Terapia Ocupacional

Por: Víctor José Aragonés Fernández
Resumen:

La Asociación Americana de Terapia Ocupacional, entidad referente de la profesión, define la Terapia Ocupacional como el uso de actividades útiles con personas que tienen limitaciones debidas a daños físicos o enfermedades, desajustes psicosociales, discapacidades de aprendizaje o de desarrollo, pobreza y diferencias culturales o al proceso de envejecimiento con objetivo de maximizar su independencia, prevenir discapacidades y mantener la salud.

En resumen, la Terapia Ocupacional es por tanto la utilización terapéutica de las actividades de autocuidado, trabajo y lúdicas para incrementar la función independiente, mejorar el desarrollo y prevenir la discapacidad. Puede incluir la adaptación de las tareas o el ambiente para lograr la máxima independencia y mejorar la calidad de vida

La terapia ocupacional

Según la RAE, la Terapia Ocupacional es "... el tratamiento empleado en diversas enfermedades somáticas y psíquicas que tiene como finalidad rehabilitar al paciente haciéndolo realizar acciones y movimientos de la vida diaria”,  pero quizás la definición más completa sea la ofrecida por la Asociación Americana de Terapia Ocupacional, entidad referente de la profesión, que define la Terapia Ocupacional como:

El uso de actividades útiles con personas que tienen limitaciones debidas a daños físicos o enfermedades, desajustes psicosociales, discapacidades de aprendizaje o de desarrollo, pobreza y diferencias culturales o al proceso de envejecimiento con objetivo de maximizar su independencia, prevenir discapacidades y mantener la salud.
Definición de Terapia Ocupacional por la Asociación Americana de Terapia Ocupacional

La Terapia Ocupacional es por tanto la utilización terapéutica de las actividades de autocuidado, trabajo y lúdicas para incrementar la función independiente, mejorar el desarrollo y prevenir la discapacidad. Puede incluir la adaptación de las tareas o el ambiente para lograr la máxima independencia y mejorar la calidad de vida (AOTA 1986).

Son fundamentos de la Terapia Ocupacional la concepción del hombre como un ser activo cuyo desarrollo esta influido por la realización de actividades con un objetivo claro y la capacidad del ser humano de variar su salud física y mental a través de actividades con objetivo.

A nivel mas práctico, la Terapia Ocupacional se encarga del tratamiento de problemas relacionados con las funciones cognitivas (memoria, atención, pensamiento), de alteraciones físicas (marcha, deambulación, coordinación, alteraciones en brazos y manos ), de las alteraciones sociales (desigualdad social, pobreza) y alteraciones en los patrones de ejecución (Alteraciones de las rutinas y hábitos de la vida diaria ) siempre y cuando estas alteraciones afecten a la calidad de vida de las personas y disminuyan su independencia tanto en las actividades básicas de la vida diaria (ducha, vestido, alimentación ) como en las instrumentales de la vida diaria (uso del teléfono, cocinar, comprar, viajar) o en las actividades avanzadas de la vida diaria (vida en la comunidad, relaciones con los demás).

La Terapia Ocupacional bebe de otras muchas disciplinas desde el Cong–fu en china 2000 años antes de cristo, pasando por la cultura egipcia, la griega con Hipócrates, que empezó a utilizar el deporte para sanar o Galeno, uno de los médicos mas famosos que advirtió que “la ocupación es el mejor médico de la naturaleza y es esencial para la felicidad humana”.

La civilización romana, el renacimiento con Da Vinci y sus estudios sobre el movimiento y el cuerpo humano hasta Pinel en 1786 que fue el primero en utilizar el trabajo para sanar a enfermos mentales. Los orígenes más recientes y modernos de la Terapia Ocupacional se remontan al tratamiento mediante actividades ocupacionales en psiquiatría y a la rehabilitación de los heridos durante la I guerra mundial. Es en 1915 en Chicago donde se crea la primera escuela de terapeutas ocupacionales.

En estos 100 últimos años de profesión, la Terapia Ocupacional ha crecido de manera imparable en nuestra sociedad. En nuestro país, la Terapia Ocupacional está incluida dentro del registro de profesiones sanitarias y actualmente están presentes en hospitales, residencias, centros de día, clínicas y servicios a domicilio. La figura del terapeuta ocupacional se ha incrementado considerablemente y actualmente, es una pieza clave para el tratamiento adecuado de las personas y sus discapacidades y dependencias. Prueba de ello es que son cada vez más los terapeutas ocupacionales a los que se les encarga la dirección de los centros residenciales privados y de los centros de día, sustituyendo la visión médica centrada en la enfermedad por la visión ocupacional centrada en la persona y su adaptación al entorno.

A nivel académico, la Terapia Ocupacional es actualmente una carrera universitaria con titulo oficial de grado cursado en varias universidades españolas y nuestra formación es demandada en Países como Francia o Argentina.

Son características deseables, en un terapeuta ocupacional, el ser observador, analítico, flexible, tolerante, comunicativo, creativo y empático.  

Como se ha comentado anteriormente, existen múltiples técnicas dentro de la Terapia Ocupacional. Algunas de ellas pueden ser la estimulación cognitiva, la gerontogimnasia, reeducación motora, reeducación de la sensibilidad, estimulación sensorial, reminiscencia, orientación a la realidad, psicomotricidad, musicoterapia, terapias de juego, actividades habilitadoras y propositivas, actividades ocupacionales, movilizaciones pasivas y activas, entrenamientos en coordinación, entrenamiento en AVD, asesoramiento en ortesisi y prótesis y asesoramiento familiar en la enfermedad.

La Terapia Ocupacional y, por tanto, el terapeuta ocupacional, es el experto sociosanitario en evaluar y valorar la realización de cualquier actividad. Dichas actividades han sido recogidas por la asociación americana de Terapia Ocupacional y publicadas en un documento llamado Marco de Trabajo donde se indica al terapeuta todas las actividades que realiza el ser humano y las alteraciones corporales o mentales que pueden alterarlas. Es por lo tanto, una figura esencial en los procesos de enfermedad y dependencia.

Persona ejercitando la mano Fomentando el desarrollo del niño Persona recuperando sus facultades de caminar Niño aprendiendo a escribir Persona mayor ejercitando la mano

Busca tu Terapia
Más sobre el autor
Servicios Terapéuticos
Más Publicaciones