La brújula interior

¿Dónde quieres estar en cinco años? ¿Cómo quieres que sea tu vida entonces? La pregunta es sencilla pero hay que tomarse un respiro de las actividades del día a día para encontrar la respuesta. Como buen capitán nos ocupamos de que en el barco de nuestra vida todo funcione lo mejor posible; las tareas están organizadas, la tripulación instruida, la velas alzadas, las provisiones aseguradas. ¿Pero ya hemos dejado el puerto? Lo importante es mantener rumbo al destino, y en el camino, tener claro el norte.

Saber qué queremos y por qué eso es importante para nosotros constituye nuestra brújula interior hacia una vida de realización y felicidad.  Sin esto podríamos terminar en cualquier sitio.

Imagina tu vida tal y como lo desearías en unos años, en todos sus aspectos.

Busca tu mayor satisfacción, estas cosas que te hacen sentir realmente vivo: ¿A qué te dedicas? ¿Cómo aportas lo mejor de ti? ¿Cómo son tus relaciones? ¿Cómo disfrutas de tu tiempo libre? ¿De cuánto dinero dispones? ¿Qué se dice de ti? Escribe esta visión en un papel o crea un collage que la representa, y te servirá de norte también durante los momentos difíciles.

Al tener claro adonde vamos, podemos analizar si lo que estamos haciendo en este momento nos ayudará a llegar a nuestro destino, o si más bien nos está alejando de ello. ¿Qué tienes que empezar a hacer? ¿Y qué tienes que dejar de hacer inmediatamente?

Ahora es mucho más fácil empezar a crear un plan que te ayudará a avanzar y tomar el mando de tu vida. Diseña tu hoja de ruta personal, con los pasos que te lleven a tu destino. Pero una visión sin compromiso no es nada más que un sueño. ¡Da el primer paso hoy, y estarás en camino!

El Coaching te ayuda a hacer los cambios que necesites para vivir la vida que quieres.


¿Te gustó el artículo?

Vota para ayudarnos a destacar y recomendar los mejores artículos:


Artículo publicado el 27 Abril 2010. Última modificación el 13 Julio 2013. Valoraciones: 4.9 de 5 en 9 votos.