Arteterapia

Por: Maria Wesolowski
Resumen:

La Arteterapia es un tipo de terapia artística que consiste en la utilización del arte como vía terapéutica para sanar trastornos psicológicos, tratar miedos, bloqueos personales, traumas del pasado y otros trastornos.

Pero, a parte de los fines meramente terapéuticos, la Arteterapia es una técnica de desarrollo personal, de autoconocimiento y de expresión emocional. Por tanto no es necesario poseer ningún trastorno psicológico, sino simplemente sentir la necesidad de explorarnos a través del arte.

Si bien inicialmente comenzó a usarse la arteterapia con fines meramente terapéuticos, actualmente ha ampliado su ámbito de actuación...

Arteterapia: qué es, para qué sirve y ejemplos prácticos

La creatividad en el ArteterapiaLa Arteterapia es un tipo de terapia artística que consiste en la utilización del arte como vía terapéutica. Se emplea para sanar trastornos psicológicos, tratar miedos, bloqueos personales, traumas del pasado, etc.

Pero, a parte de los fines meramente terapéuticos, la Arteterapia es una técnica de desarrollo personal, de autoconocimiento y de expresión emocional. Por tanto no es necesario poseer ningún trastorno psicológico, sino simplemente sentir la necesidad de explorarnos a través del arte.

Para qué sirve la Arteterapia

Si bien inicialmente comenzó a usarse la Arteterapia con fines meramente terapéuticos, actualmente ha ampliado su ámbito de actuación, sirviendo igualmente para procesos de cambio, como vía de autoconocimiento y para desarrollar ciertas habilidades como la creatividad, percepción, intuición, etc.

Muchos terapeutas utilizan la terapia artística para abarcar áreas en las que una terapia verbal no alcanza. Cada vez se emplea más en residencias de ancianos, colectivos con problemas de integración, con deficiencias psíquicas, o con enfermos psiquiátricos, etc. También en el tratamiento de enfermedades como el estrés, la ansiedad, la fibromialgia o los trastornos alimenticios.

Arteterapia en los niños

La Arteterapia es igualmente eficaz para paliar el fracaso escolar, trastornos de atención u otra serie de dificultades que muchos niños tienen en la actualidad. Además gran parte de la pedagogía Waldorf, está basada en fundamentos similares en los que el arte como método pedagógico ha aportado interesantes resultados.

Cómo se lleva a cabo la Arteterapia

A través de diferentes manifestaciones artísticas: pintura, teatro, modelado, collage, danza, escritura, música, etc  expresamos lo que guardamos en nuestro interior. Nuestros conflictos, miedos, angustias, necesidades, frustraciones, anhelos, sueños… afloran cuando nos dejamos llevar por la obra que estemos representando.

En Arteterapia Gestalt nadie más que el autor interpreta la obra. El terapeuta ofrece una serie de instrucciones o consignas y ejercicios a realizar, pero es la persona la que sabe lo que su trabajo significa, independientemente de que luego se compartan los resultados con el terapeuta o con el grupo.

Por ello es importante que el trabajo se desarrolle sin hablar, que no se produzcan interrupciones externas que puedan sacar al “artista” de la conexión con su tarea. Es mediante la actividad creativa como la persona llega a la realización consciente del ejercicio, en el cual se manifiesta la parte más inconsciente.

Además, no se requiere de unas brillantes dotes artísticas, ni que el resultado de la obra tenga un gran valor artístico. Sin ser necesarias grandes habilidades ni conocimientos plásticos, la obra es siempre valiosa porque nace de la autenticidad del creador. Para lo cual se hace fundamental que el trabajo se haga con la suficiente espontaneidad, responsabilidad, conciencia y sinceridad.

El mayor valor es lo que la persona rescata de su interior, lo que descubre y los cambios que se producen dentro de él. Una vez adquirida conciencia, es necesaria una buena dosis de autorresponsabilidad: que la persona se comprometa consigo misma para llevar a cabo ciertas correcciones en su manera de actuar.

