Enfócate en lo que quieras lograr

Como crecer y lograr la excelenciaAlgunas personas pasarán toda su vida siguiendo un camino marcado ya sea por sus padres, por su pareja o por otros... porque ellos no han sido capaces o no han querido por comodidad, salir de su zona de confort (zona conocida, donde no hay sobresaltos, miedos ni sorpresas) y harán siempre lo mismo tanto en su vida personal como en la profesional.

Trabajarán durante años en la misma empresa o si los despiden buscarán otra del mismo sector, aunque ese trabajo no les agrade y en la vida personal vivirá con esa misma persona aunque la relación hace años que se acabó, o vivirá en esa misma casa porque es muy arriesgado solicitar una nueva hipoteca tal y como están las cosas...

Esas personas no saben que la vida sucede fuera de su zona de confort, que la felicidad, está justo al otro lado y la motivación, la alegría, las sorpresas...

En cambio, hay personas que toda su vida es un reto, cada mañana se levantan y se preguntan: ¿qué puedo hacer hoy para superarme y crecer? Eso les mantiene vivos, felices, activos y viven y caminan por el camino que ellos han escogido, no por el camino que otros les han marcado.

Sinceramente creo que entre unos y otros está la excelencia. Tan malo es estar siempre haciendo lo que se espera de ti sin ninguna variación ni aspiración, como estar todo el día saltando de una cosa a otra, ya que eso no te permite disfrutar ni valorar lo que has alcanzado. Es como si te estás ahorrando durante unos meses para comprarte unos zapatos carísimos y cuando los tienes los guardas y a ahorrar para otra cosa.

Salir de la zona de confort - reflexión

Como conseguir crecer y lograr la excelencia

Para conseguir la excelencia debes tener claro qué cosas, si las trabajaras, te harían mejor profesional o mejor persona. Por ejemplo si sabes que siendo más simpática en tu trabajo, ya que eres comercial, conseguirías más pedidos ¿a qué esperas? Simplemente es sonreír más, y la vida te sonreirá.

O si eres más asertiva (aprendes a dar tu opinión sin atacar, ni amenazar ni gritar) con tu pareja, la relación será más agradable y tranquila y los niños lo agradecerán también por la paz que habrá en casa.

Por tanto te aconsejo que si quieres crecer, te enfoques en cinco cosas que quieras lograr y que te harán mejor profesional y mejor persona.

  • A nivel personal: ser más asertivo, mejorar mi autoestima, más simpático, hacer ejercicio a diario, más generoso.
  • A nivel profesional: ser más puntual, más agradable con mis compañeros, mejor líder, ordenado y responsable.

Cuando ya tengas tu lista de propósitos (te aconsejo que cojas dos hojas distintas) escribe al lado de cada propósito, la fecha tope en la que lo habrás conseguido, por ejemplo el 31 de diciembre.

Una vez todos tengan fecha de vencimiento, escribe debajo de cada uno, de tres a cinco cosas que harás cada día o cada semana para mejorar esa habilidad o capacidad y al final del día haces un “autoexamen” para comprobar que ha sido así. Y si no lo ha sido, al día siguiente haces el doble.

Te aconsejo que programes un premio, según el trabajo que conlleve cada propósito para cuando lo consigas. Si, ya sé que el mero hecho de conseguirlo será el mayor premio, pero seamos sinceros, un pequeño incentivo en mitad de la cuesta... siempre ayuda.

Por ejemplo: en el caso del ejercicio diario, cuando lleves tres meses haciendo ejercicio de lunes a viernes sin faltar, tu premio puede ser, después del cuerpazo que tendrás... hacerte unas fotos con un profesional en las que estés fantástica/o, o comprarte ese vestido o traje con el que demostrar lo bien que te sienta tu nueva vida sana.

En el caso de ser más puntual y teniendo en cuenta que el sacrificio es menor, el premio puede ser: Cada semana completa, que llegues a su hora o antes, al salir del trabajo ir a tomar un café o una cerveza con los amigos. Evidentemente en el caso de no haber cumplido esa semana y aunque los amigos se reúnan debes ser consecuente y no acudir al encuentro. Y así con todos tus objetivos.

Te aseguro que pasados tres meses, tanto tu vida profesional como la personal se habrá ido transformando y tú mismo/a te sentirás orgulloso de tus logros, ya que aunque pequeños hacen que el cambio sea muy grande.

  1. Niégate a renunciar a tus sueños
  2. Enfréntate a tus miedos
  3. Celebra los pequeños placeres de la vida
  4. Y enfócate en lo que quieres lograr.

¡No lo dejes para mañana y transforma tu vida, ya!

¡Espero tus comentarios¡

PD: Por cierto ¿de qué temas te gustaría que hablara o qué problemas te gustaría solucionar? Envíame tus sugerencias en la parte de comentarios de este artículo.

Artículo publicado por Neus Escoda M. el 15 Octubre 2017.