¿Por qué es posible ver y sentir el Aura?

lectura de 10 minutos
...
De qué forma podemos ver y sentir el aura

Desde que se iniciaron los primeros sistemas de sanación, cualquiera que sea el país, la rama o la técnica del método aplicado, sus creadores se caracterizaban por su elevado nivel de sensibilidad y por su demostrada capacidad modulando la energía que percibían.

Los primeros sanadores, de los que hoy se tenga referencia tenían un denominador común: eran personas que se caracterizaban por ser muy sensibles y probadamente eficientes manipulando a voluntad las energías que percibían, incluso estaban capacitados para iniciar y entrenar a otros transmitiéndoles habilidades y comprensiones que habían adquirido en base a esa sensibilidad acrecentada e innata en ellos, pero transferible. Ellos crearon linajes de conocimiento: el Reiki, por ejemplo, es uno de tantos; nace en Japón con Matiji Kawakam y se divulga en occidente por la escuela de Usui Reiki, personas extraordinarias caracterizadas por su elevado nivel de sensibilidad y eficiencia.

Lo que deseamos enfatizar es que, estas personas eran capaces de ver lo que otros no, de percibir, de sentir, de experimentar directamente lo que otros no y además, pareciera que hubiese una relación manifiesta e irrefutable entre su capacidad de sentir y el nivel de eficacia de sus intervenciones. Como si de la sensibilidad dependiera la activación de ciertas posibilidades o potencialidades latentes pero adormecidas, que no están al alcance de otras personas porque no cuentan con dicha sensibilidad. A esa sensibilidad le llamamos “Ver”.

Despertar los sentidos

En la enseñanza de la Tensergética, lo que interesa es despertar sensibilidades tales, que te permitan homologar las de esos grandes sanadores. El entrenamiento te inicia en la apertura de un nivel de percepción acrecentada equivalente al de ellos, y en esa medida habilitarte para intervenir en términos de equipotencia operativa, respecto a ellos. También pretende transmitirte las bases del conocimiento que te permitan actuar controladamente en el mundo que se abrirá a tus sentidos.

El objetivo de la Tensergética y su Método Tensérgico, como modelo profesional de enseñanza, es capacitarte como Terapeuta Energético, aportándote la comprensión necesaria y el entrenamiento especializado que consiga tornarte equivalente en sensibilidad y equipotente en funcionalidad a los grandes sanadores de antaño, capaces de lograr proezas perceptuales y ejecutoras a la hora de ayudar a alguien. En tanto esas son nuestras intenciones y metas, iniciamos toda enseñanza con la apertura del Ver.

Aprendiendo a "Ver"

Hay diferentes formas de Ver. Las dos más importantes que se desarrollan con el Método Tensérgico son:

1. La capacidad visual de Ver:

Se refiere al hecho de Ver la realidad sutil, directamente, utilizando el sentido de la vista... Es la capacidad de la que más se ha escuchado hablar y que aplicamos en nuestros cursos. Es el primer paso en tu iniciación y acontece de manera natural si te entrenas para ello.

No hablamos de un fenómeno sobrenatural, ni místico. Se trata de una habilidad perceptual poco habitual, pero latente en todas las personas. Abrir el Ver (visualmente) capacita al Terapeuta para percibir directamente las configuraciones de los cuerpos sutiles sobre los que actuará y constituye una experiencia humana sin precedentes. Pero no es el único ver, hay otros más…

2. Visión criptestésica o hiperafia sutil:

Esta modalidad del “Ver” no es visual, pero igualmente se le llama “Ver” y se usan los sentidos profundos para poder registrar el afuera. La palabra hiperafia está formada a partir de “hiper” 'exagerado' - y del griego 'tacto' (haphé). La palabra Criptestesia deriva del griego 'oculto' (kryptos) y sensibilidad (aisthesis), es la facultad de percibir lo oculto. Sinónimo de Percepción Para y Extra Sensorial.

Ver visualmente los cuerpos sutiles o el Aura, como se le llama comúnmente, de las personas, los animales, las plantas y los objetos, es un proceso que no está completo mientras no se aprende también a sentirla.

El estado de Hiperafia Sutil o Visión Criptestésica ocurre, cuando la percepción superficial o dérmica del sujeto, incluyendo la sensibilidad visceral “interoceptiva” cuyos sensores están situados en los órganos o vísceras y la sensibilidad “propioceptiva” o profunda, es muy superior a la que normalmente se relaciona con los receptores biológicos que reciben la información o estímulo porque no hablamos de la influencia de estímulos físicos, sino de estímulos sutiles, pero igualmente reales e imperceptibles en un estado de conciencia ordinaria y lo mismo ocurre con los sensores profundos.

En cierto modo esta visión, también está relacionada con el hecho de poder registrar interiormente estímulos sutiles procedentes de niveles de la realidad exterior, siendo consciente ahí, para aprender a modular voluntariamente, el afuera, desde adentro.

Las dos formas de ver más importantes con el Método Tensérgico son: Capacidad visual de Ver y Visión criptestésica o hiperafia sutil

¿Cómo puede realizarse un curso así en tan corto tiempo?

¿Qué razones justificarían que pudiese alcanzarse esta proeza perceptual y despertar el Ver aural y Criptestésico en tan corto tiempo? ¿Qué justifica que en un curso de cuatro días, como los que se imparten en España, alguien pueda iniciarse en las dos principales modalidades del Ver y tener éxito?

