La crisis como metodología de evolución

lectura de 5 minutos
...
Utilizando la crisis como metodología de evolución

En tiempos de crisis

Cada etapa de la vida tiene aspectos especiales que desencadenan episodios de inestabilidad. Estos episodios han sido llamados crisis por la connotación de inestabilidad física, económica y emocional que conlleva.

Recurriendo al diccionario, "Crisis" (del latín crisis, a su vez del griego κρίσις) es una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad. Se usa generalmente para designar un cambio traumático en la vida o salud de una persona, términos de referencia obtenidos por mi habitual referente: Wikipedia.

El ser humano crece con el proceso de crisis, usa en esencia el agente inestable como herramienta de desprendimiento forzoso o forzante para salir de su apego biológico o mental, habitual condición intrínseca de cada etapa de su existencia.

La creación del individuo, evento milagroso, se genera por la serie de acontecimientos simultáneos concordantes que todos conocemos que catalogamos dentro del marco del concepto de crisis antes transcrito. Así comienza la vivencia humana, con un evento que genera cambios a la estructura morfológica condicionante de cada edad. El óvulo y espermatozoide evolucionan a una unidad llamada cigoto y de allí en adelante, hasta la crisis última en este plano conocida como la muerte.

Desde ese basamento, podemos relacionar la crisis con el cambio o evolución, para deslindarla del estigma negativo y poder emplear la energía que ella genera y aprovecharla en nuestro favor.

Al respecto, son muchas las opciones a emplear para canalizar dicha energía. En el aprendizaje que hemos recibido hay una interesante sugerencia: “visualizar” siempre lo positivo en cada situación con lo cual liberamos al evento de la percepción negativa dándole así la bienvenida al tiempo de los cambios, el cual nos permite pasar al próximo nivel evolutivo.

¿Cuál estrategia o método emplearemos para dar ese salto?

Cómo lograr el salto evolutivo

Comencemos por emplear los dones contenidos en nuestro plan genético intuitivo. A tal fin, comenzaremos por hacer un listado en el cual reflejaremos las 5 actividades para las cuales somos eficiente, mejor definidas como aptitudes, y también las 5 situaciones en las cuales no somos eficaces, o hasta inepto. La finalidad de esta reseña define nuestro proyecto, nuestro sistema, los datos contenidos en nuestros genes que define nuestra individualidad esencial.

A continuación, plasmaremos las circunstancias o eventos que nos causan dolor, molestia y fastidio de la crisis donde nos encontramos inmersos, cada persona tiene su propia percepción de la crisis.

Como siguiente paso, redactaremos de manera clara, concisa y precisa la crisis donde estamos inmerso. Definimos con detalles las circunstancias y características de la situación que atravesamos y que nos desestabiliza.

A manera de referencia, les explico: la crisis nos desarticula la existencia porque tenemos apegos a la estructura pre existente definiéndolo como situación posiblemente perniciosa que nos ata a un procedimiento específico e inalterable, y uso el término “posiblemente” puesto que el apego nos ha servido para sobrevivir y superar la situación o etapa que vivimos, pero nos limita.

Cuando las circunstancias se vencen hay que cambiarlas. Las estadísticas biológicas nos indican que todas las células del ser humano se cambian en el transcurso de un año. En consecuencia, eres un ser totalmente diferente al que eras hace un año. Entonces: ¿qué hace tan difícil la aceptación mental de que se ha terminado un ciclo con el consiguiente cambio de paradigmas?

Somos nosotros los responsables por realizar los cambios evolutivos

Este descubrimiento de los apegos genera una serie de emociones encontradas que nos hace resistir más aún al cambio o efervescencia, por resolver y eliminar dicha limitación. En cualquier caso, sugiero que te apartes del camino 5 minutos y abras la ventana de lo que obtendrás en esta nueva etapa de tu evolución y lo confrontas con la situación que estás transitando en esta fase existencial. Analiza y compara ambas para determinar exactamente en qué radica la limitación que tu emocionalidad.

Esta comparación debe servirnos para aceptar primeramente nuestra responsabilidad del cambio. Somos quienes atravesamos por este proceso deslindándonos de las influencias externas que generalmente empleamos como excusas de liberación de culpas.

Una vez que has asumido tu responsabilidad, puedes tomar el control consciente de los Dones de tu proyecto genético, para dar los pasos en la procura del salto a tu nueva experiencia, aprovechando para re-programar conscientemente los paradigmas que te han servido de guía. para ello, harás uso del conocimiento de tu persona. Este conocimiento te hará evolucionar en tu historia personal hasta el punto generar el ambiente específico para generar la calidad de vida que quieres disfrutar.

Haz tu plan de acción para alcanzar la meta evolutiva. Con esa finalidad harás uso conscientemente de los Dones que plasmaste en tu hoja. Repito consciente, por decisión propia, voluntaria y expresa y lo practicas todos los días con la mayor frecuencia posible. Haz un entrenamiento voluntario para usar expresamente tus virtudes y potenciales. Alerta a los sentimientos y percepciones de dicha práctica voluntaria de tu Don, hasta que te hagas perito experto en su uso.


Nota: La presente disertación es un resumen de la conferencia "Oportunidad en tiempos de crisis" dictada por mi persona en fecha 24 de febrero de 2018 en la modalidad de chat (WhatsApp).


¿Te gustó el artículo?

Vota para ayudarnos a destacar y recomendar los mejores artículos:


Artículo publicado por Mikel de Zarate el 9 Marzo 2018. Última modificación el 4 Mayo 2018.