La consciencia de tu fecha de nacimiento

Consciencia de tu fecha de nacimiento¿Sabías que tu fecha de nacimiento es el momento más importante de tu vida? Sí, no te extrañes. Piénsalo bien. Es tu punto de partida en tu vida. La casilla de salida. El punto cero de tu existencia. El inicio de la aventura que supone vivir. Desde ese preciso momento, un infinito universo de posibilidades ante ti.

Suena muy grande, ¿verdad? ¡Y realmente lo es! ¿Quieres acompañarme a lo largo de esta publicación para descubrir la chispa de luz que supone tu fecha de nacimiento en tu vida? Toma mi mano y caminemos juntos.

¿Qué es la Numerología? La fecha de nacimiento y el nombre personal

Tradicionalmente la Numerología ha tratado de dar una explicación racional a cómo es la energía esencial de las personas según su fecha de nacimiento y su nombre personal. Para ello, la Numerología parte de la premisa de que cada número responde a un determinado tipo de vibración, una energía caracterizada por un movimiento natural que tiene un efecto en las personas según nos veamos influidos por ellos tomando como referencia nuestros propios números.

Estos números los podemos observar echando un vistazo al mapa de nuestra fecha de nacimiento e intercambiando las letras de nuestros nombres y apellidos por la codificación numérica que postula la Numerología convencional. En dichos estudios se describe cuál es la energía de base que apoya tu evolución según tu momento de arraigo a la vida (la fecha de nacimiento) y la identidad que te caracteriza en tu vida (tu nombre registrado).

El análisis de ambos nos permite observar cuál es la inercia numérica que te invita a avanzar en tu camino existencial.

El papel de la Numerología y la consciencia

Estamos en tiempos en los que todo evoluciona de manera acelerada y los cambios se precipitan de una manera fluida y abundante. Todo ello se ha debido a múltiples factores que nos han ido ofreciendo una visión más amplia acerca de cómo participamos en nuestra vida generando dichos cambios. Uno de ellos es el carácter cada vez más predispuesto y abierto de las personas a tomar consciencia sobre cuál es el papel que tenemos en nuestra vida y qué acciones llevamos a cabo para mantenernos en una coherencia interna que nos facilite alinearnos con una vida llena de prosperidad, plenitud y equilibrio.

Por ello, la mayoría de las técnicas y herramientas de las que disponemos hoy en día para tomar consciencia de nuestro poder personal trasmiten la enseñanza de que la adaptabilidad al cambio y a permanecer conscientes del presente es necesario para avanzar en la vida con una presencia responsable en la vida. Al fin y al cabo, somos co-creadores de nuestro propio camino según nuestro grado de compromiso con estar en la vida de la mejor manera posible.

En este sentido, técnicas del análisis de la energía personal desde el inicio de la vida, como la Numerología, necesitan ser tratadas desde un enfoque cada vez más consciente y abierto, adecuado a los tiempos de gran transformación que estamos viviendo. Un enfoque que trate la información desde un punto de vista basado en las posibilidades de evolución, de cambio y de madurez según los procesos que la persona haya elegido y esté eligiendo vivir. No debemos partir de la base de que un momento de nacimiento lo determina absolutamente todo porque en estas últimas etapas de mayor consciencia no tiene sentido encasillar a las personas en un determinado destino, abocadas a vivir experiencias decididas únicamente por la mera inercia de la vibración numérica residente en la fecha de nacimiento. Si esto fuese así, ¿qué sentido tendría ser más o menos consciente en un mundo que se vuelve cada vez más consciente? ¿Cuál sería el sentido de hacerse responsable del papel que tienes en tu vida a través de la consciencia si la fecha de nacimiento estuviese abocándote a un destino concreto a pesar de todo? Además, ¿dónde quedaría la evidencia de la mejora de vida que experimentan las personas cuando se alinean con un estilo de vida mucho más consciente?

La calidad de tu fecha de nacimiento: Cuestión de consciencia

¿Eso significa que en estos tiempos de consciencia la Numerología ya no funciona? No. Lo que no funciona es un enfoque basado en el puro determinismo de que las cosas son así y no pueden ser de otra manera porque los números dicen que son así.

