Danzaterapia

Por: Artemisabcn De Enrica Tifatino
Resumen:

Desde siempre el hombre ha utilizado el Arte como vía de expresión para explorar su mundo interior. A través del Arte, toda y en todos sus aspectos, el sujeto consigue relacionarse con el mundo exterior de una forma diferente pudiendo así expresar, gracias a este medio, su mundo interior.

Es por este motivo, probablemente, que a partir de mediado del siglo XX surgen una serie de terapias, llamadas creativas, que tratan, a través de la “creación” y la “expresión”, aproximarse al complejo mundo de las emociones y sentimientos del Ser humano.

Según la ADTA, la Danzaterapia es “el uso psicoterapéutico del movimiento como proceso que tiene como meta integrar al individuo de manera física y emocional”.

Personas practicando la Danzaterapia

La danza es una metáfora de la existencia del cuerpo que expresa la emoción de la vida.

Desde siempre el hombre ha utilizado el Arte como vía de expresión para explorar su mundo interior. A través del Arte, toda y en todos sus aspectos, el sujeto consigue relacionarse con el mundo exterior de una forma diferente pudiendo así expresar, gracias a este medio, su mundo interior.

Es por este motivo, probablemente, que a partir de mediado del siglo XX surgen una serie de terapias, llamadas creativas, que tratan, a través de la “creación” y la “expresión”, aproximarse al complejo mundo de las emociones y sentimientos del Ser humano.

Según la ADTA - Asociación Americana de Danzaterapia - la Danzaterapia es “el uso psicoterapéutico del movimiento como proceso que tiene como meta integrar al individuo de manera física y emocional”, método que surgió en los Estados Unidos en la década de los años '40. Marian Chace, Trudi Schoop, Lilian Espenak y Mary Whitehouse fueron las fundadoras de las distintas modalidades de la danza como terapia. Sucesivamente los principios de las pioneras de la danzaterapia fueron en su mayoría retomados y desarrollados constantemente por sus alumnas. Es por ello que en la actualidad existen distintas teorías sobre la danzaterapia.

En Danzaterapia se utiliza la danza y el movimiento con fines terapeuticos para alcanzar la integración de procesos corporales, emocionales y cognitivos.

El cuerpo y los movimientos son los medios para permitir el desarrollo de la personalidad. Por un lado, es una terapia artística, y por el otro, una psicoterapia corporal que se centra especialmente en lo que el movimiento representa.

La finalidad de la Danzaterapia, como de las otras terapias creativas, es la de ofrecer un instrumento alternativo para integrar las experiencias previas al idioma y memoria corporal, estimular la percepción corporal, desarrollar una imagen corporal real, estimular el movimiento personal y el auténtico, desarrollar la percepción personal y hacia los demás, para poder analizar las emociones vividas, lidiar con los conflictos intra e interpsíquicos, adquirir nuevas maneras para establecer vínculos y manejar situaciones, aprender a expresarse y reflexionar sobre el movimiento, ser consciente e integrar lo vivido. 

En Danzaterapia lo que se busca es la exteriorización de las emociones a través del despertar del cuerpo: es por esto que durante la sesiones se trabajan las tensiones muscular, se regula la respiración a través de ejercicios específicos, se corrige la postura, se da valor al cuerpo en el espacio encontrando, de esta manera, una nueva vía de comunicación. 

Es justamente a través del movimiento que se pueden generar los cambios, no sólo a nivel físicos, sino que trabajando activa y contemporáneamente el cuerpo interior. Aquel cuerpo que no es visible y que, por lo tanto, muchas veces se queda en el olvido y que puede ser la causa de sucesivos problemas tanto sensoriales como psíquicos.

A través de los estímulos corporales los usuarios se mueven y cambian los "no" del cuerpo, que, con la disciplina y la práctica, pueden convertirse en "sí".

Durante las sesiones se estimulan las áreas dormidas, para permitir que el cuerpo sea el verdadero protagonista.

