Soltar el exceso de tensión involuntaria

Curso/Taller · Presencial

Curso práctico para descubrir cómo relacionarte con tu entorno material y psicosocial sin tensarte en exceso.
Organizado por Brigitte Hansmann
Evento realizado anteriormente en Barcelona.
Infórmate sobre las próximas fechas del evento.

Según cómo ocupas el espacio con tu cuerpo y en qué relación te mantienes con las coordenadas del campo gravitatorio de la tierra, te abastece con una energía que te confiere una sensación de elevación y facilidad en el movimiento, una sensación de vivir y moverte al unísono con una fuerza mayor. Con un mal alineamiento vives en conflicto con la gravedad y la sensación es como si tuvieras que enfrentarte de continuo a unos oponentes que parecen invencibles, o como si llevaras el mundo entero a cuestas.

La tensión que se genera al vivir en conflicto con la gravedad fija el flujo de sensaciones en patrones habituales que te hacen percibir la vida a través de su prisma. Los tejidos del cuerpo quedan embebidos de contenidos emocionales irresueltos del pasado que afloran desde el inconsciente cuando tus defensas bajan. Cuando te sientes fuerte, los sueles proyectar sobre los demás. De este modo informan la visión de ti mismo, de la vida y del mundo. La psique los guarda hasta que tengas la madurez suficiente, o la distancia suficiente, para atenderlos.

Los campos arquetípicos en las que tu vida se desarrolla, igual que todos los campos de fuerza, tienen polos de los que se derivan unas coordenadas muy claras que ofrecen un referente objetivo para orientar la conducta y las actitudes vitales. Los campos arquetípicos abarcan las cualidades, tendencias y propensiones inherentes en la fase de desarrollo en la que te encuentras en un momento dado de la vida, en la profesión que desempeñas, en tu función en la familia, en la empresa, en la sociedad. Un buen alineamiento con respecto al eje entre sus polos da fuerza y fomenta el desarrollo, un mal alineamiento se manifiesta en obstáculos y limita la libertad de movimiento.

Los participantes en el taller exploran sus patrones a través de los movimientos cotidianos de respirar, estar tumbado, estar sentado, estar de pie, caminar y comunicarse, en secuencias guiadas y en exploraciones en parejas, en grupos pequeños y en el grupo completo. La parte teórica del taller proporciona la información necesaria para comprender los procesos de generación de patrones y la relación con la gravedad y los campos arquetípicos, adaptada al nivel de preparación de los participantes.

El formato del taller proporciona experiencias y conocimientos que aportan un valor adicional para profesionales de la salud física y psíquica, de la educación, del arte, del mundo de la empresa, del deporte y muchos otros, pero no requiere una formación previa.Un requisito indispensable es la voluntad de desarrollar cierto nivel de sensibilidad que permite percibir sensaciones en el cuerpo, sean placenteras o dolorosas, y aprender a gestionarlas para poder atender, de un modo eficaz, a las partes de la propia persona atrapadas en ellas. El taller proporcionará las herramientas para desarrollarla, aunque la persona haya invertido mucha energía en insensibilizarse y no sepa cómo percibir su cuerpo.