Los tres niveles fundamentales de Sanación Akáshica

Las diferentes etapas en la lectura registros akáshicosA continuación voy a explicar someramente los diferentes niveles de sanación Akáshica.

Me extiendo un poco más en los fundamentales, dirigiéndolos ahora hacia la lectura de terceros.

Nivel I: Comprensión

Apaga tu mente y tu ego, no deben entrar en este proceso. Para ello no olvides los consejos e indicaciones que hemos dado siempre para no dejar que el Yo sea el protagonista.

¿Por qué lo cito en el proceso de Compresión? Sencillo: si decido intervenir con “mis” observaciones, dificulto la sanación Akáshica.

La mayoría de las acciones en Registros Akáshicos se basan en la apertura, lectura, indagación y la energía que ayuda en varios niveles, pero la energía no es solo informativa y también fluye en todo el momento de interacción con tu tercero, así pues, deja que tu cliente te cuente su historia. Muchas veces con sólo contarla comienza el proceso de comprensión, amparada en la Energía.

En este nivel, a ti te toca escuchar a la persona que tienes enfrente, abre tu corazón y siente cada palabra que te diga, siente tu conexión a Fuente, tú cilindro de Luz y sé respetuoso: Todo acaba de empezar y ya acude ayuda.

El nivel 1 en los registros akáshicos es la comprensión

Nivel II: Causas y circunstancias

Aquí, tenemos una intervención más activa, hemos de sugerir buscar los motivos, qué precede a su pregunta o inquietud, porque es el segundo momento sanador Registros Akáshicos fundamental: Pregunta a la persona si está de acuerdo en pedir que se revelen las causa/s y circunstancias por las cuales se llegó a este problema. Si la respuesta es afirmativa, pregunta tú en su nombre.

Si la información recibida en este nivel no es suficiente para la sanación del problema pasa al nivel III.

Nivel III: Reconocimiento de la verdad

No es ya la causa aparente, sino conectarte con el porqué último, con el plan de vida, con el plan del grupo de almas, ¿cuál es su trabajo, cuál es su experiencia, objetivo?

Igualmente, si hemos llegado aquí, tenemos una intervención más activa, hemos de sugerir y explicar que existen grupos de trabajo, que las cosas no pasan sin un propósito último, sobre todo el ver su reacción que es donde realmente puede hacer los cambios: Pregunta a la persona si está de acuerdo en pedir que se revelen las tendencias que forman parte de ese propósito Si la respuesta es afirmativa, pregunta tu en su nombre. Y recuerda que estás en el punto más alto de sanación, el plan de grupo, alma, vida...

En este punto, puedes ver que el camino del Alma siempre es sabio.

Aquí encontrarás que todas las piedras del camino tenían un fin, todas y cada una de ellas trajeron a la persona hacia ti y hacia su propia Akasha.

Aquí comprendes la frase “TODO ES COMO DEBE SER”.

Ricard Montero i Costa
Psicólogo, economista y Maestro de Reiki en Komyo, Gendai, Reido y Karuna

Artículo publicado por Sissoassociats Ricard Montero el 9 Junio 2016. Última modificación el 10 Junio 2016. Valoraciones: 4.0 de 5 en 3 votos.