A través de la danza no se busca solo la poeticidad del gesto y la belleza de la interpretación Sobre todo, la Danzaterapia pone énfasis en expresar a través del movimiento lo que nos bloquea en la vida cotidiana: bailando podemos expresar nuestros miedos, la rabia, la angustia, el dolor. En el momento en que reconocemos estos sentimientos dentro de nosotros, podemos exorcizarlo trayéndolos al exterior a través de nuestro mismo cuerpo, para que, una vez visualizados, podamos comprenderlos y eliminarlos o cambiarlos.

En Danzaterapia no es importante la interpretación final de nuestra danza, sino que el proceso que nos lleva hasta esta danza.

El Hombre Holistico

Según todas terapias creativas, mente, cuerpo y alma forman una unidad psicofísica e interactúan constantemente unas con otras.

En particular, en Danzaterapia el movimiento y la postura influyen en el pensamiento y los sentimientos. Según las técnicas la meta esencial de la Danzaterapia de es la de lograr la unión entre mente, cuerpo y alma.

Siguiendo las indicaciones de sus tecnicas, la Danzaterapia es un instrumento eficaz a la hora de incrementar el nivel de percepción personal, para incentivar al individuo a expresarse de manera auténtica a través de la integración con su entorno y en su interior. A través de la música y de la danza, encontramos el movimiento que permite lograr la integración de los procesos corporales y emocionales del individuo.

La danza es una ayuda para recordarnos de nuestro mundo corporal, estimulándolo a través de la percepción física, desarrollando nuevas imagenes de nuestro estar en la realidad, estimulando movimientos personales y auténticos, encontrando nuevos caminos para resolver nuestros problemas interiores y adquirir nuevas maneras para establecer vínculos y manejar situaciones, aprender a expresarse y reflexionar sobre el movimiento, ser consciente e integrar lo vivido. 

Métodos de Danzaterapia

Métodos de la DanzaterapiaLa Danzaterapia se desarrolló teniendo en cuenta diferentes métodos: el Método Laban de Análisis Corporal (LMA), el Movement Psychodiagnostic Inventory (MPI) y el Perfil de Movimiento de Kestenberg.

Pero la Danzaterapia se basa sobre todo sobre 4 ejes: la técnica de danza, la imitación, la improvisación y la creación. Éstas se relacionan unas con otras y se complementan, pues a través del trabajo realizado con la técnica de danza se aprende una serie de movimientos conocidos y necesarios para la improvisación. Durante la creación se unen elementos procedentes de las áreas antes mencionadas.

En Danzaterapia se da espacio a la creación a través de propio cuerpo para expresar lo que con palabras muchas veces no se consigue decir. 

La técnica de danza

Para asistir a sesiones de Danzaterapia no hace falta ser bailarines. Es cierto que muchas veces el miedo a no realizar movimientos agradables a la vista, puede generar bloqueos a la hora de bailar. Es por esto que siguiendo las pautas de técnica de danza se puede brindar mayor seguridad a la persona.

A través de la técnica de danza, no se pretende enseñar movimientos y pautas para aprender a bailar, sino que poder expresar a través de los movimientos nuestro mundo interior, percibir mejor los sentimientos corporales, ampliar el repertorio de movimientos y prestarle más atención a la fusión entre un estado de ánimo y el movimiento. La elección del estilo de baile dependerá del estado de ánimo y la situación general del usuario, ya que los distintos estilos de baile crean diferentes estados de ánimo.

La Imitación

El imitar puede ser un eficaz instrumentos a la hora de reconocer propios sentimientos  los de los demás. En principio puede ser bastante inhibidor expresar abiertamente lo que pasa dentro de Uno, mayor aún cuando la confrontación con otras personas. Es por esto que imitar movimientos ajenos puede ser un buen medio para aceptar el mundo del Otro y lo de Uno mismo.

La imitación comporta una concentración tanto a nivel físico que psicológico. Es por esto que el terapeuta, en el momento que percibe que el paciente no puede o no sabe como expresar un sentimiento difícil, recurre a la imitación para generar el cambio.

La Improvisación

La ayuda que brinda la improvisación es la posibilidad de dejarse llevar por lo improvisto, por lo no planificado y sentirse totalmente libre a la hora de expresarse. A través de la improvisación  no se siguen pautas o reglas, sino que permite al paciente dejarse llevar por los impulsos, por las emociones que inducen al movimiento.