En adición a lo anterior, los análisis de Numerología basados en el juicio del estilo “esta fecha es buena o mala”, “el número X es” y “te va a suceder esto otro” no construyen a las personas, sino que están reforzando, motivando e incentivando una programación inconsciente para predisponerla a ese POSIBLE destino.

A la hora de resolver esta discusión quiero compartir contigo un concepto que te ayudará a comprender esto de una manera más sencilla. Los números son grafías que representan una determinada energía. Una energía que te envuelve desde el momento en el que eres engendrado y durante toda tu vida según tu fecha de nacimiento y tu identidad personal.

Esa energía que engloba tu nacimiento y tu arraigo a la vida caracterizará las grandes líneas de tu vida y se reflejará a través de algunos de los rasgos de tu personalidad, de tu biología (y genética familiar) e incluso tu comportamiento y tus vivencias según el entorno en el que te desenvuelvas. Sin embargo, la energía que guardas en tus números personales tanto por fecha de nacimiento como por nombre personal es susceptible de ser modificada a través de experimentar una alquimia interior mediante, lo que yo denomino, binomio consciencia – coherencia.

Ilustrémoslo con un ejemplo

Tú no puedes alterar que has nacido en una fecha de nacimiento determinada pero sí puedes desarrollar una consciencia y una coherencia de vida para alinearte con las mejores posibilidades de evolución que te brinda tu nacimiento en esta existencia. El binomio consciencia – coherencia es un sencillo estudio que puedes hacer tú mismo en relación a cómo tú mismo te relacionas objetivamente con la vida, con los demás, en tu trabajo, en tus relaciones personales, en todos los ámbitos de tu vida, al fin y al cabo.

Como podrás intuir, la calidad de la energía residente en tus números personales dependerá de cuanto mejor y más equilibrado esté este binomio. Pero, ¿qué implica este binomio y qué efectos tiene en tu calidad de vida?

Factores que influyen en el binomio consciencia – coherencia

  • La ética personal basada en el pensar/decir/sentir/hacer en la misma dirección.
  • El grado de perspectiva acerca de los procesos personales y el sentido de todo lo que se vive.
  • El grado de renuncia a códigos, memorias subconscientes y programas debilitadores adquiridos por la educación, valores y creencias limitantes y obsoletas ajenas.
  • Los mecanismos a través de los cuales te relacionas con la vida.
  • El grado de compromiso por la generación de cambio desde la responsabilidad sobre la propia vida.
  • Otros factores que también gozan de una clara influencia y aportan información e influyen directamente en la manera en que nos relacionamos con la vida y que residen en lo más profundo de nosotros: el proyecto sentido, el grado de orden sistémico, pactos y decisiones prenatales, etc.

La consciencia sin coherencia está vacía. La coherencia sin consciencia no puede pervivir.

Los factores mencionados anteriormente son, en sí mismos, un trabajo de vida, perpetuo, que requiere visión, inteligencia, conexión interior y, sobre todo, interés y voluntad. Porque la consciencia es algo que es infinito en sí mismo. Siempre puedes ser un poco más consciente e ir más allá del lugar en el que tu consciencia actual te permite comprender lo que sucede en tu vida hoy en día.

Y si jamás se acaba de realizar un ejercicio de consciencia, ¡de coherencia mucho menos! Porque van de la mano, son sinérgicas y deben permanecer mimetizadas para que la calidad de tu vida pueda experimentar un salto duradero y verdadero.

La fecha de nacimiento y el binomio consciencia – coherencia

Como se ha presentado a lo largo del artículo, la energía de los números que configuran tu fecha de nacimiento puede mutar según tu grado de consciencia. ¿Por qué es importante tener esto claro? En un principio, porque a medida que desarrollas una consciencia – coherencia de vida puedes utilizar el poder que te brinda tu fecha de nacimiento desde un escenario mucho más constructivo y participar de crear tu vida con mayor equilibrio y mayor prosperidad. A continuación, comparto contigo algunas pinceladas de cómo potenciar el Binomio Consciencia – Coherencia puede beneficiarte según los números de tu fecha de nacimiento.

