¿En qué consiste la Integración Somato-Energética?

lectura de 4 minutos
...
Qué es la Integración Somato-Emocional

La Integración Somato-Energética es el compendio de conocimientos que ha amalgamado James Feil basándose principalmente en los conceptos de Anatomía Emocional de Stanley Keleman, adquiridos durante más de 30 años de la mano de este escritor y terapeuta americano.

Jim, así se hace llamar habitualmente, fue discípulo directo del Dr. Stone, creador de la Terapia de Polaridad. Aparte de complementar su formación con conocimientos de Terapia Craneosacral o Astrología, entre otras, decidió seguir también los pasos del citado Stanley Keleman.

Anualmente se estuvo formando con él, y en su labor como formador de nuevos terapeutas de Polaridad, incluía conocimientos de Anatomía Emocional. Finalmente, decidió imprimir su propio sello a los conocimientos de Keleman, y creó la Integración Somato-Energética, terapia natural no sanitaria que actualmente se dedica a difundir con gran pasión y generosidad.

La Integración Somato-Energética es una terapia corporal y también energética, y sus bases son tan sencillas como poderosas:

Las emociones quedan impresas en los músculos, en los movimientos corporales.

De manera que cuando una persona cuenta algo que le ha ocurrido y le ha dejado huella, en algún momento, muy posiblemente, haga algún gesto que contenga la emoción que brotó en aquel instante. Trabajándola con el proceso de “El Acordeón" o "Los 5 Pasos” de Stanley Keleman, además de con los conocimientos que el propio Jim ofrece sobre cómo gestionar la parte verbal de la sesión, el terapeuta puede ayudar al cliente a deshacer esa memoria emocional que ya no le resulta productiva y que le está impidiendo vivir la vida con el 100% de recursos.

A quién va dirigida y sus beneficios

La Integración Somato-Energética puede resultar útil en múltiples ocasiones. Por ejemplo cuando tenemos que tomar una decisión importante, cuando algún evento del pasado (seamos conscientes de cuál es o no) nos bloquea constantemente, cuando queremos aclararnos, cuando necesitamos hacer cambios en nuestra vida, cuando queremos dejar de hacer las cosas de la misma manera que siempre...

Es decir, es una terapia muy interesante para cualquier persona que está en su camino de crecimiento personal. Para cualquier persona que está en la búsqueda de su máximo potencial en su deambular por este mundo físico repleto de retos y causalidades.

¿Cómo son las sesiones?

Las sesiones de Integración Somato-Energética tienen habitualmente un máximo de 1 hora de duración. Pueden comenzar con una lectura corporal de la persona, en la que el terapeuta avezado puede leer en el cuerpo del cliente (que se colocará de pie frente a él) aspectos no sólo físicos, sino también energéticos o intencionales (qué quiere hacer el cuerpo, para qué se está preparando). Posteriormente, se sentarán frente a frente, a una distancia cómoda para el cliente, y este comenzará a contar su tema.

El terapeuta lo irá guiando para que el tema se vaya desplegando poco a poco, para en un momento dado irlo centrando en lo que más le importa / necesita trabajar el cliente en ese momento. Normalmente llega un punto en el que el cliente, al contar la historia, realiza gestos que resulten llamativos para el terapeuta. Y es a partir de ahí cuando se podrá trabajar con el citado proceso de "El Acordeón" o “Los 5 Pasos” de Stanley Keleman.

Proceso de El Acordeón o Los 5 Pasos de Stanley Keleman

Intensificando y desintensificando el movimiento, para posteriormente organizar algo nuevo, el cliente se llevará una nueva forma corporal, una nueva disposición y actitud ante la vida, que podrá probar, ya fuera de consulta, si le resulta útil para sus fines.

Uno de los aspectos más interesantes de esta propuesta de trabajo es que el terapeuta no ofrece consejos al cliente. Sino que es el cliente, al escuchar a su propio cuerpo, el que adoptará una nueva forma con la que enfrentarse a los retos venideros. La Integración Somato-Energética es por lo tanto, si se respeta su esencia, una manera de trabajo totalmente neutra, en la que el Terapeuta ni emite juicios ni da consejos. Consejos que a él, por su manera de ser y su preparación puede que le funcionen, pero que muy posiblemente a su cliente, salvo que resuene totalmente con él, con su carácter, su manera de funcionar por la vida, de tomar decisiones, etc., no vayan a servirle de mucho o incluso de nada.

A continuación puedes ver una entrevista realizada a Jim Feil en la que explica con sus palabras, en qué consiste la Integración Somato-Energética, desarrollada por él mismo tras más de 40 años de experiencia como profesional de las terapias naturales no sanitarias:


¿Te gustó el artículo?

Vota para ayudarnos a destacar y recomendar los mejores artículos:


Artículo publicado por Fernando González de Zárate Alonso el 28 Julio 2018.