En esta etapa no hay nada planeado, por lo tanto se percibe como poder utilizar libremente el cuerpo en el espacio, el tiempo. Dejarse llevar por la fuerza de la música y el ritmo.

La improvisación permite bailar por el gusto de bailar, utilizando el movimiento y el gesto para comunicarse con Uno mismo y con los demás.

Lo que se pretende enseñar a través de la improvisación es dejar de un lado todos los comportamientos planeados, las obligaciones y límites que muchas veces nos imponemos nosotros mismo. Sin embargo,es justamente en este momento que el paciente pueda sentirse completamente “libre”.

A través de la improvisación  se puede lograr desconectarse del intelecto para expresarse a través de las emociones y sentimientos. Cuando más tiempo se consigue estar “desconectado de la mente” más fácil será “conectarse con el corazón”.

Como en la improvisación se trabaja  con el subconsciente, se deberá tener particular cuidado con aquellos pacientes que sufren de algún trastorno psicótico.

La Creación

Por creación se entiende la combinación entre la técnica de danza y la improvisación. Es la parte creativa de la actividad, en que el usuario ve potenciada su autoestima.

A diferencia da la improvisación, la creación busca el movimiento preciso para poder expresar un sentimiento o una emoción en concreto. El movimiento crea lo que se quiere expresar. 

En definitiva la creación es el momento en que se permite al participante encontrar un equilibrio entre ambos extremos. Aquí se combina lo aprendido durante la técnica de danza y la improvisación, es decir, aprender a controlar los propios movimientos y expresar los propios sentimientos. 

Durante la creación, el paciente expresa sentimientos, estados de ánimo y emociones con movimientos cuidadosamente buscados. Al tener que representar a través del movimiento, la creación permite al paciente distanciarse de su mundo interior que en este caso ya no representará una carga sino que una parte de la realidad. 

A través de las enseñanza de la técnica Laban el individuo llega a ser más consciente, claro y universal en el uso del espacio y de las cualidades de movimiento. Además, de ayudar a crear un pensamiento, una manera de sentir y de imaginar la danza de una forma diferente.

El instrumento principal es, obviamente, el Cuerpo Humano; el segundo componente es el Espacio, en donde se mueve el cuerpo y donde dibuja las formas. El tercer elemento es la descripción de lo que el cuerpo crea en el espacio. 

Todas las veces que danzamos se crean nuevos movimientos y nuevas formas en el espacio, debido a que estos no son estaticos sino que en continuo cambio y transformación. Todos esto nos permite constantemente encontrar nuevas formas de expresión y comunicación.

Elementos motivadores que sirven como estímulo en Danzaterapia 

La Danzaterapia no es solo el cuerpo y sus movimientos. La interacción entre música, espacio, cuerpo movimiento se hace más estrecha si se le añaden nuevos elementos que motiven las emociones a salir a la luz.

1. La palabra

Utilizamos como recurso de reinterpretación la imagen que surge de la palabra y del concepto, que inducen a la acción y la idea se transforma en movimiento.

Ejs: palabras como «raíces, crecer, agua, ola, pájaro etc.» son conceptos que sugieren imágenes y a partir de ellas el proceso mental de internalizar las ideas se convierten en movimientos. 

Las palabras siempre contienen algo que va más allá, porque en ellas siempre hay contenida una intención. A través de las palabras se pueden sugerir nuevas imagines que nos ayuden a explorar lo que la mente no puede encontrar.

La incentivación de la creatividad a través de las posibilidades de vivencias empíricas de la persona, consigue en los grupos que los movimientos le sean propios, no imitado.

“El poder de las palabras no radica en su significado superficial, sino en cualidades que no están a la vista.” Deepak Chopra.

2. Las artes visuales

La utilización de las artes visuales permite a las personas que desarrollen nuevas capacidades, en relación al espacio y el tiempo. En el caso de trabajar con sordos, por ejemplo, serán las imagenes a despertar la idea del movimiento. La persona no oyente frente a la carencia de estímulos sonoros y musicales puede trabajar con motivaciones basadas en otros distintos estímulos como los visuales y kinestésicos que le permiten asociar imágenes, situaciones, objetos y estados anímicos. 