Tiene que existir alguna razón... Porque pareciese que, es muy poco tiempo: "Si fuera tan fácil, todo el mundo ya estaría viendo el aura." Parece que tiene algún grado de dificultad, como para que no sea un hecho habitual y sin embargo parece que, al mismo tiempo, no es tan difícil.

Hay tres razones que justifican, que pueda despertarse dos modalidades del Ver en un curso combinado de cuatro días y te darás cuenta de que es muy sencillo:

1) Lo que se ve, ya está ahí: Es decir, la primera razón por la cual el curso de iniciación pueda realizarse en tan corto tiempo, estriba en el hecho de que lo que se va a ver ya existe, ya está ahí. Existe objetivamente, aunque no la percibas conscientemente. Su existencia no depende de tu conciencia de ella.

Es decir, debes asumir que, acaso, la realidad sutil es parte constitutiva de la realidad material, que el aura es algo que está en ti, en mí, aquí, allá afuera rodeando a la gente, formando parte constitutiva de todo. No tendría sentido que cuando tú vienes a ver el aura a un curso, ya la percibes, eso no significa que el aura aparezca ahí, por el hecho de que vengas a verla o quieras verla. Y luego cuando se acaba el curso y sales, y no ejercitas el ver, el aura ya no existe, desaparece.

Acaso todo el mundo, estén en dónde estén: en sus casas, conduciendo, en el parque, todos están inmersos en esos cuerpos que también les constituyen. Solo que nadie los percibe y en los cursos se dan las condiciones para que puedas llegar a ver algo que ya está existiendo en sí mismo, con independencia de que tú seas consciente, porque es parte de la realidad material no física, sino sutil pero objetiva. En ese sentido no depende de que tú percibas para que exista el aura. No es una creación, tú no vienes aquí y de pronto el aura va a aparecer, no vas a crear el aura, no será una ilusión. Acaso tendrás que ir asumiendo que ya estaba ahí todo el tiempo, acaso ahora, tú y yo, estamos aquí mismo, inmersos en todo eso que tú llamas el aura, solo que no lo puedes ver por el momento.

Así que si el aura ya está ahí solo tenemos que intentar hacer algo distinto para poder percibirla. Y si es cierto, en tu intento de aprender a ver el aura, tienes la mitad de la batalla ganada. La tienes delante de tus ojos, pero no sabes que hacer para darte cuenta

2) Ya tú ves. La segunda razón por la cual estos cursos pueden darse, en tan corto tiempo, es que de cierta manera tú ya ves.

Tú tienes creadas todas las condiciones biológicas y neurológicas, toda tu fisiología cerebral, tus procesos psíquicos incluyen la posibilidad de ejercer conscientemente el Ver. Vienes a este mundo con la capacidad de ver, y por si fuera poco, ya estás viendo. Pero tu ver acontece en un rango no consciente, de tus procesos mentales. Todos estamos percibiendo de manera no consciente los estímulos sutiles que afectan todos nuestros sentidos incluyendo el sentido visual. Pero somos únicamente conscientes de lo que estamos mirando de este mundo conocido (o realidad tonal), pero no somos conscientes de que una parte nueva registra datos de lo que llaman el aura, que provienen de otro orden de la realidad (realidad nagual).

Cualquiera que sea el sentido utilizado, incluso extrasensorialmente, todos estamos recibiendo durante todo el tiempo, datos, influencias, estímulos que son identificados, registrados y debidamente procesados por nuestro cerebro, solo que acontece a un nivel subconsciente y habitualmente no somos conscientes de ese sustrato profundo, donde ya estamos viendo inconscientemente. Si nunca Vemos a ese nivel, es porque nuestra atención siempre está anclada en mirar al mundo ordinario con el que estamos familiarizados. De hecho, la Tensergética llama “mirar” a esto que estamos haciendo ahora mismo cuando miramos conscientemente con nuestros ojos y llama “ver” a lo que estaríamos interesados en despertar conscientemente, que no es más que una forma nueva de mirar otro orden de la realidad y que ahora transcurre como un proceso lastrado y subconsciente. De modo que, hemos mencionado dos razones por las que este curso puede impartirse en tan corto tiempo: Porque ya todos vemos, pero subconscientemente esos ámbitos sutiles que llaman aura no son cotidianamente percibidos y que son parte de la realidad objetiva, que existe en sí misma, no es creada…Y queda una tercera razón...

3) Podemos llevar el “Ver” al “mirar” en ciertas condiciones, y de una manera más sencilla y fácil de la que puedas sospechar. De modo que, puedes hacerte consciente de esa modalidad subconsciente de tu propio VER usando técnicas sencillas y directas ,diseñadas para que emerja a tu conciencia, esa modalidad distinta de tu “Mirar” que llamamos “Ver” y experimentarlo como el hecho objetivo e ineludible que es.

En resumen

Los cursos de iniciación Visión Aural y Criptestésica te enseñan, en muy corto tiempo, a desplazar tu atención sensible a ese entorno de tu mente subconsciente dónde te mantienes percibiendo información sutil, de un mundo paralelo que existe objetivamente.

Solo se necesita conocer el procedimiento, y que se dan las condiciones, no importa que sea de un modo intensivo, porque ver no es un proceso lento ni difícil, se trata de hacerte sensorialmente consciente de un modo rápido y fácil.


¿Te gustó el artículo?

Vota para ayudarnos a destacar y recomendar los mejores artículos:


Artículo publicado por Tensergética Madrid el 22 Agosto 2018.