidad, mientras que el negro se asocia con el poder, la elegancia, la magia, el misterio y la noche. También simboliza el luto y la muerte (en las culturas occidentales), el mal, la infelicidad, tristeza, pesar y enojo.

Artículo publicado por el 6 Febrero 2016. Última modificación el 12 Febrero 2016.
Este artículo ha recibido 1832 visitas. 5.0 en 10 votos.