Pero es, observando la creación y reflexionando sobre la misma como el terapeuta y el paciente ven reflejado el mundo interno y establecen dónde se encuentra el desequilibrio. Los elementos artísticos son la base para tomar conciencia y sobre la cual posteriormente se empezaran a efectuar cambios que se trasladaran al día a día. Por tanto requiere de un compromiso por parte del paciente, dado que es él quién se ha de responsabilizar en su proceso sanador.

Proceso de Arteterapia

Cuándo surge la Arteterapia

El ser humano ha empleado el arte como modo de expresión incluso antes de que apareciera el lenguaje verbal. El arte supone una forma diferente de bucear dentro de nosotros mismos, de explorar nuestros “yoes” más profundos. Posee un efecto integrador del ser humano puesto que contempla la parte mental, emocional, física y espiritual.

Los orígenes los podemos encontrar desde los tiempos de las cavernas. Ya en ese momento los seres humanos creaban expresiones artísticas que representaban sus modos de vida, sus costumbres, plasmando en las paredes de las cuevas sus imágenes y sus percepciones. Desde entonces, el arte es una herramienta mediante la cual el hombre se expresa, conecta con su ser, plasmando sus sentimientos y por tanto aliviando de sus dolores físicos, emocionales o espirituales.

Posteriormente, en la Antigüedad Clásica se descubrieron las propiedades terapéuticas del arte y los beneficios de practicarla para conseguir el equilibrio general del ser humano y la elevación de la consciencia. Al encontrar la consonancia entre cuerpo y mente gracias al aprendizaje de oficios, esas personas se reinsertaban totalmente en armonía con su interior y con el resto de la sociedad.

Hans PrinzhornPero es en el siglo XIX, cuando un grupo de psiquiatras europeos comienzan a interesarse por las producciones plásticas de pacientes mentales. En este momento, destaca especialmente el aporte de Hans Prinzhorn, psiquiatra vienés, que consideraba la motivación creativa como una motivación básica de la especie humana, y que toda creación albergaba un potencial de autosanación.

Posteriormente, en el siglo XX la Arteterapia se institucionaliza como profesión, tomando como referencia dos escuelas de pensamiento: el Psicoanálisis y la Educación Artística. Hacia los años 40 comienza a practicarse basándose en el resultado terapéutico de la actividad creadora. Por tanto, se considera que los padres de la Arteterapia son Jung, Freud y Steiner. También son relevantes las aportaciones de Winnicott, Kramer y Gombrich.

Cobra especial relevancia la influencia de la escuela Gestáltica, cuando Fritz Perls dio un nuevo rumbo a la psicología humanista. La terapia Gestalt se enfoca más en los procesos que en los contenidos. Pone énfasis sobre lo que está sucediendo, por encima de lo que fue, pudo haber sido, podría ser o debería estar sucediendo.

Algunos ejemplos prácticos de Arteterapia

  • R.C. acudió a terapia para superar una ruptura sentimental. Estaba asustada y bloqueada. Empezamos trabajando sus miedos infantiles y sus miedos de adulto, poco a poco su “Niña Interior” fue sanándose y pronto volvió a recuperar el bienestar y la felicidad.
  • A.M. necesitaba orientación profesional. Quería dejar el trabajo, pero “algo” le impedía hacerlo. Al localizar su mayor obstáculo y dibujarlo, se dio cuenta de su falta de confianza le impedía tomar la decisión, al trabajarla consiguió estar seguro de que quería luchar por su sueño.
  • E. J. quería cumplir su sueño de ser actriz, pero la falta de paciencia y su poca tolerancia a la frustración hacían que se desesperara y se planteara “tirar la toalla”. Al hacer un ejercicio de visualización de metas, se dio cuenta de disponía de los recursos necesarios, pero que debería adquirir otros, comprometiéndose a dar ciertos pasos que le acercaran a su objetivo.
Busca tu Terapia
Más sobre el autor