Clase de yin yoga

Actividad Regular · Presencial

Estimula el flujo de la energía vital, calma el sistema nervioso central y enseña a relajarte a nivel profundo.
Organizado por Mónica Larruy Carrete
Horario:
9:30
Duración:
1 Hora
Precio:
5
Plazas:
8
Dirección:
El Camino De Tanit - C/ De La Perla 30. Cp 08012
Barcelona
Enviar email

El Yin Yoga es una práctica pasiva de yoga, que por medio del silencio y la inmovilidad postural profundiza en las diferentes sensaciones físicas, mentales y emocionales.

Aporta flexibilidad porque penetra hasta la fascia, el tejido conectivo que recubre todos nuestro cuerpo interiormente. Con la práctica se va recuperando y ampliando el rango de movimiento que se pierde con la edad. Este tejido está además, directamente relacionado con el Sistema Nervioso Central. A través de las posturas llegamos a la relajación del cuerpo y la mente se calma.

También aumenta nuestra capacidad de observación interna, revelándose emociones y pensamientos subconscientes. Y se estimulan los canales energéticos del cuerpo.

El Yin Yoga te ofrece un espacio para escucharte, aceptarte y sentir...

La práctica del Yin Yoga es pasiva, las diferentes asanas suelen mantenerse de 3 a 5 minutos cada una de ellas, lo que da tiempo para trabajar en profundidad y restaurar el tejido conectivo/fascia de los ligamentos, articulaciones y huesos y los canales energéticos de los meridianos, nervios y sistema sanguíneo. La quietud y el silencio da además la oportunidad de iniciar un viaje profundo al reconocimiento de nuestras emociones, a despertar la observación de uno/a mismo/a y activar la escucha interior.

Indicaciones básicas:

  • Llega puntual a las clases.
  • Se aconseja practicar yoga con ropa blanca y de algodón; en cualquier caso ropa cómoda que te permita libertad de movimientos.
  • Si tienes lesiones y/o molestias físicas que puedan afectar a tu práctica házmelo saber.
  • El agua ayuda a sacar fuera del cuerpo las toxinas que movilizamos en clase, bebe antes, durante y después de la clase según tus necesidades.
  • No acudas a clase con el estómago lleno, la digestión de los alimentos impide que puedas seguir la clase y beneficiarte de la práctica.
  • Atiende siempre las señales de tu cuerpo para no forzarlo y ante la duda consúltame o retrocede en la postura.
  • Sé paciente contigo, no te exijas y disfruta de la clase. Este momento es sólo tuyo.

¡Bienvenido a tu práctica!

Ofrecemos esta clase de prueba para que puedas conocernos y conocerte.