Ten en consideración el número del mes, tu día de nacimiento (simplificado) y tu año de nacimiento (también simplificado). Si quieres, de manera complementaria al análisis también puedes sumar todos los dígitos de tu fecha de nacimiento para tener un cuarto elemento que valorar (y que en Numerología denominamos Número Vital).

  • Número 1. Tu grado de confianza en ti mismo, autoestima, tu autoconcepto, tu capacidad de liderar tu vida, tus proyectos, de verte de manera objetiva, de ser tu propio maestro.
  • Número 2. Tu grado de empatía y asertividad, tolerancia respeto al prójimo, capacidad de adaptación a las circunstancias, tu capacidad de permanecer en equilibrio, en paz contigo mismo y en un estado de conexión interior.
  • Número 3. Tu grado de relacionarte con los demás con autenticidad, de generar prosperidad y abundancia en tu vida, de ser creativo y expresarte con naturalidad, de permanecer consciente de tu inocencia y tu pureza.
  • Número 4. Tu capacidad de ser productivo y generar valor en tu entorno a través de tus acciones, de responsabilizarte de tu propia vida, de especializarte en lo que realmente eres genial, de generar una seguridad en ti mismo y a tu alrededor.
  • Número 5. Tu capacidad de fluir con los acontecimientos en la vida, cómo no te limitas ante miedos, obstáculos o resistencias al cambio, así como le das rienda suelta a disfrutar plenamente de la vida.
  • Número 6. Tu capacidad de generar bienestar en tu entorno a través de la comprensión, el amor, el cuidado de los demás; cómo contribuyes al fortalecimiento de las relaciones en tu vida y cómo te identificas, te cuidas y te mimas en relación a los demás.
  • Número 7. Tu capacidad de absorber conocimiento, de gestionar tu dinámica mental, de comprender la existencia y de relacionarte contigo mismo desde un enfoque más elevado y consciente.
  • Número 8. El grado de ética con el que te relacionas con el poder; tu capacidad de generar economía, riqueza; tu capacidad para estar en la vida con plena consciencia de la importancia de lo que materializas.
  • Número 9. Tu capacidad de comprender todos los puntos de vista y desapegarte del dolor trascendiendo tu visión personal; cómo contribuyes a apoyar y orientar a los demás en su recorrido de vida.

El bionomio: consciencia-coherencia

Desde este enfoque, la Numerología abre su ámbito de actuación prescindiendo de las aseveraciones que centran el protagonismo en los números y devolviéndole a la persona la capacidad de generar una vida centrada en sus posibilidades de construir su existencia desde el valor que le suministra su fecha de nacimiento.

En dicho sentido, esta nueva perspectiva respeta la naturaleza de tu momento de nacimiento y te permite comprenderlo con total objetividad para que, si quieres, tienes interés y deseas vivir en conexión con ese poder esencial, puedas utilizar tu máximo potencial para participar de la mejor vida que puedes generar desde ti. Se pone el énfasis en qué quieres TÚ: ser el protagonista de tu propia existencia o ser una víctima del karma, según otras visiones. ¿De qué depende? De tu voluntad y de tu capacidad de permanecer en ese binomio de consciencia y coherencia con tu poder en tu vida.

Reprogramación de la fecha de nacimiento

Estoy convencido de que, en ocasiones, has sentido que por mucho que realices un ejercicio de consciencia siempre vuelves a repetir los mismos procesos. Parece que hay una memoria residual que te devuelve de nuevo a la misma experiencia, de forma recurrente, por mucho que trates de ponerle solución realizando una terapia de desbloqueo o utilizando alguna técnica para poner orden en tu vida. Posiblemente te hayas desesperado y hayas abandonado la lucha o, por lo menos, planteártelo. No te voy a negar que es comprensible.

