Propiedades terapéuticas del té verde

lectura de 5 minutos
...
Propiedades del té verde

El té verde es un tipo de té Camellia sinensis, el cual, ha tenido una mínima oxidación durante su procesado. Este té a diferencia del té negro, no es fermentado, las hojas se recogen frescas y después de someterse a la torrefacción, se prensan, enrollan, trituran y se secan.

Los principales países productores de té verde son China, Japón y Vietnam.

Los primeros en descubrir el té y sus propiedades fueron los chinos, los cuales lo utilizan como bebida medicinal para promover la salud en la mente y el cuerpo desde hace más de cinco milenios. La referencia más antigua que se conoce del té como ayudante de la salud data del 2737 a.C. El té era una bebida costosa y solamente después de la caída del imperio mongol en la dinastía Ming, se extendió su toma a la plebe.

En los años 1405-1433 cuando China era la potencia naval del mundo, llevaba té en sus provisiones, se dice que la cantidad de vitamina C en la bebida de té consumida por los navegantes era suficiente para prevenir el escorbuto, enfermedad que mató a muchos marinos europeos más de 200 años después. Este dato se debería corroborar más en profundidad dado que la vitamina C se destruye con el calor, sin embargo es interesante obtener esta información de datos tan antiguos.

La importancia de los polifenoles

Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que la importancia en la salud del té verde se debe a sus polifenoles, y más concretamente al epifalocatequina-3-galato del que se encuentra en grandes cantidades. Los polifenoles son un grupo de sustancias químicas que se encuentran en las plantas, que se caracteriza por la presencia de más de un grupo fenol por molécula. Se subdividen generalmente en taninos hidrolizables y fenilpropanoides como la lignina, flavonoides y taninos condensados.

En el caso del té verde hablamos de su alta composición de catequinas, que es un antioxidante polifenólico del grupo de los flavonoides.

El Dr. Paul Kroon, afirma que estos compuestos fermentan en el cuerpo humano ya que son activados por las bacterias que habitan en nuestro sistema digestivo, creando metabolitos que pueden ser beneficiosos, como por ejemplo, por su actividad antioxidante. Las investigaciones indican que los polifenoles pueden tener capacidad antioxidante con potenciales beneficios para la salud, podrían reducir el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y cáncer. (Arts. I.C. and P.C. Hollman, “Polyphenols and disease risk in epidemiologic studies”. American Journal Clinical Nutrition 2005. 81(1 Suppl): p. 317S-325S).

Según información obtenida de Medlineplus (web de información médica con una seriedad rigurosa), los polifenoles podrían ser capaces de prevenir la inflamación e hinchazón, de proteger el cartílago y de disminuir la degeneración de las articulaciones. También parecen ser capaces de combatir las infecciones producidas por el virus papiloma humano y disminuir el crecimiento de células anormales en la cerviz, aunque hasta el momento no se ha podido explicar su funcionamiento.

La cafeína que posee el té verde es entre un 2% y 4% lo que puede afectar al pensamiento y al estado de alerta, aumenta la producción de orina y puede mejorar el funcionamiento de aquellas sustancias químicas en el cerebro que son importantes en la enfermedad del Parkinson.

La cafeína aumenta la liberación de los neurotransmisores los cuales estimulan el sistema nervioso, el corazón y los músculos.

Eficacia del té

La Natural Medicines Comprehensive Database, clasifica la eficacia del té verde basada en evidencias científicas, según estos datos:

Probablemente eficaz para:

  • Verrugas genitales. Veregen Bradley Pharmaceuticals tiene la aprobación por la FDA para el tratamiento de verrugas genitales, se trata de un ungüento específico de té verde.
  • Aumentar la agilidad mental, debido al contenido de cafeína en el té verde.

Posiblemente eficaz para:

  • Prevenir los mareos al ponerse de pie en las personas mayores (hipotensión ortostática).
  • Prevenir el cáncer de la vejiga, del esófago, de los ovarios y del páncreas. En un estudio las mujeres que tomaron 2 o más tazas de té verde al día mostraron un 46% menos de riesgo de tener cáncer de ovarios que las que no tomaron té.
  • Reducir el riesgo o retrasar la aparición de la enfermedad de Parkinson. Tomar de 1 a 4 tazas de té verde diarias parece ofrecer la mayor protección contra la aparición de la enfermedad de Parkinson.
  • La presión arterial baja. Para aquellas personas que les baja la presión arterial después de comer.
  • Disminuir los niveles altos de grasa, como el colesterol y los triglicéridos en sangre.
  • Reducir el crecimiento y el desarrollo anormal de las células en la cerviz (displasia cervical) producido por la infección del virus del papiloma humano.

¿Te gustó el artículo?

Vota para ayudarnos a destacar y recomendar los mejores artículos:


Artículo publicado por Susagna Muns Camp el 7 Septiembre 2018.