Vivir en paz: la práctica no dualista del perdón

Curso/Taller · Presencial

El verdadero perdón no es aquel que oculta el daño, sino aquel que sana la causa de toda experiencia dolorosa en la mente que la padece.
Organizado por Pedro Alonso
Infórmate sobre las próximas fechas del evento.

La práctica no-dualista del perdón no se ocupa en corregir efectos en el mundo, sino de sanar las causas mentales del sufrimiento. El sufrimiento, a diferencia de lo que la mayoría cree, no es el efecto directo de aquello que acontece. Es el efecto de nuestra interpretación de lo que acontece. Por eso, es la mente lo único que necesita ser sanado. Todas nuestras interpretaciones son producto del sistema de creencias que hemos asumido como propio, tras años de adaptación a nuestro entorno familiar, cultural, social, religioso... Ese sistema de creencias conforma nuestra identidad, aquello que creemos ser. Es a partir de esta identificación inconsciente que todos los "hechos" que acontecen en nuestra vida comienzan a ser filtrados, comparados y analizados por nuestro "personal" sistema de creencias. El resultado es una distorsión perceptiva de la realidad. Una distorsión de la que no somos conscientes y que es la causa profunda de todo nuestro sufrimiento.

En este Taller vamos a descubrir cómo aplicar el verdadero perdón en nuestra vida diaria, con independencia de las circunstancias que hayamos vivido o estemos viviendo actualmente. Nos reconciliaremos con el sentir como punto de partida imprescindible para detectar cada uno de nuestros límites mentales fruto del programa-ego. Reconoceremos que lo que creíamos saber ya no nos sirve, porque es lo que "creemos saber" lo que valida una y otra vez las interpretaciones con las que nos hacemos tanto daño.

Reflexionaremos acerca de la relación que existe entre la proyección y la percepción para comenzar a hacernos responsables de nuestras experiencias y poder vivir en paz como principal objetivo. Veremos que tras todo juicio se esconde la culpa inconsciente, y que esa culpa nos mantiene esclavos de una sensación de ser incompletos, de ser erróneos, de ser indignos del amor.

El que perdona se percibe inocente y por lo tanto proyecta inocencia. En ausencia de juicios, la culpa, el miedo y el sufrimiento se desvanecen. El perdón no-dual no te lleva a ser bueno, ya que nunca te juzgó, te conduce a liberar tu mente.

Itinerario del viaje:

  • Lo que el perdón no es.
  • Las dos únicas perspectivas desde las que percibimos cualquier situación.
  • El perdón como puente entre el sufrimiento y la paz.
  • El binomio proyección-percepción.
  • Los cinco pasos del perdón.
  • Conclusión y cierre.
Otras sugerencias en Condado de Treviño

Descubre más sugerencias de cursos y talleres en Condado de Treviño, Burgos: