La manipulación visceral

Para qué se usa la manipulación visceralLa Manipulación Visceral sirve para recrear, armonizar e incrementar la comunicación propioceptiva dentro del cuerpo para así mejorar sus mecanismos internos con el fin de obtener un estado óptimo de salud.
Jean-Pierre Barral, D.O.

Nuestras vísceras y órganos internos tienen mucho que decir en nuestro estado de salud. Su adecuada movilidad es necesaria para el correcto funcionamiento tanto del órgano como de su sistema. La Manipulación Visceral, creada por el Osteópata francés Jean Pierre Barral, contribuye a garantizar la armonía y buen funcionamiento del cuerpo, influyendo de forma directa, precisa, con firmeza y suavidad, sobre los sistemas de sostén y anclaje al esqueleto y, entre sí, de todos nuestros órganos.

La importancia de las fascias

Cada víscera u órgano en las cavidades craneal, torácica, pélvica o abdominal está envuelto en al menos una funda fascial / meninges, pleura, peritoneo, pericardio, etc. Estas fascias especializadas no solo protegen y aseguran el funcionamiento interno de las estructuras nobles, sino que permiten separar, sin dejar de contactar unas con otras, sus entidades individuales, y también asegurar sus conexiones y anclajes a los distintos huesos que conforman nuestra estructura ósea de sostén.

Las fascias viscerales son muy susceptibles de sufrir y mantener dinámicas de tensión y restricción debidas a impactos físicos, químicos y emocionales, convirtiéndose en el origen de disfunción, malestar o dolor en cualquier parte del cuerpo. Si alguna de estas fascias sufre adherencias, fijación o pierde sus propiedades de elasticidad o movilidad naturales, los órganos relacionados comenzarán a sufrir repercusiones que, en mayor o menor plazo de tiempo, los harán enfermar. Debido a la interconexión global del sistema fascial, tensiones localizadas en cualquiera de los órganos internos pueden estar afectando, causando restricción y pérdida de funcionalidad en otros órganos o estructuras fundamentales distantes, a nivel músculo esquelético, nervioso, endocrino, vascular, etc.

¿Por qué la manipulación visceral?

La Manipulación Visceral reúne un amplio abanico de precisas técnicas para, con una suave pero eficaz presión o movilización manual, liberar las restricciones en los ligamentos o fascias que están impidiendo la correcta actividad mecánica o funcional del órgano, desactivando los patrones o líneas de tensión que transmiten el problema a otros lugares de nuestra anatomía. Así se logra que el cuerpo ponga en marcha sus propios recursos para equilibrar la situación, mejorando y optimizando la salud en general, es decir, no solo a nivel físico y orgánico, sino también mental y emocional.

Artículo publicado por Fermín Mallo Delgado el 15 Enero 2017. Última modificación el 10 Junio 2017.