Terapia alternativa aplicada al dolor

lectura de 8 minutos
...
Terapia alternativa para combatir el dolor crónico

El dolor se define como una percepción sensorial y objetiva (el dolor físico) o emocional y subjetiva (el dolor anímico), podríamos decir además que es una sensación molesta, aflictiva y por lo general desagradable que puede ser más o menos intensa. Esto se produce como resultado de la excitación de los receptores sensoriales; estos receptores poseen terminaciones nerviosas especializadas que están ubicadas en los órganos sensoriales (como la lengua la piel, nariz, ojos, oído, etc.) y en los órganos internos, que a su vez captan estímulos internos o externos que generan impulsos nerviosos y sensaciones, las cuales envían una señal de alerta al organismo.

En la actualidad, el interés de las personas por realizar tratamientos que dependan más de elementos de la naturaleza y menos de sustancias químicas y/o farmacológicas es cada vez mayor. Durante las últimas décadas, el uso de las terapias alternativas ha sido considerado de gran ayuda, siendo particularmente de gran utilidad en pacientes que presentan dolor crónico. Es importante que el personal de salud tome conciencia del valor que aportan estas terapias en la praxis integral del dolor.

Frecuentemente los pacientes que sufren estas llamadas enfermedades crónicas y/o degenerativas presentan de forma persistente niveles importantes de dolor, lo cual les produce un deterioro en su calidad de vida. Por otro lado, si estas dolencias son tratadas de forma farmacológica desarrollan además, diversos síntomas concomitantes que agravan el síndrome doloroso. Por esta razón actualmente se escogen las terapias alternativas con la finalidad de encontrar en ellas, herramientas eficaces que permitan controlar estas dolencias; que no son valoradas en los tratamientos convencionales.

Tomando como base los planteamientos de la Homeopatía y teniendo en cuenta los conocimientos de la teoría de la homotoxicologia, podemos considerar que todos los procesos que describimos como enfermedades independientemente de la fase en la que se encuentren representan procesos con una finalidad biológica. Por esta razón, los daños producidos por la utilización rutinaria de agentes quimioterápicos en el sentido amplio afectan cada vez más a un mayor número de pacientes y, entre otras causas, son los principales responsables del alarmante aumento actual de los enfermedades degenerativas.

La terapéutica debe ayudar a la fuerza generatriz de la naturaleza

No existe un medicamento eficaz para todo tipo de dolor. El dolor se debe (según el tipo) a la actuación de varias o diferentes homotoxinas sobre diversos receptores nerviosos en forma de fases de impregnación. Con la administración de analgésicos no se mejora el nivel homotoxico, por el contrario habitualmente empeora por los efectos retóxicos adicionales o por los efectos de una impregnación, es decir, los analgésicos no actúan de forma etiológica. La terapia para tratar el dolor tiene que tener una base antiomotoxica que actúe según el síndrome del nivel homotoxico en el que se basa el dolor para lograr un efecto curativo, comportándose de forma indirecta como analgésico, debido a que son muchos los factores que están comprometidos en un dolor.

Estos factores representan la expresión de mecanismos de defensa orientados biológicamente contra homotoxinas exógenas y endógenas o bien representan el esfuerzo del organismo para compensar los daños homotóxicos sufridos en las fases de impregnación, degeneración y neoplasia, con el fin de conservar la vida el mayor tiempo posible.

Tratamientos complementarios en el dolor agudo y crónico

Cada día son más las investigaciones científicas que constatan a través de sus estudios la naturaleza bio-eléctrica y vibracional del ser humano. Cada célula de nuestro organismo posee un espectro de frecuencias específicos que emite en forma de ondas electromagnéticas.

Esta teoría se basa en la biofísica de medicina cuántica, la cual establece que todos los seres vivos están compuestos por campos electromagnéticos y que todo proceso químico esta precedido por vibraciones y partículas subatómicas que dictan la conducta fisiológica individual. Dichas oscilaciones pueden ser captadas por diversos elementos, de la misma forma en que una radio puede captar diferentes frecuencias. Las Terapias De Radiación Electromagnética activan las fuerzas de autorregulación, eliminando las toxinas y organismos patógenos (como virus, bacterias, etc.), para llegar de una forma natural a la autocuración.