La artes visuales permiten una nueva percepción de la imagen corporal y de las sensaciones que de esta deriva y que viene producida por el movimiento, la conciencia y el conocimiento del cuerpo.

Patricia Stokoe señala que: El silencio es un elemento imprescindible...

El reconocimiento propio del ritmo para el no oyente no tiene sonido aunque si interpretan los ritmos internos y externos 

3. Interacción con los objetos 

Como introducción al desarrollo de la imaginación, en la danza y el movimiento por medio del contacto con los objetos se descubren las cualidades de los objetos respecto de su textura, color, forma, peso, equilibrio, sonoridad, movilidad, etc.

Se intenta descubrir las posibilidades que ofrecen los objetos para el desarrollo del juego corporal. Objetos que aportan estímulos táctiles, visuales, sonoros que permiten la introspección sensorial. 

La técnica de la Danzaterapia

4. Juegos imaginativos 

La importancia de la imaginación dentro de la expresión corporal ha sido destacada ya que casi todos los juegos plásticos-rítmicos se hace uso del proceso simbólico 

El proceso de simbolización que interviene en los diversos ejercicios rítmicos-corporales cuando se sustituye una figura sonora por un movimiento determinado o viceversa se pone en funcionamiento esta capacidad ya que permite llegar a la disquisición intelectual profunda.

La incentivación de la creatividad a través de las vivencias corporales de la persona permite liberar sus potencialidades en un proceso de activación de la percepción

Áreas de intervención

Las áreas de trabajo de la danzaterapia son diversas. Como toda terapia creativa la Danzaterapia ofrece suporte en:

  • Psiquiatría y psicoterapia
  • Educación y pedagogía especial
  • Oncología, neurología, rehabilitación
  • Personas con enfermedades graves o secuelas de enfermedades (por ejemplo, tras accidentes, cáncer, etc.)
  • Prevención y crecimiento personal

A quien se dirige 

La Danzaterapia esta indicada para cualquier persona que desea explorar su mundo interior y mejorar su calidad de vida. Pero, también para aquellas personas con algún tipo de deficiencias, sea física o psicológica.

  • para personas con conflictos emocionales.
  • para las personas que desean mejorar sus habilidades de comunicación, de auto exploración o comprensión de sí mismo
  • para quien necesite encontrar una nueva forma de expresión
  • para aquellas personas con distorsiones o preocupación por su imagen corporal
  • Personas con dificultades en los movimientos, bloqueos corporales reales .
  • para las personas que por deterioro o trauma lo necesiten.
  • para personas en determinados períodos de angustia, como las asociadas con la pérdida, la transición o cambio

Beneficios de la Danzaterapia

Dirigiéndose a muchas áreas de tratamiento, muchos son también los beneficios que derivan de la Danzaterapia. Entre otros vemos:

  • Aumentar la auto-conciencia, la autoestima y la autonomía personal
  • Experimentar enlaces entre el pensamiento, sentimientos y acciones
  • Aumentar y ensayar las conductas de afrontamiento adaptativo
  • Expresar y manejar sentimientos abrumadores o pensamientos
  • Maximizar los recursos de la comunicación
  • Proponer un contacto con recursos internos a través del juego que figura en el movimiento creativo
  • Analizar la relación con los demás
  • Vivir la realidad externa a través de los cambios internos
  • Permitir cambios físico, emocional y cognitivos
  • Desarrollar relaciones de confianza

La Danzaterapia es un trabajo en equipo en que todos somos igualmente creadores, porque el movimiento no se transforma en realidad hasta que no se realiza. Es solo entonces que el movimiento se puede ejecutar, ver y sentir. La danza es para ser sentida y vista, es un lenguaje que no necesita la palabra, para transformarse en un vehículo de las historias que queremos contar sin hablar. 

Busca tu Terapia
Más sobre el autor
Servicios Terapéuticos
Eventos
Más Publicaciones