La avena, cómo cuida tu salud

lectura de 4 minutos
...
Las cualidades de la avena para mejorar la salud

El otro día entre mis libros apareció un antiguo recorte de periódico, era un artículo de hace casi quince años.

Un artículo de hace 15 años sobre la avena, ¡qué alegría recuperar ese pequeño recorte!, me había acordado de él en repetidas ocasiones.

“La avena, cómo cuida tu salud”. Con ese título tan sugerente el artículo desgranaba las cualidades de la avena, hoy es sabido que…

  • Es depurativa, por los aminoácidos que contiene estimula la producción de lecitina en el hígado, que ayuda a depurar las toxinas.
  • Limpia las arterias de depósitos de grasa antes de que se instalen en el interior de las mismas produciendo ateromas.
  • Su contenido en calcio ayuda a prevenir la osteoporosis.
  • Las vitaminas que contiene del complejo B (b1,2,3,6) favorecen el sistema nervioso; también la vitamina E, excelente protectora contra los radicales libres.
  • Mejora la digestión de almidones y regula la glucemia.
  • Evita el estreñimiento.

Pero sus beneficios no acaban ahí, es un buen exfoliante facial, molida en polvo y mezclada con yogur, aceite de almendra o simplemente con unas gotas de agua se hace una emulsión y se aplica directamente en el rostro, formando una mascarilla que se retira quince minutos después.

Y si tienes mascota, bien molida es un buen agente de limpieza en seco, se le espolvorea frotando entre el pelo, se sacude a contrapelo y se termina cepillando al animal, quedándole así un pelo limpio y brillante. Tiene la cualidad de atrapar la grasa y la suciedad sin dañar aquello en lo que se aplica.

Hay mucha información en Internet sobre este cereal, pero no te quedes ahí, ¡consúmela a diario!

Por su interés, reproduzco íntegro el artículo a continuación.


La avena, cómo cuida su salud

Los copos de avena son la base ideal en cualquier comida, se pueden preparar crudos o cocidos, con leche de vaca, leche de soja, agua, caldo de verduras, frutas, yogur o kéfir.

En el proceso de transformación de los granos en copos no se elimina nada, solo se les pasan cilindros para que queden aplastados.

El uso de la avena es nuestra alimentacion diaria

Composición

En su composición encontramos proteínas: de los ocho aminoácidos necesarios para la vida, la avena contiene seis.

Lípidos: es el cereal con más grasa vegetal, contiene un 70% de ácidos grasos insaturados y un 40% de ácido linoleico.

Hidratos de carbono: contiene los de absorción lenta o también llamados complejos, los cuales nos proporcionan energía durante largo tiempo después de haberlos absorbido, sin tener la sensación de cansancio que proporcionan los cereales refinados y el azúcar.

Vitaminas, minerales y oligoelementos: contiene vitamina B1, B2, E, PP, D, niacina, caróteno y además, azufre, calcio, fósforo, potasio, sodio, hierro, magnesio, cobre y cinc.

Fibras: resultan de extraordinaria importancia en una buena digestión, combaten el estreñimiento, el colesterol y la diabetes.

La avena también se puede usar como mascarilla facial

Indicaciones

Fuente de energía para las personas de bajo peso, los deportistas, estudiantes o personas con exceso de trabajo intelectual, los cansados o abatidos.

Baja la tensión, reduce el colesterol, desintoxica la sangre, es antitrombótica, previene los infartos y la arterioesclerosis.

Es adelgazante gracias a su poder de aumentar la producción de orina, la presencia de fibra, y su equilibrado aporte de nutrientes.

Es digestiva: combate la pirosis, gastritis, úlcera, estreñimiento, diarreas, gases, dolores de estómago, disfunciones hepáticas y biliares. Los betaglucanos, presentes en la avena, forman una película fina que protege la pared intestinal.

Huesos y dentadura: en los niños favorece la salida de los dientes, en los adultos previene la formación de caries dental, gracias a los filinatos, presentes en la envoltura de los granos de avena. Actúa remineralizando los huesos.

Embarazo y lactancia: contribuye en la evolución del feto y estimula la formación de la leche materna.

La avena está indicada para mujeres embarazadas y para estimular la leche materna tras el parto

Niños: para favorecer su desarrollo físico e intelectual. Ayuda a erradicar la astenia y la apatía en el colegio.

Nervios: La vitamina B1 es imprescindible para el buen funcionamiento del sistema nervioso, su carencia conduce al nerviosismo, falta de concentración, agotamiento, jaquecas, esquizofrenias, depresión, neurosis, sólo se cubren las necesidades diarias cuando se introducen la avena o el pan integral en la dieta diaria. La avena contiene por 100gr, 0’40mg de vitamina B1, el mismo peso de pan blanco contiene 0’09mg.

Indicado en la depresión y en todas las alteraciones de tipo nervioso.

Hipotiroidismo: estimula la glándula tiroides, indicado en las personas en las que esta glándula funciona con deficiencia.

Fuente: “Diario El Mundo, octubre de 2004”.


¿Te gustó el artículo?

Vota para ayudarnos a destacar y recomendar los mejores artículos:


Artículo publicado por Emilio García el 1 Julio 2018. Valoraciones: 5.0 de 5 en 4 votos.