Metamorfosis o transformación

Metamorfosis o transformaciónMuchas veces nos hablan de lograr un cambio, en nuestra vida, en la sociedad, sin embargo no sabemos como hacerlo realidad.

De todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance como terapeutas, la técnica metamórfica la considero una técnica de vanguardia, ya que pone a nuestro servicio de un modo natural la verdadera Metamorfosis o transformación del Ser, para llegar a ser lo que en esencia estábamos llamados antes de nacer.

Mediante el conocimiento de la Técnica Metamórfica, sabemos que toda la vivencia de nuestra madre, durante los 9 meses de gestación ha quedado grabada en nuestras células dejando en algunos casos grandes secuelas a nivel emocional, impidiendo que se fuera afianzando la estructura de nuestra personalidad, influyéndonos hasta los 3 años de vida.

Cuando la persona acude a mi consulta para recibir una sesión de Terapia Metamórfica, puedo observar por su comportamiento y lo que manifiesta, cuál ha sido su experiencia durante la etapa de la gestación.

Cada individuo trae su propia influencia genética y energética que lo determinará en la vida.

En la medida que haya vivido situaciones estresantes durante el período prenatal, más la influencia transgeneracional, le afectarán al modo cómo se desarrollará el feto en todos los niveles. Las células que comienzan a formarse, disminuyen la comunicación y también la fuerza vital de una vida que comienza a gestarse.

La persona pierde en cierto modo, la consciencia de quien está llamada a ser en plenitud y esto influirá en su manifestación plena en la vida.

Se ha comprobado en algunos casos, en personas que han pasado por situaciones difíciles, sintiéndose culpables y encerrándose en sí mismas, han generado un bebé Autista.

Otras, debido al gran estrés vivido y acumulado en el momento de la gestación, se han sentido víctimas de la situación, de su entorno, culpabilizando a otros de lo que le estaba pasando. Esto ha influido sobre el bebé, desarrollando Síndrome Down.

Nosotros sabemos que cuando una emoción no la podemos gestionar, hay una ruptura en el holograma celular. Esa ruptura impide que llegue el oxígeno y el alimento vital a cada una de nuestras células. Lo que le afecta a una célula, le afecta a las otras.

Somos seres holísticos, con un cuerpo físico, un cuerpo energético y un cuerpo espiritual, que siente, que vibra y vive, no solamente en nuestro cerebro, sino en cada uno de los órganos del cuerpo y se extiende más allá de ellos.

Tenemos una conciencia que está conectada a cada una de las células de nuestro cuerpo y a través de ellas podemos comunicarnos con cada uno de los órganos y cada uno de los tejidos.

Los bloqueos son el estrés inconsciente que muchas veces nos frena o nos impide el flujo natural de la energía o fuerza vital.

Son muchos los que al ser conscientes de su situación personal, cuando escuchan hablar de esta técnica, preguntan con grandes expectativas.

¿Puede hacer cambios en mi vida, recibir la terapia Metamórfica?

Recibir esta técnica puede traer diversos tipos de cambios, como por ejemplo:

  • Puede ayudar a despertar tu consciencia.
  • Recuperar la fuerza y ganas de vivir.
  • Tener la capacidad de percibir con otros ojos la propia realidad.
  • Aceptar el cambio desde lo más profundo, como un nuevo nacimiento.
  • Capacidad para descubrir el verdadero propósito de la vida.
  • Retomar la capacidad de autosanación interior que estaban bloqueadas.

Cada persona que la recibe, reacciona de manera diferente:

  • Unos experimentan paz interior, dicha y bienestar.
  • Les ayuda a sentirte positivo y feliz con más fuerza y vitalidad.
  • Aumentan la confianza en sí mismos.
  • Consiguen mayor equilibrio, físico y emocional.
  • Reconecta con la energía original para hacerse cargo de su vida.
  • Comienzan a re-escribir su nuevo Proyecto de vida.

Esta técnica está relacionada con el Proyecto Sentido de Marc Fréchet, en el que dice:

Cada ser humano trae un programa mental, desde antes de nacer, generando patrones de conducta inconsciente.
Marc Fréchet

Surgido del producto de emociones y dramas que vivieron los progenitores, entre 6 y 9 meses antes de la concepción. 

El Proyecto Sentido, comienza antes de nuestra llegada, surge cuando nuestros padres en cierto modo se plantean tener un hijo. Antes y durante la gestación de los nueve meses, los padres, la familia y su entorno influyen de modo inconsciente sobre el bebé que se está formando. Esos bloqueos personales y del pasado (colectivo) crean los patrones de conducta aunque parezcan de naturaleza compulsiva e inconsciente.

Por la Técnica Metamórfica, sabemos que el periodo del embarazo puede acarrear patrones de estrés, miedos, inseguridades. Mediante su aplicación, podemos salir de esos patrones, si tomamos consciencia de ellos y nos responsabilizamos de nosotros mismos.

Artículo publicado por el 2 Abril 2016. Última modificación el 2 Mayo 2016.
Este artículo ha recibido 960 visitas. 5.0 en 6 votos.