Biodanza

Por: Virginia Moreno Bastida
Resumen:

La Biodanza es un sistema de integración y desarrollo humano, un sistema de crecimiento personal basado en vivencias inducidas por la música, el movimiento y la emoción. En esta terapia se utilizan ejercicios y músicas organizadas con el fin de aumentar la resistencia al estrés, promover la renovación orgánica y mejorar la comunicación.

En 1966 la American Dance Therapy Association (ADTA) surge como una asociación reconociendo la danza como un tratamiento efectivo para personas que presentaban discapacidades médicas, sociales, físicas o psicológicas. De esta época emergen gradualmente dos campos profesionales – la psicología y la danza moderna.

Persona practicando BiodanzaLa Biodanza es un sistema de integración y desarrollo humano, un sistema de crecimiento personal basado en vivencias inducidas por la música, el movimiento y la emoción. En esta terapia se utilizan ejercicios y músicas organizadas con el fin de aumentar la resistencia al estrés, promover la renovación orgánica y mejorar la comunicación.

En 1966 la American Dance Therapy Association (ADTA) surge como una asociación reconociendo la danza como un tratamiento efectivo para personas que presentaban discapacidades médicas, sociales, físicas o psicológicas. De esta época emergen gradualmente dos campos profesionales – la psicología y la danza moderna.

La danza propicia el encuentro con la espontaneidad y la autenticidad de la expresión y la consciencia del cuerpo. La psicología explora conceptos como la percepción, la atención, la motivación y la emoción; y resuelve conflictos personales atendiendo al funcionamiento del cerebro y al comportamiento humano.

Fue Rolando Mario Toro Araneda, psicólogo, antropólogo, poeta y pintor chileno, quien tras resolver casos clínicos inició sus experiencias con Biodanza (llamada entonces Psicodanza) entre los años (1968-1973) creó este sistema, aplicándolo en el Hospital Psiquiátrico de Santiago y en el Instituto de Estética de la universidad Católica de Chile.

Los fundamentos de la Biodanza provienen de la Biología, la Medicina, la Antropología, la Etiología, la Filosofía y la Psicología. Su elaboración mediante el compuesto de danza y músicas seleccionadas dan un significado a nuestra capacidad de ver el mundo, comprender nuestra existencia y proyectar el porvenir.

Su metodología consiste en inducir vivencias integradoras por medio de la música, del canto, del movimiento creando situaciones que facilitan el encuentro a nivel de relación interpersonal.

En la actualidad el ser humano necesita herramientas para poder afrontar los conflictos de un mundo en constante cambio. El ritmo de vida actual amenaza el equilibrio psíquico produciendo estrés  y consecuentemente una alteración en la salud de cualquier persona que de no tomar conciencia de las situaciones que requieren despliegue de energía puede experimentar una serie de cambios fisiológicos en toda una serie de sistemas – cardiovascular, inmune, endocrino, etc., que se manifiestan de manera psicológica produciendo síntomas como la depresión, ansiedad y muchos otros. Los niveles de estrés se ven modificados de manera terapéutica a través de la danza, de la actividad física, logrando beneficios personales.

Mediante esta técnica de Biodanza se ejercita una autorregulación orgánica mediante procesos de reparación celular y de regulación global de las funciones biológicas, reforzando así la autoestima, favoreciendo un estado de buen humor y consiguiendo que valoremos nuestro propio cuerpo, adquiriendo una mayor confianza.

Práctica en grupo de BiodanzaLa música tiene un efecto transformador, es tan importante que logra sus efectos mucho antes del nacimiento. Continuando a lo largo de nuestra vida se utiliza en el comercio, para acompañar las alabanzas en diferentes religiones y para inducir el sueño en niños pequeños. Elementos de la música como el sonido,  el ritmo, la melodía y la armonía satisfacen junto con la danza necesidades emocionales, sociales y cognitivas.

La danza contribuye a ejercitar la coordinación y agilidad de movimientos, al control del equilibrio. Además favorece la tonificación de la piel y aumenta el drenaje de líquidos y toxinas. La importancia de la danza terapéutica y la actividad física como herramientas útiles en el tratamiento del estrés son métodos para prevenir enfermedades y promover estilos de vida sanos.

La música y su ritmo integrados al movimiento corporal en actividades de carácter individual y grupal hacen de esta terapia, la Biodanza, una fuente de salud para proporcionar un bienestar emocional y una mejor calidad de vida. Además de ser una buena opción para reducir el estrés y superar la timidez, la danza estimula la circulación sanguínea y mejora la flexibilidad y la resistencia.

El objetivo principal de esta terapia estriba en mejorar la calidad de vida, consiguiendo así lograr un balance emocional y fisiológico que facilita la expresión armónica de la personalidad. Entre los beneficios que aporta la Biodanza podemos citar algunos como ayudar a superar la depresión, estimular la autoestima y reforzar la identidad, disminuir el nivel de estrés, aumentar la energía vital, facilitar la expresión de sentimientos y emociones de forma espontánea y creadora.

Tras muchos años de práctica de esta terapia son visibles los resultados, la Biodanza ha conseguido avances espectaculares, tanto en el desarrollo integral del ser humano, como en la terapia de enfermedades de carácter psicosomático.

Busca tu Terapia