Dentro del binomio consciencia-coherencia existen infinidad de factores subyacentes que tienen una influencia muy poderosa en la manera en que la energía de los números de tu fecha de nacimiento programa la realidad para que esas circunstancias vuelvan a darse en tu vida. De hecho, es totalmente comprensible. No debes olvidar que, de la misma forma que has elegido unos padres a través de los cuales nacer, también has elegido una fecha de nacimiento determinada para experimentar una serie de procesos de vida que te permitan añadir experiencia a tu alma. Todo ello son decisiones prenatales, de carácter trascendente a cualquier técnica, y que no son susceptibles de ser modificadas. No puedes cambiar a los padres que tienes. No puedes cambiar el origen de tu existencia. No puedes cambiar la naturaleza de tu fecha de nacimiento. Pero sí puedes alinearte de una manera mucho más equilibrada en la vida con toda esa serie de circunstancias realizando un ejercicio de empoderamiento desde tu origen de nacimiento.

Habitualmente y, sobre todo, en escenarios en los que falta perspectiva, esperamos que la vida nos mejore como por arte de magia. Le echamos la responsabilidad a la Vida, a Dios, al destino, al Universo, al karma (o a todos, según se vea) de que nos pase lo que nos pase, pero en pocos casos (afortunadamente cada vez más) queremos asumir el rol protagonista y poner solución a nuestros conflictos. Es más cómodo quejarse y echar la culpa fuera de nosotros. Es comprensible. Al fin y al cabo, la culpa es uno de los sentimientos más corrosivos y la tendencia natural es escupirla para no envenenarnos con ella. Pero eso no es consciente. Y, por tanto, el binomio consciencia – coherencia explota en infinitos trozos, anquilosándonos en nuestra vida a través de la negación de nuestro poder para transformarnos aprovechando lo que estamos experimentando.

La reprogramación de la fecha de nacimiento parte del principio de tomar el empoderamiento del origen de tu vida asumiendo el sentido de lo que estás viviendo para tu mejor y mayor evolución, desechando todo lo que no se corresponde con un estado de consciencia. Sabemos que la consciencia en combinación con la coherencia personal provoca una mejora de la calidad de la energía de tu fecha de nacimiento. Ese ejercicio resulta clave para preparar el terreno para esta reprogramación puesto que el tomar la actitud de estar dispuesto a permanecer en esa consciencia, la energía de la fecha de nacimiento se abre para alinearse contigo a través de esa voluntad. Partiendo de esa premisa, la reprogramación profesional de la fecha de nacimiento se orienta a flexibilizar las programaciones de tu momento de nacimiento, así como facilitar una mejor integración y comprensión de tus procesos personales diluyendo lo que no se corresponde con un estado de unidad con tu camino.

Numerología como filosofía de vida

La fecha de nacimiento es, al fin y al cabo, la oportunidad que te das a ti mismo desde el alma de poder experimentar evolución en la vida. Y en este escenario que es la Vida misma, todo se rige por ciclos, por ritmos, por códigos, por números, por información, al fin y al cabo. Por eso en la medida que despiertas consciencia a través de la información de tu existencia, marcada por tus números personales, te abres a contemplar la vida desde una óptica mucho menos dramática y más consciente.

La Numerología es una técnica que, desde este enfoque que he querido compartir contigo, ayuda a abrir la perspectiva y a tomar el poder de tu existencia a través de comprender y programar tu fecha de nacimiento para el éxito, la prosperidad y la plenitud.

Me gusta pensar que, ya que estamos en la vida vamos a vivirla a tope, aprovechando la oportunidad de irradiar lo mejor de nosotros mismos, aprovechando todas las posibilidades que nos ofrece el poder de nuestra fecha de nacimiento, desde la libertad que nos ofrece ser responsables de nuestro camino. Liberándonos de las cadenas de nuestros límites, vengan estos de donde vengan y asumiendo que lo realmente importante es cómo permanecemos en la vida el tiempo que tengamos que estar en ella.

Fernando Ángel Coronado

Artículo publicado por Fernando Ángel Coronado el 7 Noviembre 2016. Valoraciones: 4.9 de 5 en 56 votos.