7 consejos para vencer tus obstáculos y fracasos

Por Edith Gómez

Consejos para vencer tus obstáculos y fracasosTodos tenemos días malos, nos levantamos con el pie izquierdo y pensamos que el mundo está conspirando contra nosotros. Todo se complica cuando tienes que hacer algo, tienes que llegar a una cita y justamente ese día el tráfico es de infarto, o simplemente pasa que estás pasando por un bajón emocional.

En esos momentos comenzamos a cuestionar nuestra existencia porque parece que todo lo que hagamos o intentemos hacer saldrá mal. Hasta piensas que todo tu entorno está en tu contra. Entonces piensas, ¿qué hacer cuando todo va mal?

Cuando estés en uno de estos días toma en cuenta lo siguiente:

1. La vida no es fácil

Vida no es fácilDebemos tener presente que la vida no es fácil, y mientras vamos avanzando se van presentando una serie de dificultades. Tenemos que saber que la vida no es perfecta, ni para nosotros ni para nadie, y nunca lo será, solo tenemos que ir evolucionando conforme vamos viviendo.

Cuando todo sale mal es porque en nuestra mente solo hay cosas malas, solo pensamos en las veces que nos hemos equivocado o fracasado. Quizás es momento de evaluar las perspectivas que tienes.

Muchas veces es necesario analizar las cosas y realizar ajustes según corresponda. Aquellas personas que todos los días solo esperan cosas positivas se encuentran contra situaciones que las hacen perder la cordura, y desilusionarse en el camino.

 

2. El éxito no llega de la noche a la mañana

El éxito no llega de la noche a la mañanaEs algo totalmente normal que queramos tener éxito en todo lo que hacemos y emprendemos, pero el detalle es que no siempre estamos en la disposición de trabajar fuertemente para lograrlo. Creemos que todo llegará fácil a nuestras manos.

¿Sientes que todo sale mal porque no has logrado el éxito que quieres?

Tómate un tiempo para pensar en lo que tienes y valorarlo como se debe. Es importante que valores lo que tienes antes de que quieras conseguir algo nuevo. Luego, puedes crear un plan para llegar a donde deseas.

Todo en la vida se gana con paciencia y esfuerzo. Establece objetivos que puedas lograr y ve por ellos uno a uno.

Recuerda que para disfrutar de la vida, debes reducir lo superfluo y llevar una vida minimalista. Tú y solo tú tienes que decidir qué es lo que te importa y por lo que debes luchar, y eliminar todo lo demás.

 

 3. Aprende la lección

Aprende la lecciónLas cosas no salen mal porque el mundo está contra ti. Piensa, ¿qué puedes aprender de la situación por la que estás pasando?

Quejarse de todo no ayudará en nada. Solo hará que te sientas mal al hacer que pienses mucho en ello.

Es mejor tomar las cosas como retos y enfrentarlas con ganas de superarlas. Cambia un poco la mentalidad y trata de ver el lado positivo de las cosas. ¡Rompe tus límites! 

 

4. Aprecia lo bueno

Aprecia lo buenoNo permitas que la tristeza o la aflicción gobiernen tu vida. Es normal que en momentos de dificultad sea un poco difícil tener buena cara, pero, ¿de qué otra forma mejorarás tu visión de las cosas?

Aprende que los errores, los obstáculos y las dificultades son parte de la vida, y serás tú quien decida cómo enfrentarlas. Tómalas como formas de aprendizaje y como parte de tu crecimiento como persona. Luego, aprecia todas las cosas buenas que tienes ahora.

 

5. Ya no te preocupes

No te preocupesTrata de concentrarte en las cosas que puedes mejorar, y no en las cosas que ocurren a tu alrededor. No dejes que tu atención se vaya a cosas que no lo merecen. Las cosas siempre terminan ocupando su lugar cuando las dejas fluir sin presión.

Trata de ocupar tu mente en cosas buenas, trata de crear una estrategia para solucionar todas esas cosas que te aquejan. No pases todo el tiempo preocupado por lo que tienes que hacer, es hora de despejar un poco tu mente.

 

6. Llora si lo necesitas

Llora si lo necesitasCuando las cosas van mal muchas veces una de las mejores maneras de dejar salir todos esos sentimientos es llorando. ¡No tengas vergüenza! Llorar no significa debilidad, esto genera una sensación de tranquilidad ya que se liberan hormonas que funcionan como anestesias naturales.

Lo que no debes hacer es enfocarte siempre en lo malo. Avanza en tu camino, y si hace falta, ¡llora y anímate! 

 

7. Recuerda que ninguna vida es perfecta

Ninguna vida es perfectaAunque quizás creas que tu vecino con coche nuevo tiene una vida perfecta, la realidad es totalmente diferente. Todas las personas, sin excepción, tienen y pasan por dificultades en la vida. Una de las peores cosas que puedes hacer es compararte con los demás. Eso solo te hará sentir mal.

Quizás ese vecino tiene coche nuevo, pero está pasando por un mal momento en su matrimonio. Aparentemente tienen una vida perfecta, pero nunca es así.

Cuando todo va mal piensa en dónde estás y a dónde quieres llegar. Lo que haga el resto del mundo no debe ser tu principal preocupación.

 

Edith Gómez
gananci.com

Artículo publicado por Edith Gómez el 17 Noviembre 2016. Valoraciones: 4.3 de 5 en 4 votos.