Dolor provocado por el nervio ciático

Nuestras células, tejidos y órganos se expresan a través de esas ondas y cuando se alteran por alguna interferencia causada por ejemplo por contacto con microorganismos, sustancias tóxicas, una alimentación con déficit de nutrientes o un cuadro de estrés, se desequilibran alterando así la estabilidad y el estado o capacidad de autorregulación del organismo produciendo diversos tipos de dolencias.

Los tratamientos que utilizo están basados en la utilización de un aparato el cual posee un dispositivo autónomo versátil que se puede aplicar en prácticamente todas las partes del cuerpo, el cuál realiza un trabajo fisioterapéutico de irradiación electromagnética con un amplio dispositivo en las terapias de espectro biológico que se corresponde con el espectro de frecuencia natural del ser humano, lo que resulta beneficioso en la absorción de energía y aumento de las defensas del organismo.

Por su carácter "Biorregulador" como espectro electromagnético a nivel orgánico, su uso está indicado en un gran número de dolencias. Mi experiencia, tras años de trabajo, me ha demostrado su eficacia en múltiples patologías como alergias en general, alteraciones gastrointestinales, candidiasis, afecciones dermatológicas y reumáticas, procesos respiratorios como asma, bronquitis... y otras patologías de carácter inflamatorio o degenerativo.

En lo que a eficacia se refiere esta terapia actúa tanto a nivel preventivo como terapéutico y puede ser utilizada en casos agudos y crónicos. Estos importantes efectos terapéuticos restauran y mantienen el equilibrio biológico, complementando el tratamiento con un dispositivo que trata puntos de acupuntura de la Medicina Tradicional China (Du Mai y Ren Mai) a través de la irradiación directa mediante la cual se puede lograr efectos importantes en la mejoría de las dolencias a tratar.

Las teorías de la medicina china son anteriores a la existencia del método científico y, por lo tanto, sus métodos están basados en la práctica, la experiencia y la observación. Según estas teorías, el elemento principal de nuestra actividad física es el llamado Qi (energía), un elemento no visible, próximo a nuestro sentido occidental de “fuerza vital”. El Qi recorre todo el organismo a través de unos “canales” que, como no son visibles, se denominan también “meridianos”.

Meridiano curioso: El Du Mai y Ren Mai son los únicos Meridianos que se punturan por sus propios puntos. El meridiano de Du Mai nutre el cerebro y la médula, lleva el Jing renal a los puntos shu de espalda. Regula los excesos de los meridianos yang. Refuerza la espalda y la energía defensiva a nivel de Tai Yang.

Indicaciones

El dispositivo de tratamiento con bio-espectro posee un efecto terapéutico en la micro circulación, lo cual mejora la resistencia del organismo, reduce el riesgo a padecer dolencias respiratorias, tiene efectos sobre la circulación sanguínea, el equilibrio del sistema nervioso, el metabolismo en general, fortalece la función de la inmunidad y regula el funcionamiento de las glándulas endocrinas, permitiendo que el organismo active los procesos internos de armonización y auto sanación. Actúa por Biorresonancia dando respuesta a la frecuencia natural de las células, por lo que ayuda en cuadros de estrés, y renovación celular.

Puede utilizarse en dolencias del sistema respiratorio y digestivo, en reacciones alérgicas de la piel en general, úlceras decúbito, cicatrización de heridas. En dolencias de la mujer, mejora la inflación pélvica y el síndrome premenstrual, equilibra el sistema hormonal, actúa en la microcirculación (transporte de nutrientes hacia los tejidos y eliminación de sustancias de desecho celular), por lo que ayuda a mejorar la celulitis, revitalizando los tejidos. En dolencias articulares en general, lesiones de los tejidos blandos, síndrome cervical, osteocondrosis, neuralgias de diversa localización, a nivel del aparato genitourinario masculino mejora la inflamación de la próstata y otras dolencias concomitantes.

Avalan la técnica 30 años de investigaciones realizadas en clínicas internacionales y probadas en medicina oficial en diversas áreas de la salud. Los trabajos de investigación clínica se realizan bajo la regulación del Instituto Nacional de Salud (INS), y comités de ética internacional y nacional.


¿Te gustó el artículo?

Vota para ayudarnos a destacar y recomendar los mejores artículos:


Artículo publicado por Inés Lorenc el 1 Junio 2018.