Meditación de la sonrisa interior

Sonreír hacia el interior de sus órganos provoca que se expandan, se vuelvan más suaves y húmedos y, por tanto, más eficientes.

Otros eventos que te pueden interesar

Datos de contacto

El evento no tiene actualmente convocatorias activas.

Entra en contacto con el organizador del evento para conocer nuevas convocatorias para este evento.

Hoy en día existen muchos motivos por los que un órgano puede funcionar mal:

  • estrés físico, emocional la contaminación la comida de mala calidad
  • los aditivos químicos las malas posturas los pesticidas que hay en los alimentos
  • el sedentarismo la radiación el ejercicio demasiado activo
  • la soledad la ansiedad la tristeza
  • la ira el miedo la falta de confianza en uno mismo
  • la falta de amor la desconfianza etc

La sumatoria de estos factores o el exceso de uno de ellos generan tensiones en los diferentes órganos re-calentandolos, esto sumado a que vivimos en ciudades que “hierven” con pocos árboles, espacios abiertos, muchos motores dan por resultado finalmente que los órganos se endurezcan dificultando su funcionamiento y provocando diversas enfermedades.

Uno de los cirujanos que trabajan para El Centro Curativo Tao de Nueva York asegura que el aspecto que presenta el corazón de los pacientes muertos a consecuencia de un ataque cardíaco es el mismo que tendría si alguien lo hubiera cocido. Ya los antiguos taoístas acuñaron el siguiente proverbio: "El estrés cuece el cerebro.
Mantak Chia

La meditación de La Sonrisa Interior es una de mis prácticas favoritas de chikung y a su vez es unas de las prácticas que produce más energía de alto nivel capaz de curar, es una verdadera sonrisa que diriges a todas las partes de tu cuerpo, incluyendo órganos, glándulas y músculos, así como el sistema nervioso.

Una auténtica sonrisa tiene el poder de animar y curar y no necesariamente tiene que ser una sonrisa de alguien que conozcas o ames. Recuerda esa vez que esa desconocida o desconocido te sonrió sinceramente y te lleno de “buena energía” y te hizo sentir ”bien”.

Los sabios taoístas dicen que, cuando se sonríe, los órganos producen una secreción parecida a la miel que nutre el cuerpo. Cuando se está enfadado o bajo estrés, producen una secreción tóxica que bloquea los canales de energía, asentándose en los órganos y provocando la pérdida del apetito, incremento de la presión sanguínea. Aceleración del ritmo cardíaco, insomnio y emociones negativas.

A quien va dirigido: A todas las personas que quieran aprender una maravillosa técnica para recuperar y promover su salud.

Evento realizado anteriormente en  Barcelona