El Coaching como motor de cambio

El Coaching como motor de cambio

Estamos viviendo un momento de la historia de humanidad, donde los avances son constantes, la inestabilidad reina en el día a día, la insatisfacción por no SER uno mismo afecta y encima nos envuelve una crisis llamada financiera, mal denominada, porque para mi es una crisis de valores y de falta de identidad.

Todo lo que menciono en el párrafo anterior nos provoca la necesidad de cambiar, de utilizar estrategias diferentes, de encontrar un sentido a lo que se hace pero desde la pasión y la ilusión, porque desde ese lugar es más fácil hacer el camino.

Pero la pregunta es: ¿cómo hacerlo?. Lo importante aquí no es determinar que terapia ó tipo de ayuda es mejor, todas conducen al mismo destino, que la persona encuentre su felicidad y le dé sentido a su vida.

Lo que si es fundamental e imprescindible, es que la persona se comprometa a cambiar, pero que lo haga de verdad, con buenas intenciones y con acciones concretas, que no busque más excusas, que emprenda un camino hacia el cambio y su transformación personal.

Para lograr un verdadero cambio es necesario que alguien le acompañe, aunque en realidad es la persona involucrada la responsable de su constancia y compromiso, pero el hecho de que alguien esté a su lado como la voz de la conciencia, hace que el duro camino de la transformación sea más ligero y constante.

El Coaching provoca cambios y bastantes, pero en realidad lo que hace, es que la persona descubra cual es su esencia, que tome conciencia de cuales son sus recursos, sus talentos y sus sueños e ilusiones.

El gran problema sucede que con el paso de los años, la educación recibida, los entornos que nos rodean, hacen que vayamos formando un personaje que muchas veces no tiene nada que ver con los que somos realmente. Porque al tener tanto tiempo al personaje, éste hace que nuestro SER sea enterrado y que no se vea, entonces es por eso se vive con tanta frustración, tristeza y miedos.

Es hora de recuperar la ilusión, la pasión, los sueños, los objetivos y vivir desde un lugar donde nos sintamos útiles, con lo cual para lograr ese ansiado cambio habrá que ir a nuestro interior para desenterrar a nuestro SER y vivir desde lo que realmente somos, cuando ocurra eso, nos sentiremos más seguros, más contentos y con la autoestima muy arriba.

Finalmente recordar, que tu presente son el producto de las decisiones del pasado y tu futuro será consecuencia de las decisiones de tu presente, así que no pierdas más tiempo y ponte en marcha desde hoy.


¿Te gustó el artículo?

Vota para ayudarnos a destacar y recomendar los mejores artículos:


Artículo publicado el 12 Julio 2011. Última modificación el 9 Enero 2014.